Política


Cabal: “Petro es un político sin hígado, no le importa ir contra los suyos”

La senadora habló con El Universal sobre las conversaciones con el Eln. “José Félix Lafaurie, sentado allí, puede afectar mis aspiraciones políticas”, expresó.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

22 de noviembre de 2022 12:00 PM

Tarde caraqueña. Hotel Humboldt, un icono arquitectónico sobre el cerro Ávila. Una vista privilegiada de la capital venezolana desde 70 suites de lujo. En el recinto, mientras huéspedes entraban y salían, ayer el Gobierno de Gustavo Petro reanudó las conversaciones de paz con el Eln. (Lea: Gobierno y el Eln reanudaron conversaciones en Venezuela)

El restablecimiento de las negociaciones, en el punto que quedaron bajo la gestión de Juan Manuel Santos, ha esperanzado a muchos con relación a la consolidación de un acuerdo que mitigue uno de los eslabones de la violencia en Colombia.

Cabal: “Petro es un político sin hígado, no le importa ir contra los suyos”

No obstante, son diversos los sentimientos de escepticismo para con el proceso. El expresidente Álvaro Uribe, a propósito del equipo negociador de Colombia, indicó que la participación de José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, en el grupo puede ser la voz de “muchos sectores, que por obvias razones, mantienen escepticismo sobre el éxito del acuerdo de paz con el Eln”.

Pero, aunque Gobierno y guerrilleros manifestaron su intención de construir justicia con cambios urgentes en la sociedad, para así restablecer los derechos y, según el Gobierno Nacional, construir un presente y futuro con dignidad, Lafaurie comparte hogar con una de las voces, tal vez la más representativa, criticas de este proceso: su esposa la senadora María Fernanda Cabal.

¿Usted qué percepción tiene del futuro de este proceso?

Es un grupo con una ideología peligrosa y un poder terrorista superior. No son más que eso. No deberían tener ni siquiera estatus político y su ideología es terrorífica porque modificaron las escrituras para legitimar su mensaje. Usar así el Evangelio es abominable, por eso son los creadores y promotores de la teología de la liberación.

Álvaro Uribe halagó la presencia de su esposo en la mesa de negociación. ¿Qué piensa de esto?

Bueno, pienso que José Félix es un hombre maduro y serio que asume esta propuesta como le dije. Yo le indique que fuera observador y no negociador, pues no tiene la experiencia en este tipo de escenarios. Él está ahí por su gremio y me parece que es la oportunidad de combatir esa narrativa mentirosa que creó la extrema izquierda sobre que los ganaderos propiciaron el nacimiento de las autodefensas y el paramilitarismo. Al contrario, han sido un gremio que ha sido víctima por décadas de secuestros, desapariciones, asesinatos y extorsión.

¿Considera que la invitación de Gustavo Petro a su esposo tiene intenciones ocultas?

Más que intenciones ocultas es la audacia de un político veterano como Petro que es una persona sin hígado y que no le importa ir en contravía de sus bases. La izquierda tiene esas licencias y es una jugada donde él valida el escenario invitando personas como José Félix, pero eso también tiene un costo para él, ¿no? O sea, gana y pierde.

Si tuviera la posibilidad de ser escuchada por el Gobierno Petro ¿qué tipo de negociación sugeriría o de facto recomendaría seguir con el tratamiento militar de la situación?

No. Yo no creo que tenga posibilidades de que me escuche el gobierno Petro pues yo soy de la posición de que el Estado se impone. Un Estado donde es legítimo el uso y el monopolio de la fuerza por parte de la Fuerza Pública. Yo sometería al Eln como lo hizo Uribe en su momento y después de someterlos, ya es posible tener una mano extendida Pero, ¿de entrada casa, carro y beca a delincuentes que lo único que han respondido es con más acciones terroristas cada vez que se los invita a negociar? Un despropósito.

Darle casa, carro y beca a los guerrilleros es un absurdo”

María Fernanda Cabal, senadora del Centro Democrático.

En temas más personales, que Lafaurie esté en Caracas, ¿ha pasado factura en su relación familiar o la situación se ha manejado con altura?

No. La relación personal es una relación de más de 30 años. Nosotros tenemos una conversación seria. Yo no comparto su postura porque de todas maneras es un riesgo, no por él ni por su gremio, porque él es veterano y su gremio lo entendió y lo avaló, sino por el efecto que eso tiene sobre mis aspiraciones políticas a futuro.

