No más abuso de autoridad

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las autoridades investigan un presunto caso de extorsión de agentes del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) a un grupo de turistas holandeses.

El domingo a mediodía, los uniformados les habrían cobrado 150 dólares a la bajada del puente de Pasacaballos, que conduce hacia Barú, para dejarlos ingresar a Playa Blanca.

El denunciante de este bochornoso episodio ante los medios de comunicación fue el mismo alcalde (e) de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, quien conoció el incidente de boca de los propios afectados.

En el retén, según contaron los turistas que viajaban en un vehículo alquilado, los agentes del DATT se negaron a dejarlos pasar y repetían varias veces la cifra “150”.

Los visitantes, que no hablan español y se les entiende poco el inglés, sacaron de sus bolsillos 150 dólares, los entregaron y siguieron su rumbo.

Al llegar al hotel donde tenían la reserva, confundidos, le manifestaron lo ocurrido a la administradora, quien de inmediato les hizo saber que había sido un abuso.

Londoño Zurek aprovechó la formación de rutina de los funcionarios del DATT en la mañana de ayer, para visitarlos y averiguar qué agentes participaron en esa presunta extorsión. Ayer mismo se conoció que los uniformados que habrían participado en este hecho de corrupción, fueron identificados.

Es lamentable que siga habiendo casos como este en la ciudad. Hace una semana se conoció, también a la bajada del puente de Pasacaballos, la queja de un médico al que supuestamente agentes del DATT le pidieron dinero para no aplicarle un comparendo.

En marzo un juez condenó a un agente de tránsito a ocho años y tres meses de prisión y a pagar una multa de unos 46 millones de pesos por el delito de concusión que le imputó la Fiscalía. La denuncia la hizo un turista que transitaba en horario de ‘pico y placa’, quien en vez de entregarle los 100 mil pesos que le pedía el hoy exagente, llamó al Gaula.

Sin duda esa es otra forma de acabar con el turismo que tanto necesita la ciudad. Los holandeses por ejemplo, luego del incidente pensaron en irse a Santa Marta antes de lo planeado.

Es gravísimo que cualquiera, incluyendo un turista, se sienta estafado por las autoridades que deben hacer cumplir la ley. Estas denuncias son reiterativas, por lo que urge “tomar control al interior del DATT”, como dijo el alcalde (e).

Los agentes encargados de los operativos de control que se dedican a estafar, no deben estar en esa institución, pues además de empañar el trabajo serio de los demás compañeros, le hacen mucho daño a la ciudad.

 


 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS