Editorial


Turismo creciente

EDITORIAL

17 de enero de 2016 12:00 AM

Zully Salazar F., cabeza de la Corporación Turismo Cartagena de Indias, emitió un informe con las estadísticas turísticas de fin de año y dijo que la ciudad es “el destino turístico por excelencia de Colombia para viajeros nacionales”, creciendo 28,6% entre el 26 de diciembre de 2015 y el 11 de enero de 2016.  Y en diciembre de 2015 “llegaron 25,4% más pasajeros aéreos nacionales” que en diciembre de 2014, “el crecimiento más alto en los dos últimos años” según Salazar.

La Sociedad Aeroportuaria de la Costa (SACSA) informó que los viajeros en vuelos internacionales “también crecieron: entre el 26 de diciembre y el 11 de enero, se incrementaron 11,6%”, frente al año anterior, y en diciembre crecieron 16,7%.

Los turistas de cruceros según la SPRC en diciembre de 2015 fueron  50.043, 45% más que en diciembre de 2014. Hubo 36 recaladas, “14 más que en igual período de 2014”.

El 70% de los hoteleros del Capítulo local de Cotelco reportó que entre el 23 de diciembre y el 10 de enero, la ocupación fue de 81%, y el 31 de diciembre fue de 94,3%; y en el puente de Reyes, de 82,1%. De los muelles de turismo salieron 56.442 pasajeros entre el 15 de diciembre y el 11 de enero.
Salazar enfatizó que el principal empleador de la ciudad, con 30% del total, es el sector del comercio, hoteles y restaurantes, “por encima del empleo industrial que es del 10%”.

Las estadísticas turísticas impresionan, especialmente su crecimiento en todas las áreas. Es una gran noticia para la economía de la ciudad y para la cantidad de empleados formales del sector. A la vez, esta sobrecarga poblacional que recibe Cartagena le pone una presión enorme a la ciudad, especialmente a la movilidad y a los servicios públicos (a pesar de lo cual, afortunadamente, la energía eléctrica no falló).

El alcalde Manolo Duque entra al cargo en un momento cumbre del turismo, pero a la vez complejo, en el que debe fijarse unas metas claras. Chatarrizar las busetas y buses del viejo sistema de transporte tiene que ser una de sus prioridades y es una de las que más afecta la calidad de vida de los cartageneros y de sus visitantes. Un porcentaje importante de estos últimos podría no volver si no se arregla la movilidad de manera seria, dándole al DATT muchas más herramientas y dientes para controlar la locura del tránsito y de los conductores que tenemos.

Otro lunar son las basuras en el sector turístico, que requieren no solo varias jornadas de aseo al día, sino 24 horas de servicio para mantenerlo limpio. También tiene que hacer algo serio con la ocupación de andenes y demás espacios públicos, cuyos comerciantes deberían ser trasladados a un sitio especial para ellos.

El turismo no puede hacerse a costillas de la ciudad, sino respetándola y mejorando la calidad de vida de sus habitantes primero, de lo que tiene plena conciencia la industria turística, pero falta contundencia en el entronque público privado para lograrlo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS