Política


A conciliación pasó proyecto para mejorar calidad del aire

La ley de la calidad del aire, cuya ponente es la senadora bolivarense Daira Galvis, pasó a conciliación y posteriormente será sancionada por el presidente Iván Duque. Las ciudades deben acoger la norma.

ERNESTO TABORDA HERRERA

30 de mayo de 2019 12:00 AM

En medio de tantas iniciativas en curso en el Congreso de la República, entre las que cuentan el proyecto de ley de reforma a las telecomunicaciones o proyecto TIC, y otros proyectos de ley pendientes, la plenaria del Senado aprobó, en cuarto y último debate, el proyecto que establece la protección de los derechos a la salud y al medio ambiente sano, imponiendo restricciones a las emisiones contaminantes de fuentes móviles.

El proyecto busca reglamentar los niveles máximos de emisiones para vehículos con motor de ciclo diesel que circulan en territorio nacional, y afectan el aire; y así proteger los derechos fundamentales a la vida, salud y a un medio ambiente sano.

La senadora ponente de esta iniciativa, Daira Galvis, afirmó ante la plenaria, que “nueve de cada 10 ciudades en Colombia respiran aire contaminado, teniendo consecuencias directas en su salud por lo que este proyecto permitirá una vida más sana con un aire más sano, más controlado y menos contaminado”.

Los contaminantes principales del aire son: el ozono a nivel del suelo, la contaminación de partículas de monóxido de carbono, azufre dióxido, y dióxido de nitrógeno.

El Partido Alianza Verde fue el promotor de la iniciativa en el Congreso. La senadora de esa colectividad, Angélica Lozano, vicepresidenta del Senado, es la autora del proyecto de ley. “Dos años trabajando en este proyecto, en discusiones, foros y mesas de trabajo con la comunidad. Un millón de gracias a mis asesoras”, dijo Lozano.

El aire en Cartagena

Recientemente en el país se encendieron las alarmas por la calidad del aire en las principales ciudades, siendo Bogotá una de las más afectadas.

En Cartagena, el Establecimiento Público Ambiental (EPA), anunció a este medio que cuenta con seis estaciones equipadas con monitores de calidad del aire. Tres de estos son automáticos y están ubicados en la Base Naval, la Zona Franca y La Candelaria. Los demás son semiautomáticos y se encuentran en La Bocana, Cardique y la estación de Policía de la Virgen y Turística, en el barrio Olaya. Estos monitores miden la concentración de material particulado en micras en el aire (contaminación) y ozono, otro material nocivo para el ambiente y la salud.

En un informe correspondiente a 2018, todos los equipos del EPA registraron valores dentro del rango de lo sano, con dos excepciones. La estación de monitoreo de la Zona Franca registró una concentración anual promedio elevada de 79,5 micras por metro cúbico de aire al año, que debe estar en 50, pero según el EPA el índice de Calidad del Aire (ICA) del sector continúa siendo aceptable.

La otra cifra anormal provino de la Base Naval, que registró un valor de 35,1 micras para la concentración que debe estar en 25 micras. Este valor se explica en la alta presencia de salitre por la cercanía del mar, lo que ha motivado al EPA a considerar el traslado de esta a El Laguito. Una vez empiece a operar la ley de calidad del aire, los establecimientos ambientales deben ceñirse a esos parámetros.