(Le puede interesar: Definida fecha para la moción de censura a la ministra de Minas, Irene Vélez)

En una entrevista reciente, Armando Benedetti dejó entrever que el Gobierno Petro va mal por ciertas actuaciones de su gabinete. Irene Vélez irá mañana al Congreso para una eventual moción de censura. ¿Cuál es su posición al respecto?

Irene Vélez es un desastre, pero el gobierno Petro es un desastre. Irene Vélez tiene una contaminación ideológica peor que la de Gustavo Petro. Vive en un universo imaginario donde los recursos energéticos son satanizados pero se exaltan de otro tipo de elementos. Entonces, según ella, toca decrecer porque hay países que crecen muy rápido. Ganar menos porque otro gana más es absolutamente absurdo, fuera de realidad.

Satanizar todos los recursos como el petróleo, el gas, el carbón, que son energía para privilegiar sistemas alternativos que además consumen una cantidad de minerales, lo desconocen los seguidores de toda la esquizofrenia del cambio climático que todo lo vuelven un extremo cuando no es así. Pues es eso es vivir en la irrealidad. Uno se copia de los países ricos no de los países pobres ni tomando decisiones en contravía de la evidencia.

Hace unos días, hablamos sobre la reunión del Grupo de Puebla y ahora el expresidente Ernesto Samper critica la Conferencia de Acción Política Conservadora, realizada en México a la que usted asistió recientemente. ¿Cómo toma sus críticas?

Las críticas de personajes como Samper, que se presumen liberales, son las típicas críticas del fascista. Ellos se permiten todo. Se creen con la licencia de opinar de todo, cuando el Grupo de Puebla es un grupo de convictos, delincuentes de lo peor, que tuvieron el privilegio de ser mandatarios para robarse el erario y ser cómplices y socios del narcotráfico.

Ahora les molesta que otros grupos que piensan diferente, que no inventan, que defienden la vida, no como la izquierda que aprueba el aborto hasta las 24 semanas o más, eso les parece genial. Según su concepto un niño no nacido no es nada, es un puñado de células, no es un ser sintiente. Pero a un pez le dan un estatus pues casi de persona porque así están de pervertidos. Entonces le molesta que estemos quienes de verdad defendemos la libertad y no cómplices de delincuentes y de terroristas como él.

¿Cómo visiona los próximos años de Gobierno Petro?

Veo que esto es un caos y que se va a recrudecer la violencia. Desarticular, desmoralizar, descabezar a los más altos mandos de la Fuerza Pública le va a traer su cuenta de cobro. Los delincuentes pueden mandarle carticas de paz y de amor, pero que no van a abandonar el crimen que les genera altas sumas de dinero. Veo un país desencuadernado, veo desempleo, veo desinversión y todo esto va a redundar en el empobrecimiento nuevamente de las personas más necesitadas, no al revés.

Negociadores y países garantes

El equipo negociador oficial del Gobierno para conversar con el Eln lo conforma el exmiembro del M-19 Otty Patiño; los senadores del Pacto Histórico, Iván Cepeda y María José Pizarro; el zootecnista de profesión, Rodrigo Botero; la abogada penal, Olga Lilia Silva López; el antropólogo Horacio Guerrero García; y el líder en derechos humanos, Carlos Rosero.

También la lista la conforman el coronel del Ejército Nacional en retiro Álvaro Matallana Eslava; la presidencia de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi); la antropóloga Dayana Paola Urzola Domico; el almirante Orlando Romero y el presidente de la Federación de Ganaderos de Colombia (Fedegán), José Félix Lafaurie.

Por el ELN están Pablo Beltrán, Aureliano Carbonell, Silvana Guerrero, quienes se sentaron en la mesa principal. En medio de la intervención del grupo armado, Beltrán aseguró que entre sus intereses no está ocupar curules en el Congreso de la República.

Al comienzo del proceso estarán como países garantes Cuba, Noruega y Venezuela, este último como país sede y anfitrión en el primer ciclo de los diálogos. Las conversaciones también las acompañará la Misión de Verificación de la Organización de las Naciones Unidas, las Fuerzas Militares de Colombia y la Iglesia católica.

  NOTICIAS RECOMENDADAS