Consejo de Estado anula la elección del Gobernador de Caldas

06 de mayo de 2013 04:05 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Consejo de Estado anuló la elección del Gobernador de Caldas para el periodo 2012-2015, Guido Echeverri Piedrahita, por violación al régimen de inhabilidades.
Con cuatro votos a favor y uno en contra, la Sección Quinta del alto tribunal confirmó la determinación del Tribunal Contencioso Administrativo de Caldas, el 3 de julio de 2012, la cual declaró la nulidad de los actos que lo eligieron.
Esto, porque su esposa, Ana María Jaramillo, ejerció como Secretaria de Hacienda encargada en la Alcaldía de Manizales durante el año previo a la elección. En su defensa, el mandatario señaló que el ejercicio de su esposa se hizo en encargo y no como titular, y que fue solo por dos días.
La Sala reiteró la jurisprudencia según la cual el concepto de encargo incluye el desempeño de funciones constitucionales y legales asignadas al titular. Por tanto, si el acto administrativo no dice específicamente para qué funciones se da el encargo, la persona está en capacidad de cumplir todas las que son propias o inherentes del cargo que se va a desempeñar temporalmente.
“Esta Sala sostiene que con el ejercicio del cargo, a cualquier título, se configura la inhabilidad. Vale decir, no solo cuando se ejerce en propiedad sino también mediante otra forma de provisión, como por ejemplo, en provisionalidad, en comisión o por encargo, porque la norma hace referencia al ejercicio y no a la titularidad del cargo”, afirma uno de los apartes del fallo conocido por Colprensa.
De acuerdo con la determinación, el legislador dejó en claro que para que se configure la inhabilidad el pariente del funcionario debía haber ejercido autoridad civil, política, administrativa o militar en el respectivo departamento.
Esto ha sido interpretado, dice el fallo, “de manera objetiva”, por lo que es indiferente que el familiar “efectiva o materialmente haya ejercido las funciones del cargo revestido de autoridad, (ii) tampoco es necesario demostrar la incidencia en el electorado y (iii) no interesa el título bajo el cual se ejerce el cargo cuyas funciones denotan autoridad”.
Con relación a que la esposa de Echeverri solo duro dos días como encargada, la Sala explicó que el análisis del elemento de tiempo solo le corresponde al Legislador y no al juez. Sin embargo, el Congreso se pronunció al respecto y fijó 12 meses en los cuales no puede existir dicho ejercicio de funciones administrativas, cualquiera que sea su duración.
Como consecuencia del fallo, el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, deberá designar un Gobernador encargado mientras se realizan nuevas elecciones.
El pasado 18 de abril, se había ordenado el sorteo de dos conjueces para que dirimieran el empate al que había llegado la Sala a la hora de votar el caso.
La demanda en contra de la elección fue interpuesta por los abogados Pilar Rosario Ruiz Castaño y Carlos Arturo Clavijo Aguilar, quienes argumentan que Echeverri no podía aspirar al puesto, y menos ocuparlo, porque su esposa se desempeñó en dos ocasiones como Secretaria de Hacienda encargada de Manizales dentro del año anterior a la elección (del 8 de octubre al 3 de noviembre del 2010, y del 2 al 7 de febrero del 2011).
La abogada Ruiz Castaño argumentaba en su demanda que la esposa de Echeverri “ha intervenido en contratación del municipio de Manizales, es decir, ha desempeñado funciones que de una u otra forma pueden inducir al elector a la toma de una decisión política”.
EL QUINTO GOBERNADOR DESTITUIDO
Guido Echeverri se convirtió en el quinto gobernador de 2010 destituido. Ya habían salido Héctor Fabio Useche, del Valle; Nelson Ricardo Mariño, de Casanare; Cielo González, de Huila; y Luis Gilberto Murillo, de Chocó.
El exgobernador del Valle Héctor Fabio Useche, fue el primero en dejar su puesto en marzo de 2012. Su destitución se dio por los convenios firmados con la Licorera del Valle que afectaron el patrimonio público.
Cielo González, destituida en abril de 2012, debió dejó su cargo por incumplir con el deber de garantizar el manejo de los recursos públicos, tras invertir 12.000 millones en 2007, cuando fue alcalde de Neiva, en un cargo fiduciario no autorizado.
A mediados de 2012, el Consejo de Estado suspendió del cargo de gobernador de Chocó a Luis Gilberto Murillo, como una medida provisional dentro del proceso que se adelantaba en contra de su elección, mientras el Tribunal Administrativo estudia la demanda y profiere un fallo que a la fecha no se ha dado.
Finalmente, el gobernador del Casanare, Nelson Ricardo Mariño, fue hallado responsable por parte de la Procuraduría General de la Nación de un detrimento patrimonial en un contrato con la caja de compensación del departamento y salió de su cargo a comienzo de año.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS