Política


Confrontaciones en el Concejo tras la elección de la personera

Hubo encontrones entre varios cabildantes en la sesión de ayer en el Concejo de Cartagena y hay rumores de una investigación por la elección de Carmen De Caro como personera distrital.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

14 de enero de 2020 12:00 AM

En el ambiente del Concejo Distrital sigue la elección de Carmen Elena De Caro como personera Distrital, quien la semana pasada fue ratificada por la corporación en ese cargo.

De hecho, ayer hubo polémica entre varios concejales debido a distintas situaciones, como la inasistencia por motivos de problemas de salud del concejal Javier Julio Bejarano y la concejala Carolina Lozano a la sesión en la que se hizo la elección de la personera, hecho por el que se dice podría abrirse una investigación.

Julio Bejarano, de la Coalición Alternativa Cartagena, reprochó que en la sesión en la que se hizo la elección cuestionaron su inasistencia pese a que mandó una excusa médica y que, incluso, se dieron detalles en público.

“Me genera suspicacia que compañeros se dieron golpes de pecho por mi inasistencia y a mí me gusta investigar y refrescar la memoria a la gente. Comparto un informe de Funcicar de segundo periodo de sesiones en el 2019. Fueron 55 sesiones y en estas el compañero Rodrigo Reyes se ausento el 50% y el compañero Cassiani el 40%. No sé por qué motivos se ausentaron, pero ustedes no son autoridad moral ni ética para poner en cuestionamiento una ausencia que yo tenga en esta plenaria. Desde el 2 de enero he sido el concejal que más temprano llega a las sesiones y el último que se va.

“Quiero aprovechar que este Concejo está motivado a que se abran investigaciones: compulsaron copias a la Procuraduría, se hizo lectura de la epicrisis, y eso que hay bastantes leyes que dicen que la historia clínica es un documento sometido a reserva legal, y también una sentencia que dice que la epicrisis en su integridad hace parte de la historia clínica de los pacientes. Y así como aquí compulsaron copias a Procuraduría sembrando dudas de mi incapacidad, quiero decir que yo también pasé queja disciplinaria a los integrantes de la mesa directiva por haber leído un documento que está sometido a reserva legal. Había anunciado antes del tema de la Personería cuál era mi postura y no tuve miedo de participar en el proceso (...) Quiero que quede constancia en el acta que quiero que la Procuraduría también le ponga lupa al tema de la entrevista -en el concurso de personero- a la que yo asistí. A mí me quedan dudas de la objetividad de la que resultó con mejor calificación en esa entrevista. No tengo problemas con que me investiguen en el ejercicio público y privado, no tengo rabo de paja”, espetó Julio Bejarano.

Ante lo señalado por este, los concejales Luis Cassiani y David Caballero, este último presidente de la corporación, dijeron que la epicrisis no se leyó y que solo se indicó el detalle de la hora de llegada y salida al centro médico.

Además, junto al concejal Carlos Barrios, reiteraron que la elección de Carmen De Caro como personera fue transparente. El cabildante Wilson Toncel añadió que él y a sus compañeros prácticamente solo tenían la opción de ratificarla en el cargo, ya que por los puntajes obtenidos en las pruebas de conocimiento y de la evaluación de la experiencia laboral era la virtual ganadora, aún sin tener en cuenta el 5% que representaba la entrevista que le hicieron los concejales.

A su turno, la concejala Carolina Lozano, del partido ASI, explicó que no asistió a la sesión donde se eligió a la personera por fuertes dolores de cabeza, que cree fueron producto de la presión por el concurso.

“La preocupación no solo era si nos investigan o no, nos van a investigar votemos o no, pero siempre tuve la duda si la señora De Caro se encontraba en igualdad de condiciones respecto a los otros participantes, teniendo en cuenta que tiene jurisdicción en Cartagena en temas ambientales, y eso fue una posición en la que no hay claridad, pero que me daba impresión de que por la autoridad que ejercía no se encontrara en igualdad de condiciones que los otros participantes. Ese es un tema que al final será objeto de investigaciones (...) Me dolió mucho que ustedes mis compañeros, en vez de preocuparse por nuestro estado de salud, nos atacaran y pidieran investigaciones”, explicó la concejala.

Ante la información de faltas a sesiones, relacionada por Julio Bejarano, el concejal Rodrigo Reyes salió al paso y dijo que esta fue sacada de un informe de Funcicar y que esto no evaluaba su trabajo. También se refirió al alcalde William Dau.

“Funcicar es una empresa contratista del Distrito, que tiene su apreciación. Como concejal mis actuaciones van en beneficio de Cartagena, que es lo que me interesa. Mi credibilidad como concejal me la da el pueblo, no me la mide Funcicar, a quien respeto en sus actuaciones. Ya sé cómo es su modus operandi. No tengo intención de manejar redes para destruir, de manejar redes para conseguir logros propios. Mi estilo es ser concejal transparente, ni usted es mas que yo, ni yo soy más que usted. Aquí estamos en el mismos sendero. Usted también tiene posibilidad en algún momento de equivocarse, porque aquí nadie es perfecto. Aquí lo investigan a uno por votar sí o por votar no. Y no es usted, ni el alcalde, ni su grupo político, ni sus amigos de redes, quien me va a constreñir mi derecho. Con esa acción no va a lograr que Rodrigo Reyes se constriña su derecho como concejal. A mí sí me llama mucho la atención esa excusa. Si analizamos el tiempo de la consulta con el de valoración, a mí me quedan dudas.

“A diferencia de que Funcicar diga que Reyes se ausentó o no, usted como concejal tiene una responsabilidad y ese día -de ña votación de Personería- estábamos ratificando a una persona que se ganó un concurso por meritocracia y quiero decirle que no tengo ningún tipo de relación con esa señora. A diferencia que tengo entendido que personas interesadas en la administración sí estaban tocando puertas para parcializarse con uno de los candidatos. La votación fue pareja, entonces por qué se quiere dejar una duda de los concejales, que fue hacer lo mismo, a diferencia de usted que no vino, que estaba enfermo. No me voy a dejar intimidar, no me voy a dejar constreñir, no voy a permitir que el alcalde intervenga en los procesos que tienen que ver con el Concejo de manera independiente. Por eso hoy me vine preparado y lo voy a dejar en la curul, quien quiera intervenir en los procesos de la corporación tiene que hacerlo con respeto”, indicó.

Así mismo, Reyes le dijo a la concejala Carolina Lozano que le parecía una falta de respeto poner “en duda la actuación de los representantes de cada una de las bancadas y, más allá, eso trasciende hacia el pueblo porque usted está mandando un mal mensaje”.

Ante los señalamientos de sus compañeros, el concejal César Pión pidió mesura y recomendó que quien quiera poner quejas y pedir investigaciones, lo haga a través de los canales legales y no en la plenaria. “He escuchado y respetado todas las posiciones de los colegas, pero a todos los invito, vamos a pasar la página, que hoy Cartagena requiere de nosotros, de actividades, ideas y políticas públicas para poderla rescatar de la pobreza”, dijo.