Política


Blockchain: así la tecnología fomenta transparencia política y electoral

Con la creación de sistemas seguros y verificables, muchas empresas y consultoras tecnológicas se involucran en el espinoso mundo de la política.

REDACCIÓN POLÍTICA

24 de marzo de 2022 04:09 PM

El uso de Blockchain en política, es algo que, poco a poco, se inserta en el imaginario ciudadano, especialmente en aquellos interesados en lo público o que se dejan llevar por las tendencias electorales. Esa tecnología tiene muchos avances y beneficios en pro de la transparencia gubernamental e institucional.

(Lea: Las palabras de Francia Márquez que alejaron a César Gaviria de Gustavo Petro)

Del Blockchain se ha hablado bastante por la seguridad que brinda en el registro de transacciones, el seguimiento de activos y en general como una tecnología disruptiva en el mundo de las finanzas. Pues bien, esta cadena de bloques, que logra reducir los riesgos y costos en los procesos donde se usa, también es útil en el escenario político, y sin duda se convierte en una herramienta clave que ayuda a crear transparencia, confianza y verificabilidad.

Brandon Zemp, jefe de operaciones de Blocolombia, consultora especializada en brindar educación e implementación de esta tecnología en el país, a funcionarios públicos y empresas del sector privado, cuenta los seis beneficios de esta tecnología en el plano político y electoral, que permiten tener un sistema más seguro y transparente, en el cual puede confiar la ciudadanía.

Confiabilidad y verificación de datos

En esta tecnología todas las transacciones validadas son inmutables, pues se guardan de forma permanente y pública, esto quiere decir que nadie, ni siquiera el administrador del sistema, puede eliminar un registro.

Si un candidato político elige ejecutar su campaña con apoyo del blockchain, la ciudadanía tendrá mayor acceso a la información: encuestas, votación, verificación del origen y rendición de cuentas por las promesas hechas, entre otras. Lo que significará un mejoramiento en su imagen al lograr transparencia y generar más confianza entre los ciudadanos.

Según señala Zemp: “en cada ciclo electoral se hacen promesas y las esperanzas son altas. Al final, los políticos no suelen cumplir lo que dicen. Blockchain crea una oportunidad para que las personas responsabilicen a sus funcionarios electos y estos los representen realmente. Han depositado su confianza y su dinero en las ideas políticas de un candidato, por lo que seguramente querrán asegurarse que lo prometido se cumpla”.

Mejor acceso a financiación

La tecnología facilita una creación de comunidad, en donde se puede confiar en otros sin instituciones que funcionen como intermediarios. En este proceso, se transfiere información y se generan registros a través de la colaboración y de contratos inteligentes, lo que facilita la participación en financiación de campañas políticas, a personas que de manera individual no podrían hacerlo.

Alianzas más efectivas y seguras

El blockchain permite a los partidos organizar de forma segura la información de sus simpatizantes, afiliados y otros grupos de interés, para poder segmentarlos con criterios de importancia estratégica y táctica. Así, se pueden generar planes de marketing digital con fines políticos más exitosos, pues se facilita la recopilación y seguimiento de la información.

Así mismo, y debido sus características como red descentralizada protegida por un lenguaje criptográfico, la ciberseguridad aumenta y es casi imposible el ingreso ilegal. De otra manera, si dichos datos son recopilados y almacenados en una red informática tradicional, cabe la posibilidad de que hackers puedan acceder a estos, usándolos a su favor en cualquier momento.

Uso en los procesos electorales

La creciente preocupación por la seguridad de las elecciones, el correcto registro de votantes y la accesibilidad de las encuestas, ha llevado a varios gobiernos a considerar las plataformas de votación basadas en cadenas de bloques.

Una provincia de Corea del Sur, el estado de Maine (Estados Unidos) en elecciones internas de partidos políticos y en votaciones de accionistas en Estonia, y la Unión Europea, valoran actualmente la posibilidad de su aplicación.

Para poder llevarlo a cabo, Zemp explica que: “cada persona tendría en su poder un token personal, no fungible (NFT), con el que puede ejercer su derecho y que le da la posibilidad de hacer un registro transparente, permitiéndole verificar que su voto ha sido contabilizado correctamente y que, manteniendo la privacidad de su decisión, los resultados pueden ser efectivamente auditados.” Lo anterior, permitiría minimizar el fraude electoral y maximizar la accesibilidad a las encuestas de opinión y de intención de voto.

Trazabilidad de los recursos

Con la cadena de bloques, cada peso en cada transacción queda registrada y observada. A través de esta trazabilidad, es posible rastrear el origen de los fondos. En escenarios posteriores a las elecciones, los gobiernos desembolsan anualmente enormes recursos para mejorar la educación, la salud, los programas sociales, la ayuda humanitaria, entre otras causas. Gracias a la capacidad del blockchain se pueden realizar contrataciones más seguras, reducir el número de actores involucrados y finalmente rastrear los desembolsos, de tal manera que se eviten los desvíos de dinero y se vigile la buena ejecución de los recursos públicos.

De esta manera, la tecnología no cesa en brindar alternativas para combatir la corrupción, los desfalcos del erario, la falta de transparencia en el gasto electoral de las campañas políticas y propiciar un óptimo ejercicio de lo público.
Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS