Proyectos de ciudad

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Antier se reunieron en la Cámara de Comercio de Cartagena el gobernador, Dumek Turbay; la alcaldesa (e), Yolanda Wong; y los miembros del Consejo Gremial, y discutieron una agenda común de proyectos prioritarios para Bolívar y Cartagena, que luego le sería presentada al presidente electo, Iván Duque. Se estableció una ‘mesa permanente’ integrada por esos tres grupos para hacerle seguimiento a proyectos y asuntos clave como las obras del Canal del Dique, imprescindibles para salvar la bahía de Cartagena como puerto, dada su sedimentación galopante, y también como cuerpo de agua cuyo ecosistema debe recuperarse; los proyectos portuarios indispensables; los próximos Juegos Nacionales; el nuevo aeropuerto; además de las necesidades sociales de fondo de la ciudad, que son prioritarias.

Los presentes también enfatizaron que la Base Naval no debería moverse de Cartagena. “No vamos a permitir que se lleven la Base Naval de Cartagena”, dijo la alcaldesa (e) Yolanda Wong, mientras que el gobernador, Dumek Turbay, dijo que “Por ningún motivo Cartagena y Bolívar permitirán que la Base se la lleven a otro sitio”.

Por otra parte, el comandante local de la Armada, almirante Gabriel Pérez, le ratificó a El Universal que, contrario a algunos rumores, ninguna parte de las fuerzas ni dependencias bajo su mando habían sido trasladados a ningún lugar fuera de Cartagena, ni de momento hay proyectos para hacerlo. En el ambiente enrarecido que hay ahora respecto a llevarse la Base Naval, se disparan los rumores y entendiblemente, se enardece la ciudadanía, especialmente porque en Cartagena hay una sensación de haber sido engañados por el Gobierno nacional.

El proyecto de la Base Naval, como fue planteado al principio, era un ‘gana gana’ para Cartagena, ya que se construiría una nueva instalación ‘llave en mano’ en Tierrabomba que no solo incluiría los barcos, submarinos y sus elementos de apoyo, sino que habría una ciudadela para el personal de la

Armada que incluiría colegios, centros de salud y todas las demás necesidades, además de una pista aérea militar con la facilidad de acomodar vuelos civiles si fuera necesario por cualquier motivo. Y todo lo anterior a su vez crearía empleos nuevos para la gente de Tierrabomba. Para poder desarrollar este proyecto tendría que construirse un puente entre Bocagrande y esa isla, que garantizaría que sus habitantes, raizales y nuevos, estarían integrados a Cartagena las 24 horas mediante transporte público y privado.

En las anteriores circunstancias, mover la Base Naval era como un regalo para Cartagena, que ganaría nuevos espacios para diversos usos públicos, desarrollaría a Tierrabomba, y seguiría con las instalaciones en su jurisdicción. El cambio radical de estas condiciones por el Gobierno central, y su apetito desmedido por desarrollar el lote de Bocagrande, no ha sido de buen recibo.
Celebramos entonces la unión entre los sectores público y privado, indispensable para impulsar todos los proyectos de Bolívar y su capital, incluyendo dejar la Base Naval en nuestra jurisdicción.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS