No al terrorismo

21 de enero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Sabemos que con la marcha de ayer en el país, no se repara el dolor de las víctimas de la violencia, pero, sin duda, es un gran paso como sociedad rechazar masivamente esos actos que buscan acabar con vidas humanas y con la tranquilidad de todos los colombianos.

La explosión de un carro bomba el jueves pasado en la Escuela de Cadetes de Policía General Santander, en Bogotá, que dejó 21 muertos y 68 heridos, es un acto terrorista no solo contra la Policía y la institucionalidad, sino contra cada uno de nosotros.

Es positivo y esperanzador ver cómo las diferentes ciudades se sumaron para demostrarles a los violentos que están equivocados si creen que el terrorismo acabará con la unión de una Colombia que quiere vivir en paz.

Niños y grandes se unieron en un solo clamor: ¡Basta ya!, fue la frase que se repetía en cada rincón. A la sociedad no se le puede doblegar, mucho menos a punta de balas y bombas.

Ante tanta polarización y anuncios desafortunados por redes sociales de políticos y personas del común, fue acertado el mensaje del presidente Iván Duque, al decir que “esto (la manifestación pacífica) no tiene color político, esto es un tema cívico, patriótico. Hoy (ayer) marchamos como simples ciudadanos para rechazar la violencia”.

Se equivocan aquellos que se aprovechan del dolor de las familias de las víctimas, para hacer política. En las manifestaciones de ayer se hizo visible la gente de los barrios, que sienten y quieren un país mejor.

No se puede permitir que el Eln se siga burlando de los colombianos. El 27 de enero de 2018, en el gobierno Santos, también se le atribuyó el atentado terrorista contra la estación San José, de la Policía en Barranquilla, que dejó seis agentes muertos y 47 heridos. Es decir, el mensaje de ese grupo ha sido el de la barbarie, no ha mostrado ningún interés en dejar las armas, por lo tanto, será trascendente cada decisión que tenga que tomar el presidente Duque contra esa organización terrorista para defender las instituciones y al país.

En la manifestación convocada a través de las redes sociales con la etiqueta #MarchaPorNuestrosHéroes, en homenaje a los policías muertos, muchos también recordaron la memoria de los líderes sociales muertos. Son válidas todas estas protestas contra la guerra y aplaudimos la iniciativa, pues es injusto seguir escuchando el llanto de las familias por culpa de la violencia.

Creían los violentos que con el terrorismo desestabilizarían el país, un mensaje que se debe tener en cuenta para estar alertas. Con la manifestación de ayer se notó que hay una Colombia visible, que no se esconde y que exige respeto.

Miles de colombianos cumplieron con la cita y respondieron a la invitación para al unísono decir: “No al terrorismo”. No solo se lamentaron y se repudiaron las muertes, sino que también se agradeció a cada uno de los policías por su labor y por seguir velando por nuestra seguridad.

Con una muestra de solidaridad como la de ayer, y de seguir en ese rumbo, va a ser difícil que la perversidad se imponga en el país.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS