Nuevos aires en Educación

20 de enero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Renovadas esperanzas en que la Educación puede ocupar el lugar que le corresponde en la sociedad surgen después de conocer un poco más a la nueva secretaria de Educación, Olga Elvira Acosta Amel, escogida por el alcalde William Dau tras pasar los filtros de la convocatoria pública para conformar su gabinete de Gobierno.

Como primer símbolo alentador tenemos que la secretaria de Educación no le debe su nombramiento a político alguno, con lo cual se garantiza que los intereses públicos estarán por encima de los requerimientos subalternos.

Otra imagen interesante la aporta la lustrosa experiencia y conocimientos acumulados por la profesora Acosta Amel, magíster en Ciencias de la Educación, docente de muchos años y rectora de varias escuelas, con un gran reconocimiento y respeto entre profesores y cientos de aprendices que han pasado por sus clases con muy grata recordación.

Tranquiliza saber que la institucionalidad educativa de la ciudad estará en manos de una profesional que se ha obligado a elevar el nivel de formación de docentes y estudiantes, para poner a los colegios públicos en la línea de salida de la vergüenza de ocupar, por años, bajos niveles en los resultados de pruebas que son aceptadas internacionalmente por su capacidad de cotejo universal.

La secretaria Acosta, en entrevista divulgada ayer en nuestras páginas, ha lanzado una propuesta a la ciudad, consistente en lograr una gran cooperación entre los sectores público y privado, y en concitar a un pacto colectivo por la educación de Cartagena, lo que sería imperdonable eludir. Todos tenemos que sumarnos a ese llamado, pues, ¿qué proyecto de ciudad tiene mayor importancia que la educación y, sustancialmente, la educación de las nuevas generaciones de cartageneros?

La secretaria Olga Elvira Acosta está convencida de que nuestros hijos necesitan mucho más que un proceso pedagógico; sin un proceso de inclusión desde lo social y lo educativo específicamente, no será posible lograr romper las barreras de promoción tanto en lo económico como en lo emocional en cada ser que se forma en las instituciones de educación públicas.

Como docente y directiva escolar por años, la profesora Acosta sabe muy bien que la Secretaría de Educación, por priorizar la contratación de procesos, servicios y personas, se fue alejando de la función sustancial de liderar el mejoramiento continuo de los procesos formativos, pedagógicos e institucionales en las entidades educativas del Distrito, así como de los procesos de formación docente, y la promoción de estrategias concretas de articulación de la educación, con las demandas de una ciudad compleja como Cartagena, y el perfil y las necesidades singulares de sus habitantes.

Una maestra altamente calificada tiene ahora el reto de poner a la ciudad en modo Educación. Para ello, una de las herramientas con las que cuenta es el Plan Maestro de Educación. La ciudad espera que antes de dejar el cargo entregue, si no el PME que el Concejo Distrital saliente no aprobó, sí uno definitivo que cuente, como lo dijo en la mencionada entrevista, con más aportaciones desde todas las visiones... pero que lo deje aprobado.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS