Editorial


Real expectativa

“Cartagena, una ciudad conocida siempre por deportes como béisbol y boxeo, pero que hoy también es tierra de fútbol y se merece lo mejor.

Se inicia una nueva era en el Real Cartagena, equipo que la ciudad lleva en el corazón, pero del que se han recibido más tristezas que alegrías a través del tiempo.

Hagamos un repaso. La Primera A es la élite del balompié profesional y Real solo ha jugado ahí once torneos: (1992, 2000, 2001, 2002, 2005, 2006, 2007 2009, 2010, 2011 y 2012).

Mientras que en la B, un campeonato que se mide por lo bajo, el equipo de La Heroica ha estado en 19 oportunidades (1993, 1994, 1995, 1996, 1997, 1998, 1999, 2003, 2004, 2008, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017, 2018, 2019, 2020 y 20021).

Cuando el balón ruede hoy, a las 8 de la noche, en el Estadio Jaime Morón, Real enfrentará a Cortuluá y estará iniciando su noveno torneo consecutivo en la Primera B, un campeonato que no se merece una plaza tan importante como Cartagena, una ciudad conocida siempre por deportes como béisbol y boxeo, pero que hoy también es tierra de fútbol y se merece lo mejor.

Volver a la Primera A debe ser la meta del Real Cartagena, equipo que necesita el apoyo de la afición y la prensa cartagenera, pero también de una mejor administración de sus directivos para poder tomar de una vez por todas el camino del éxito. Esto último, sumado al esfuerzo de jugadores y cuerpo técnico, resulta clave.

Con la llegada de Colombiagol, en cabeza de Helmut Wenin y Renato Damiani, los nuevos accionistas mayoritarios del plantel, se ha creado una gran expectativa. Colombiagol es una exitosa agencia encargada de ubicar a los distintos jugadores en el plano nacional e internacional. Ellos representan a varios futbolistas de todo el país, la mayoría jóvenes con buena proyección.

Real tiene en sus filas 10 jugadores con microciclos y procesos en la Selección Colombia. Dos de ellos estuvieron en el Mundial de Polonia en la categoría sub-17: David Lemus (arquero) y Etilso Martínez (volante). Eso, obviamente, no es un dato menor, ponerse la camiseta de Colombia en cierta forma avala el talento de un jugador.

Además, Renato Damiani, nuevo presidente de Real Cartagena, dijo que las puertas del club hoy más que nunca están abiertas para el jugador bolivarense y que la cantera tendrá toda la atención de los socios, que creen firmemente en que el club tendrá uno de los mejores semilleros del país. Ahí está el futuro.

También anunció ayer en entrevista con nuestro editor general, Javier Ramos, que el ascenso es prioridad en su administración y que los partidos que acumularon varios de los juveniles en el torneo anterior les permitirán llegar más preparados para afrontar los cuatro cupos de ascenso que se disputarán este año.

Al equipo llegaron jugadores de experiencia como Jhony Meza, Juan Pablo Pino, José Enamorado e Ignacio Cuffaro para aportar experiencia y ayudar a los juveniles, en cabeza de su técnico Nilton Bernal.

Llegó la hora de ponerse la camiseta de verdad. Cartagena necesita el ascenso, pero eso es algo que deben ayudar a construir técnico, jugadores, directivos, hinchas y periodistas desde el lugar que le corresponda a cada quien.

TEMAS