Política


Cuestionan contrato para ayudas humanitarias de la Alcaldía Local 2

El alcalde de la Localidad 2, Andy Reales, rindió informe de su gestión ante el Concejo Distrital.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

17 de junio de 2020 10:26 AM

Con los ánimos un poco exaltados terminó el alcalde de la Localidad 2, Andy Reales, en la rendición de cuentas que hizo este martes ante los miembros del Concejo. Y todo se dio en medio de los cuestionamientos que miembros de la corporación hicieron a un contrato realizado por el alcalde menor, para ayudas humanitarias por la emergencia generada por el COVID-19.

Reales empezó indicando que la Alcaldía Local 2 cuenta con un presupuesto definitivo de 11.100 millones de pesos y que de este, a corte de mayo, se ha ejecutado un 36%.

También dejó ver que se hizo un traslado de 2 mil millones a la Alcaldía Distrital para atender la emergencia sanitaria. Así mismo, se refirió al contrato por $1.997 millones para la entrega de ayudas humanitarias en su localidad.

Varios concejales le pidieron detalles de dicho contrato, cuestionando el hecho de que se hubiesen entregado ayudas en barrios como Las Gaviotas, teniendo en cuenta que no hacen parte del grupo de los de mayor vulnerabilidad. Reales indicó que el contrato se firmó el 6 de abril con la Cooperativa Multiactiva, explicando que fue el participante que más se ajustó a lo que buscaban. Expresó que las ayudas se entregaron conforme a los lineamientos de Gestión del Riesgo y que el mismo contratista aportó la logística para estas entregas, apoyado por la Armada, la Policía y la Guardia Ambiental.

El alcalde menor dijo que las ayudas para Las Gaviotas y barrios similares se entregaron para cumplir con un fallo de tutela que obliga al Distrito a dar ayudas en estratos 1, 2 y 3. Sin embargo, varios concejales señalaron que su informe de gestión había sido escueto. “Este informe está incompleto. Los informes de gestión tienen que hacerse con base en Ley 951, tiene que informar sobre bienes inmuebles, planta de personal, obras públicas, ejecuciones presupuestales, entre otros”, indicó el concejal César Pión.

Por su parte, el concejal Carlos Barrios se refirió al contrato y presentó en la sesión virtual un informe de Funcicar.

La fundación señala que este contrato fue subido al Secop sin estudios previos ni estudios de mercado, “por lo que se desconocen los conceptos que se tuvo en cuenta para escoger a este contratista y verificar que sus precios estuvieran acorde al mercado”. Además, indica que hubo dos modificatorios, uno del 16 de abril donde se cambian los valores de la oferta y las cantidades, pues las ayudas pasaron de 12.000 a 21.696; y luego tuvo un modificatorio el 8 de mayo, donde cambió la cantidad a 23 mil ayudas. Llamó la atención estos modificatorios sin cambiar el valor del contrato. “Estas modificaciones no dan claridad de las cantidades efectivamente ejecutadas ni de los cambios en el valor de los productos, por lo que genera suspicacia”, explica en su informe Funcicar.

Barrios también indicó que los alcaldes locales deben estar acoplados a los planes del Distrito y no ir como ruedas sueltas, señalando que históricamente “se han comportado como reyezuelos”.

Esta última frase molestó a Reales, quien se la tomó a título personal, exigiendo respeto al cabildante. Varios miembros del Concejo consideraron que no hubo falta y que se estaba haciendo control político con respeto. El hecho no pasó a mayores.