Editorial


Otras de Bocala

“Queda claro que Bocala se erige como un destino predilecto de los ladrones, lo que supone adoptar medidas especiales para este sector turístico y residencial”.

EL UNIVERSAL

14 de febrero de 2024 12:00 AM

En pasados editoriales nos hemos referido a problemas de Bocala, algunos de los cuales han recibido atención por parte de la administración distrital anterior y de la actual; pero hay otros puntos que la comunidad ha formulado a la Alcaldía.

Tal como lo han expresado los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de Bocagrande y Castillogrande, la intrusión de mareas es el mayor de los problemas, que amerita la especial atención del Distrito en la medida que afecta no solo la calidad de vida de residentes y visitantes, tanto por la afectación patrimonial por el daño a la infraestructura pública y la desvalorización de las propiedades, como por los riesgos de salubridad y la movilidad. Es tiempo que se sienten los representantes de la Administración a escuchar las distintas propuestas que hay para enfrentar un tema que cada vez se complicará más con las realidades del cambio climático.

De hecho, el mar de leva de la semana pasada destruyó parte de la infraestructura pública y privada, lo que no había ocurrido antes, y amenazó con desbordase hacia la Calle Quinta, algo verdaderamente extraordinario.

El caos, desorden y bulla insoportables que están causando los buses turísticos, que de un momento a otro parece que hubiesen sufrido una explosión en cantidad, pues raudamente se llenó Bocala de muchos de estos vehículos ruidosos, provenientes de otras ciudades, rompiendo el equilibrio del negocio existente, y de la tranquilidad de cuadras residenciales o de Castillogrande, que no tiene uso comercial o turístico. Urge la definición de horarios de funcionamiento, sitios de paradas temporales, tiempos, restricciones de las rumbas y del perifoneo en horas nocturnas, y fijación de un límite máximo de chivas o buses rumberos. Sentarse a acordar con propietarios y conductores de estos vehículos con las autoridades, gremios turísticos y voceros de los residentes procede, y después imponer severas sanciones a quienes violen las normas acordadas.

Y en cuanto a la movilidad, considerar la aplazada construcción del túnel entre Bocagrande, desde el Parque de la Mariamulata hasta la Avenida Rafael Calvo, construyendo simultáneamente la Quinta Avenida de Manga.

Por último, con los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana de Cartagena Cómo Vamos de 2023, relativos a la percepción de inseguridad en la ciudad, que llega al 52% de los cartageneros, en el que los atracos a mano armada son el principal temor de la ciudadanía, lo que va en concordancia con lo informado por la Policía Metropolitana en cuanto a que en enero de 2024 hubo 605 robos (en enero de 2023, 739 casos), siendo la zona turística la más afectada, singularmente el Centro, Bocagrande y Getsemaní, queda claro que Bocala se erige como un destino predilecto de los ladrones, lo que supone adoptar medidas especiales para este sector turístico y residencial.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS