Retos inquietantes

11 de diciembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Después de escuchar las palabras de clausura de las últimas sesiones ordinarias del Concejo Distrital correspondiente al cuatrienio 2016-2019 por parte del alcalde (e) Pedrito Pereira, y sus declaraciones sobre otros hechos acaecidos en esta semana, así como la revelación de los nombres de quienes como aspirantes encabezan los puntajes para la próxima elección de personero distrital, queda claro que el cierre de año del alcalde saliente no todo será navidades felices, y que el arranque del entrante ya se muestra como un camino lleno de espinas.

Por ejemplo, no deja de sorprender la andanada de embargos que han caído sobre los recursos en cuentas bancarias distritales, lo cual restringe en demasía la capacidad de movimiento de la administración distrital, que no podrá cumplir con todos los pagos que proyectaba para el cierre de mandato.

Si no fuera porque el Distrito no siempre ha sido buen pagador, no pareciera fortuito que la explosión de medidas cautelares sobre recursos del erario local sucediera justo cuando comenzará el gobierno de un nuevo alcalde que goza del afecto de todo tipo de seguidores, pero seguro que no de entre quienes se sienten derrotados por quien utilizó como símbolo un tractor.

Para ningún analista de los más elementales conceptos de la práctica política puede escapar que un tractor sin gasolina no solamente no puede arrasar con lo que serían los obstáculos a remover, sino que, por el contrario, se convierte en un vehículo pesado que necesita del empuje de muchísimas manos para ponerlo a andar. Por lo mismo, si en algo tiene que prestar atención el alcalde electo es en cómo despegar con semejante atadura de manos.

No es menos expectante prever qué pasará con la elección de personero y contralor distritales, pues no sería extraño que haya preferencias sobre candidatos desafectos de William Dau, o que son cercanos a casas que con razón se incomodan por quien ocupará desde el 1 de enero el escritorio principal del Palacio de la Aduana. Conociendo la característica aprehensión del próximo alcalde, no tendríamos por qué extrañarnos que un mensaje figurativamente hostil de las mayorías del Concejo, sea percibido como una precipitosa declaración de guerra, pues una cosa es elegir a un personero o un contralor independientes del burgomaestre distrital, que es lo ideal, y otra cosa optar por un enemigo no confeso. Y de William Dau puede decirse muchas cosas, pero no que carece de la agudeza de los individuos acostumbrados a la confrontación política o jurídica.

También se enfrentará la nueva administración a las vicisitudes que causarán la prolongación o no del contrato de concesión del alumbrado público o la continuidad de la tramitación del proyecto del corredor portuario o APP de la quinta avenida de Manga que han despertado, y con razón, tanto interés entre la ciudadanía y ruidosa discusión en la corporación edilicia.

En suma, no son pocos los obstáculos que tendrá que sortear el nuevo alcalde, y que se han mostrado con crudeza este inicio de semana. Seguramente serán principalísimos temas para tratar en lo que queda del empalme.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS