Editorial


Turismo, empleo y calidad de vida

El informe de fin de año de la Corporación Turismo Cartagena de Indias, presidida por Zully Salazar, fue muy positivo: SACSA reportó que en diciembre de 2014 aumentó 22% la llegada de pasajeros internacionales (de 20.000 llegadas mensuales a 23.148); en los 11 primeros días de enero crecieron 34% por el “aumento en la conectividad directa internacional logrado gracias al trabajo liderado por Procolombia, en conjunto con el sector privado, los gremios y los gobiernos Distrital y Nacional”, dijo Salazar, quien enumeró los vuelos nuevos de 2014 entre Nueva York y Cartagena (Avianca), Fort Lauderdale y Cartagena (JetBlue) y anunció el salto de “...tres a siete frecuencias semanales entre Nueva York y Cartagena de JetBlue a partir de enero de 2015”.

Según Salazar, las frecuencias internacionales se doblaron en 3 años, “de 23 a comienzos de 2012, a 46 a comienzos de 2015, y vamos por más”. La Sociedad Portuaria Regional de Cartagena dijo que “entre el 20 de diciembre y el 20 de enero, cerca de 34.000 cruceristas visitaron la ciudad”. Según Cotelco y Asotelca, “la ocupación hotelera entre el 20 y el 29 de diciembre fue de 76%, mientras que entre el 30 de diciembre y el 4 de enero fue de 89,2%, con un una ocupación cercana al 100% en la noche del 31 de diciembre” y “...el Puente de Reyes mostró una ocupación del 82%”.

Salazar dijo que “los conciertos de fin de año, el Festival Internacional de Música, Summerland, Art Cartagena, la Feria Artesanal Farex, entre otros, han contribuido a atraer visitantes a la ciudad en el primer mes del año y por eso es importante continuar apoyándolos”.

Todos estos resultados son muy importantes, pero uno de los más contundentes es que “El sector de comercio, hoteles y restaurantes, es el principal empleador del Departamento. El 30% del empleo es provisto por este sector, por encima del empleo industrial que es del 10%. Por eso debemos ver esta actividad como un verdadero motor de progreso que contribuye a mejorar el nivel de vida los cartageneros y a la generación de empleo”. Falta enlazar más el turismo de Cartagena con el de Bolívar, especialmente el de Mompox, para aprovechar la gran labor turística del gobernador Gossaín en esa hermosa ciudad histórica.

Un fenómeno no mencionado por Salazar, a pesar de que podría deberse a ella y su sector, dados sus programas previos de turismo social interno, es la masa humana de los barrios de Cartagena que visitó el Centro en diciembre, un primer paso para unir las dos Cartagenas.

Los datos de Salazar confirman lo reiterado aquí con frecuencia: el Centro Histórico, que es el corazón del turismo local, es la caja registradora de Cartagena, pero un salto cualitativo solo es posible mediante el trabajo mancomunado de los sectores público y privado. Alberto Abello dijo hace poco que el éxito de Cartagena podría ser su peor enemigo, observación probada esta temporada, donde la movilidad colapsó por el río de carros locales y foráneos. A nadie puede gustarle eso y hay que hacer las vías nuevas que se necesitan, comenzando por la avenida del Bicentenario, para que el turismo no perturbe la calidad de vida de los habitantes locales ni de los visitantes.

  NOTICIAS RECOMENDADAS