Editorial


POT 20 años

Se mira con esperanza el impulso a la construcción del nuevo POT; y nada afectará su futura legitimidad si se concierta mediante un completo diálogo social.

EL UNIVERSAL

22 de noviembre de 2021 12:00 AM

El sábado 20 de noviembre el POT cumplió 20 años. Mediante el Decreto 0977 de noviembre 20 de 2001 el alcalde de entonces, Carlos Díaz Redondo, adoptó el documento que no fue acogido dentro del término legal por el Concejo Distrital.

Tras algunos amagues de modificación o actualización integral de nuestro Plan de Ordenamiento Territorial, por fin pareciera que estamos en el camino de construcción de una versión que podría estar lista antes de que concluya el actual periodo de gobierno, según las voces del secretario de Planeación Distrital, Juan David Franco Peñalosa, quien informó del inicio de las mesas para la fase de Formulación del nuevo Plan.

Desde esta tribuna se considera prudente que, antes de avanzar en tal fase de Formulación, se divulgue y explique públicamente los resultados de la etapa de Diagnóstico Final ya cerradas las mesas sectoriales realizadas en la última semana de octubre. Conocer la posición del Consejo Territorial de Planeación sobre ese documento, y qué ha ocurrido con el Consejo Consultivo de Planeación, permitirá un diálogo real con la ciudad con miras a lograr un diagnóstico aterrizado a la realidad del territorio y efectivo para pasar a la fase de Formulación.

Reiteramos lo expuesto en anterior editorial, en cuanto a que el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio expidió el Decreto 1232 de septiembre 14 de 2020 con el fin de precisar que, en las etapas de Diagnóstico y Formulación, los municipios y distritos deben establecer los mecanismos para garantizar la participación democrática en los términos fijados en la Ley 388 de 1997; por lo que es imperioso revisar si en el Diagnóstico se muestran aspectos como el de garantizar áreas que permitan la expansión y sostenibilidad de la actividad portuaria en la bahía; o la disponibilidad de oferta de tierras para el desarrollo de actividades industriales; o garantizar la mitigación de impactos en las comunidades a través de programas sociales obligatorios.

De la misma manera, deben estar allí los primeros lineamientos para definir la política y normas para el desarrollo de viviendas VIS que el POT del 2001 no contempló. Sería apropiado que el Diagnóstico muestre qué pasó en estos 20 años con el banco de tierras para VIS, entre otros aspectos, como el de priorizar viviendas VIS en los centros poblados del Distrito (Boquilla, Bayunca, Bocachica y Pasacaballos), sin olvidar lo relativo al desarrollo ordenado de la Isla de Tierrabomba.

También es aconsejable que la etapa de Diagnóstico permita que las entidades gubernamentales concurrentes (Dimar, Minambiente, Cardique, etc.) cuenten en el proceso de concertación para abrirle paso a las futuras aprobaciones.

Se mira con esperanza el impulso que ha tomado la construcción del nuevo POT; sin embargo, nada afectará su futura legitimidad si se concierta mediante un completo diálogo social.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS