Sembrando ideas

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hay Festival Cartagena 2019, fue en cuatro días delirantes, la siembra cultural más arriesgada y ambiciosa del mundo en Cartagena, pero a su vez, fue el diálogo de Colombia con el mundo. Esta versión privilegió la voz y el pensamiento de las mujeres de África, Europa, Asia, América, no desde la perspectiva feminista, sino de manera global e integral; el activismo al servicio de los derechos humanos, el respeto a las diferencias culturales, y la preocupación por encontrar soluciones pacíficas de transición hacia la democracia en países como Venezuela o Irán.

Este encuentro de Cartagena dejó posiciones claras y contundentes como las de la Premio Nobel Shirin Ebadi, quien destinó el dinero del premio a crear una oficina para proteger a presos políticos o personas que, por no estar de acuerdo con el gobierno iraní, fueron encarcelados.

Ebadi no solo protege a esos presos, sino que asiste a la familia de los perseguidos y entrega su dinero también para atenderlos en caso de enfermedades, tanto del que está encarcelado como a su familia. Su ejemplo humanista se despliega en distintos frentes, tras la búsqueda de paz en su país y el mundo. La novelista africana, Chimamanda Ngozi Adiche, cuyo manifiesto Todos deberíamos ser feministas, está dirigido por igual a hombres y mujeres, por la reivindicación de derechos, asumió la responsabilidad, por decisión propia, de impulsar el quehacer de treinta mujeres afro en Colombia, para editar un libro colectivo.

La poesía trajo revelaciones en este Hay Festival: la obra del rumano nominado al Premio Nobel de Literatura, el magistral poeta Mircea Cartarescu, autor de la trilogía Cegador y de la novela Solenoide, es un autor de culto en toda Europa. La voz de la japonesa Koyo Tawada, para quien los seres humanos no podemos dominar la naturaleza, porque formamos parte de ella, y nos presenta en su novela Memorias de una osa polar, una nueva lectura de la humanización en la que animales y plantas observan la conducta del ser humano.

Colombia mostró la visión de mujeres pensadoras y creativas, como la de la artista Doris Salcedo, con el arte vinculado a la memoria vulnerada en los conflictos sociales; la periodista Patricia Lara, con su libro Adiós a la guerra: una historia breve de los conflictos en Colombia; la novelista Laura Restrepo, con su obra Los divinos, que indaga sobre la mente pervertida de ciertos colombianos nacidos en medio del confort y el despilfarro. La historiadora Diana Uribe, con su libro Brújula para el mundo. La poeta y novelista Piedad Bonnett, con sus obras Lo que no tiene nombre y Donde nadie me espere. La sabiduría de la cocina de Leonor Espinosa. La cantadora Totó la Momposina, que junto a la cantautora Mónica Giraldo, mostraron su faceta poco conocida como intérpretes de boleros y canciones italianas, sin perder su raíz de musical ancestral. Luego de más de cien actos en cuatro días, Hay Festival dejó sembradas múltiples visiones del mundo y de los seres humanos.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Editorial

DE INTERÉS