Más allá del ombligo

17 de marzo de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Uno de los problemas de buena parte de quienes son cartageneros por naturaleza o por adopción, es que no saben ni se interesan por las dos dispensadoras de felicidad y prosperidad más importantes que rodean la ciudad: el mar y el campo. Lo que hace común que no haya interés por la práctica de deportes marinos, por ejemplo, o que no se piense en las posibilidades de generación de riqueza y desarrollo sostenible que ofrecen las hermosas y fértiles tierras del Departamento de Bolívar. En este editorial nos ocuparemos de esto último, y ya habrá tiempo para discutir por qué estamos de espaldas al mar.

Estas palpitantes inquietudes salieron del encuentro sostenido entre el gobernador Turbay y su gabinete, y El Universal, en la que se revisó el estado de las inversiones hechas por el Departamento en los municipios de su competencia, incluida Cartagena. De entre todos los programas revisados, tiene sentido comenzar por mencionar las posibilidades de la actividad agropecuaria en Bolívar, teniendo en cuenta la insospechada importancia de este sector en la economía.

Para el caso, baste mencionar los datos y análisis provistos para este editorial por Danilo Contreras, secretario de Agricultura, quien recordó que la agricultura impulsa la economía de la mayoría de los países en desarrollo. Que en los países industrializados, tan solo las exportaciones agrícolas ascendieron aproximadamente a $290.000 millones de dólares en 2001. Históricamente, muy pocos países han experimentado un rápido crecimiento económico y una reducción de la pobreza que no hayan estado precedidos o acompañados del crecimiento agrícola. Y en nuestros lares, el Ministerio de Agricultura asegura que en 2017 el agro fue el protagonista de la economía nacional. Así lo revelan las cifras de mercado laboral, en las que el sector agropecuario impulsó la generación de 278.000 nuevos puestos de trabajo, convirtiéndose en la rama con mejor comportamiento en el trimestre noviembre 2017 – enero 2018. Según la FAO, Colombia “es uno de los cinco países más importantes para ser despensa mundial de alimentos por su ubicación y disponibilidad de tierras”.

Pese a las ventajas competitivas del departamento de Bolívar (ubicación geográfica, riqueza hídrica, conectividad terrestre, fluvial y marítima), el sector agropecuario tiene una importancia relativa al ocupar el noveno lugar de porcentaje de aportes al PIB departamental, con un 3.7 %.

Y la agricultura en Bolívar también está rezagada en el nivel nacional aportando solo el 2 % del PIB nacional agropecuario.

Si con todas esas ventajas y potencialidades, la agricultura en Bolívar está a la saga del sector a nivel nacional, obligado es concluir que, también en este tema trascendente, Cartagena se acostumbró a no salir de sus murallas y a desconocer las posibilidades del territorio adyacente que la ha provisto históricamente de alimentos. No sorprende que sean entonces connacionales de otros departamentos los nuevos propietarios de amplias zonas de territorio que deberían haber recibido las inversiones de los cartageneros.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS