Editorial


Presidirá una mujer

“En las manos de la concejala Gloria Estrada estará la dirección del Concejo en 2022. Es discriminatorio que se le pida más por ser mujer que a sus (...)”.

EL UNIVERSAL

12 de octubre de 2021 12:00 AM

El Concejo de Cartagena acaba de dar un paso importante en el objetivo universal de empoderar a las mujeres en cargos tradicionalmente desempeñados por hombres en la política, como es el caso de la presidencia de ese ente edilicio.

A pesar de que cada vez más mujeres son elegidas para desempeñar este servicio público, el de concejal tradicionalmente ha sido un oficio en el que los hombres llevan las banderas de la dirección y orientación de tales corporaciones, precisamente por las dificultades y escollos intencionalmente fabricados para entorpecer el relacionamiento y desempeño de los colegas en un ambiente naturalmente enrarecido, en el que el clima de entendimiento normalmente es turbio y las traiciones hacen parte del juego de poderes en la medida que los partidos y movimientos políticos se encuentran y desencuentran en los asientos desde los que los concejales definen buena parte del presente y el futuro de la ciudad.

La política municipal envilece; en su entorno confluyen sentimientos y compromisos extremos, en tanto que allí se despliegan energías que se ponen al servicio de la gente y la ciudad, pero también florecen bajas pasiones e intereses oscuros producto de la confrontación política en su más concreto, cercano y local escenario.

No hace falta sino citar el más reciente de sus sucesos; esto es, la elección de la Mesa Directiva para la vigencia 2022, propósito que sirvió de escenario para que se mostrara meridianamente lo que se cuece en su interior cuando de definir espacios de poder se trata. Aunque lo que ocurrió no fue nada diferente de lo que suele pasar en situaciones similares, el hecho de que ahora el público pueda ver en directo la manera como los concejales se desenvuelven en las sesiones formales, exponen más a estos a la calificación de la ciudadanía, no solo sobre sus ejecutorias, también sobre sus estilos. Y vaya si en las maneras de no pocos de estos sí que están para no dar lecciones de elegancia y desenvoltura, con lo cual ahora se pone en evidencia, todavía más, quiénes no hojearon los libros que tenían que leerse para adquirir la estatura de estadistas, que es la vocación virtuosa que deben transitar quienes escogen dirigir los destinos de la polis, sin mediocridad.

Finalmente, la elección de Mesa Directiva para 2022 se dio, después de descarnados dimes y diretes, sobrados de acritud; pero, como lo dijeron recientemente dos de los actuales concejales, nuestro Concejo distrital es una corporación que ostenta pésima imagen, incluso con la comisión de actos que degradan la democracia.

En las manos de la concejala Gloria Estrada estará la dirección del Concejo en 2022. Es discriminatorio que se le pida más por ser mujer que a sus compañeros que la han precedido; pero precisamente por lo que supone para esa ardua lucha que sus congéneres han librado por siglos, en su desempeño recibirá una atención especial.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS