Política


Arquidiócesis de Cartagena explica pago de seguridad social de Cynthia Pérez

La jurisdicción eclesiástica indicó que el pago de $17 millones al Sistema de Seguridad Social corresponde a los aportes parafiscales de Pérez por los años que trabajó en una parroquia.

YESSICA RIVERA PORRAS

25 de octubre de 2020 06:00 PM

El nombre de Cynthia Pérez Amador sigue en la palestra pública pese a que el pasado 19 de octubre el alcalde de Cartagena, William Dau Chamatt, decidió liquidar su contrato como Primera Dama. (Le puede interesar: Alcalde Dau ordena dar por terminado contrato de Cynthia Pérez)

Esta semana se conoció una denuncia sobre las presuntas irregularidades en los soportes laborales anexados por Pérez en su hoja de vida, exactamente los relacionados con la iglesia María Madre de los Pobres, para la cual laboró como secretaria entre los años 2002, 2007 y 2008.

Según la denuncia, en el mes de marzo, días después que la Contraloría Distrital de Cartagena notificara la investigación en su contra, la parroquia ubicada en el barrio El Educador pagó una millonaria suma al Sistema de Seguridad Social por los aportes parafiscales de la mano derecha del alcalde William Dau, correspondiente a los años que trabajó en la misma.

Tras la polémica, la Arquidiócesis de Cartagena salió al paso de los señalamientos.

A través de un comunicado, Jorge Enrique Jiménez Carvajal, arzobispo de Cartagena, sostuvo que desde hace varios años Cynthia Pérez Amador ha participado activamente y de diversas maneras en la Parroquia María Madre de los Pobres.

Detalló que durante los años 2002, 2007 y 2008, cuando la parroquia era atendida por el padre Nelson Arango, Cynthia estuvo vinculada laboralmente por medio de un “contrato realidad”, así lo constata un certificado entregado por el párroco en ese momento a la exfuncionaria el 14 de septiembre de 2009.

Sin embargo, el arzobispo sostuvo que si bien se le pide a los sacerdotes que cumplan con todas leyes laborales y que lo reporten a la Curia Arzobispal, el padre Arango no hizo la afiliación de Pérez al Sistema de Seguridad Social, no pagó los aportes, no lo informó a la Tesorería de la Arquidiócesis y tampoco dejó los archivos correspondientes.

Jiménez Carvajal asegura que por ello en marzo de este año, cuando la Contraloría Distrital de Cartagena envió un requerimiento al párroco actual de la iglesia María Madre de los Pobres pidiendo una certificación detallada sobre el tiempo que Cynthia laboró en dicho lugar, se constató que no se había cancelado la seguridad social durante los años que trabajó y se procedió a su pago.

“El Ecónomo Arquidiocesano y el Asesor Jurídico de la Arquidiócesis con base en los documentos que se tenían, se llegó a la conclusión de que la Parroquia debía pagar la deuda de aportes al Sistema de Seguridad Social junto con los intereses, lo cual llegó a la suma de: $17.490.300, de los cuales $3.772.800 es la deuda y $13.717.500 son los intereses de la misma”, detalló la Arquidiócesis.

Agregó que dicho dinero fue cancelado el 11 de marzo gracias a un préstamo solicitado por el padre Christian Mercado, párroco actual de María Madre de los Pobres, a la Arquidiócesis, ya que este manifestó no tener los recursos necesarios para hacerlo.

“Linchamiento moral”

Pero eso no es todo, además de explicar el pago al Sistema de Seguridad Social por quien fuese la jefa de campaña del alcalde Dau, el arzobispo de Cartagena criticó los señalamientos hechos por distintos sectores políticos de la ciudad.

“¿Estamos asistiendo en Cartagena a un “linchamiento moral” de personas cuyo pecado es haber entregado toda su vida al servicio de los más pobres de nuestra ciudad?, ¿han robado algo al erario público?, ¿no tienen derecho a entregar generosamente su vida al servicio de los más pobres?, ¿cuáles son los verdaderos motivos para perseguirlos?, ¿si los sacan del camino quiénes pierden?, ¿si, a punta de infamias, desacreditan al padre Christian, quiénes ganan?, ¿quiénes los remplazarían para dar un poco de esperanza a la inmensa mayoría de la población de la ciudad?”, cuestionó el arzobispo de Cartagena. (Lea aquí: Primera Dama: “Es una jugada para intentar desestabilizar el gobierno”)

Añadió que “con mucha ligereza y en algunos casos, me imagino que con intenciones perversas, se ha juzgado este caso de Cynthia Pérez Amador. Con tremenda injusticia se ha tratado al padre Christian Mercado, a la Parroquia María Madre de los Pobres y a la Arquidiócesis de Cartagena. Creo que nos merecemos, mínimo unas disculpas. Con la honra y el buen nombre de ninguna persona se puede jugar. Estudiamos si se puede exigir una reparación por las injurias y también por las infamias que han corrido por las redes sociales y por otros medios. Nos duele que así se trate a nuestra querida Cartagena y a nuestra Iglesia Católica tan íntimamente unida al caminar de todos los cartageneros, especialmente de los más necesitados”.

Su desvinculación laboral

El alcalde William Dau decidió terminar el contrato de orden de prestación de servicios de la Primera Dama luego de que la Contraloría Distrital abriera un proceso de responsabilidad fiscal por presunto detrimento patrimonial.

El órgano de control alegó que Cynthia Pérez debía ganar $2,2 millones y no $7 millones porque esta no cumplía con las condiciones para ello, dejando ver que habría un detrimento de unos $33 millones.

A continuación el comunicado completo emitido por la Arquidiócesis