Política


¿Cómo está logrando el primer Gobierno de izquierda tanto apoyo en el Congreso?

El proyecto de izquierda podría contar con el mayor margen de maniobra en el Legislativo de los últimos años. Hay división entre los conservadores.

COLPRENSA-EL COLOMBIANO

27 de junio de 2022 07:16 AM

Además de ser el primer proyecto de izquierda que llega al poder, el Gobierno de Gustavo Petro se perfila como el que menos oposición encontrará en el Congreso en los últimos años.

A solo una semana de que se alzó como el ganador de las elecciones presidenciales recibió el espaldarazo de varios partidos tradicionales. Su apoyo, sin embargo, no es un cheque en blanco. (Gustavo Petro, un presidente electo para tres países llamados Colombia)

Eso sí, le dará un margen de maniobra para llevar a cabo las ambiciosas reformas que propuso en campaña y que les quitan el sueño a algunos gremios empresariales de sectores tan diversos como la salud y los hidrocarburos.

Esa preocupación no parece tener el mismo efecto insomne en el establecimiento político, que empieza a rodear el inicio del nuevo Gobierno de izquierda con la misma diligencia con la que rodeó a los anteriores gobiernos.

Día a día cada vez son más los congresistas a los que les empieza a sonar la idea del “Gran Acuerdo Nacional” impulsado por el presidente electo. Hoy ya suma simpatías de casi todos los partidos, incluidos los liberales, los conservadores, los de la U y los de Cambio Radical.

El fenómeno muestra que la aritmética básica no sirve para explicar la política. Si bien la lógica indicaba que partidos como el Conservador –que es Gobierno con el presidente Iván Duque– serían oposición, hoy las sumas y restas muestran una realidad distinta.

El boquete conservador

Entrada la noche del sábado comenzó a circular un comunicado en el cual 39 de los 41 congresistas del Partido Conservador descartaban la posibilidad de ser una colectividad de oposición.

“Informamos a los colombianos que no seremos partido de oposición y declaramos nuestro respaldo a la agenda legislativa que proponga el gobierno que inicia y que convenga a los colombianos”, señalaron los legisladores electos que se posesionarán el próximo 20 de julio.

El presidente electo salió rápidamente a compartir el comunicado y a agradecer el pronunciamiento de la mayoría de conservadores. “El alma del Álvaro Gómez Hurtado de la Constitución del 91 revive en el Acuerdo sobre lo Fundamental”, señaló Petro.

El mandatario electo ya había dado muestras de los puentes que estaba construyendo esta semana, cuando se reunió con el senador Carlos Andrés Trujillo. El legislador dijo que se había reunido con Petro “en nombre del Partido Conservador y en representación de su bancada parlamentaria”.

Estos hechos dejaron claro que no se trata de simples fisuras dentro de las toldas conservadoras, sino que hay un auténtico boquete dentro de la colectividad.

A raíz del pronunciamiento de sus legisladores, el propio presidente del Partido Conservador, Ómar Yepes, aseguró que renunciará a su cargo. Su salida será oficial el próximo jueves, 30 de junio, durante la reunión del Directorio Nacional Conservador. Se espera que allí se defina cuál será la posición oficial. Es probable que sean independientes, aunque no se descarta la posibilidad de que se vuelvan de Gobierno. (Gustavo Petro propone que Piedad Córdoba dé un paso al costado)

Esto pese a las molestias de varios de sus líderes históricos, como el expresidente Andrés Pastrana, quien desde la campaña fue un acérrimo crítico del proyecto político del Pacto Histórico.

El pasado 24 de junio, Pastrana había criticado la narrativa del “perdón social” y dijo que los acuerdos debían pasar por el respeto a la propiedad privada y la defensa de las pensiones y la salud. “El resto de acuerdos es para la mermelada”, anotó el exmandatario.

El espaldarazo de Dilian

En la mañana de este domingo, el Partido de la U, cuya líder natural es la exgobernadora del Valle Dilian Francisca Toro, manifestó su apoyo a la agenda legislativa del Gobierno entrante.

En un comunicado firmado por ella se advirtió: “Luego de una reunión de bancada electa de congresistas, se ha decidido ser parte de la coalición parlamentaria del Gobierno electo para elección de las diferentes mesas directivas de las comisiones de Senado y Cámara de Representantes”.

No obstante, esto no significa que la bancada del Partido de la U se mantendrá afiliada al Gobierno del Pacto Histórico. De hecho, Dilian Francisca aclaró que esta decisión se concretará después de que haya “una serie de encuentros programados para tal fin”.

Así van las cuentas hoy

Tras conquistar a sectores tan diversos como la izquierda y fichas claves del Partido Conservador, el Gobierno de Petro tendrá un amplio margen de maniobra en el Congreso.

Con las 10 sillas que se anotaría de incluir al Partido de la U en la bancada de Gobierno, sumaría 65 de las 108 curules del Senado. Es decir, más de la mitad.

Si lo mismo sucede con los 16 asientos que tienen los de la U en la Cámara de Representantes, el Gobierno de Petro conseguiría 117 de los 188 puestos que tiene esa corporación (ver gráfico).

Falta ver qué sucede con otras colectividades como Cambio Radical, que tendrá 11 curules en el Senado y 18 en Cámara. Frente al Gobierno saliente se declararon independientes.

En todo caso, quienes estén en la bancada de Gobierno tendrán acceso directo a los ministerios. Y aquellos que se encuentren en independencia tendrán margen de negociación en cada proyecto que se vote. Por ahora, una pregunta, ¿para dónde se irán los indecisos?

  NOTICIAS RECOMENDADAS