Política


Las denuncias contra la Contraloría en Cartagena que quedan pendientes

Tras realizar una inspección a los procesos en la Contraloría Distrital, la Auditoría General informó de varios hallazgos; sin embargo, indicó que algunas denuncias del ‘libro blanco’ fueron remitidas.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

22 de diciembre de 2020 10:42 AM

La Auditoría General de la República entregó la semana pasada un informe de la auditoría exprés que hizo en la Contraloría Distrital de Cartagena, proceso que emprendió tras las denuncias que públicamente hizo el alcalde William Dau en medio de la presentación del llamado ‘libro blanco’.

La Auditoría señaló que hubo varios hallazgos, uno de los cuales pudo haber afectado el proceso, ya que hubo inconvenientes con la información presentada por el ente de control distrital.

“Se evidencia que la Contraloría Distrital no actuó con diligencia y cuidado en el suministro de la información a la Auditoría General de la República, induciendo al error al evaluar la gestión del ente de control”, señaló la Auditoría.

Además, indicó que por ese motivo se configuró un hallazgo administrativo por “el no suministro de información veraz y objetiva en el proceso auditor, el cual se dará traslado a la Dirección de Responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva de la Auditoría General de la República para el inicio del proceso sancionatorio”.

Nombramientos

Y mientras la Auditoría realiza ese proceso sancionatorio, otras de las denuncias hechas por el alcalde en el ‘libro blanco’ quedaron pendientes, teniendo en cuenta que la Auditoría señaló que no tiene competencia para atenderlas, como el caso de varios nombramientos en la Contraloría en los que habría presuntas irregularidades.

La Auditoría explicó que estos casos fueron remitidos a la Procuraduría, y entre ellos hay cuatro nombramientos puntuales.

Uno de estos, expuestos en el ‘libro blanco’, es el de Gerleis Pérez. En su momento el alcalde de Cartagena señaló que esta sería la compañera sentimental del contralor Distrital, Freddys Quintero, y que, pese a dicha situación, este la habría nombrado como funcionaria de planta en el mismo ente que dirige.

Otro de los nombramientos cuestionados que quedaron pendientes es el de Rafael Cantillo Fortich. Según las denuncias de Dau, Quintero nombró a este como director Técnico de Responsabilidad Fiscal y Acciones Judiciales en la Contraloría Distrital, siendo este quien firmó la resolución de apertura de investigación de responsabilidad fiscal por el caso del contrato de Cynthia Pérez.

Dau indicó en su momento que “Cantillo es el marido de Adriana Hernández, quien hasta el 31 de diciembre del año pasado fue la directora de la Unidad Asesora de Contratación del Distrito de Cartagena”. Y añadió: “Adivinen a quién nombró Freddy Quintero para auditar esos contratos, al marido de la propia Adriana Hernández. Quiere decir que Rafael Cantillo Fortich va a auditar todos los contratos que pasaron por las manos de su mujer, ¿lindo no?, ahí sí van a encontrar detrimento”.

Así mismo, quedó pendiente el caso de Franz Seidel Peralta, nombrado como asesor en el área jurídica en la Contraloría y quien es hermano de Martha Seidel, quien fue secretaria General del Distrito en la administración pasada.

Por último, otra de las denuncias por presuntas irregularidades en nombramientos fue por el caso de Karen Paola Puello. Se indicó que esta trabajó como contratista del Fondo de Pensiones en 2016-2018.

En la exposición del ‘libro blanco’, Dau indicó que esta es funcionaria de la Contraloría y que actualmente estaría investigando el pago de pensiones y que, sin embargo, es una de las personas a quien se le otorgó el pago de una pensión, presuntamente de forma irregular.

A la Fiscalía

Así mismo, la Auditoría se refirió a otra denuncia que quedó pendiente y que fue remitida a la Fiscalía. Se trata del audio que expuso el alcalde Dau en el “libro blanco”, en el que sería Freddys Quintero quien habla con otra persona. Según la denuncia, en este se deja ver que buscaría el respaldo de concejales para mantenerse como titular en la Contraloría.

Sin embargo, la Auditoría señaló que no tiene competencia para comprobar la veracidad de ese audio o si fue obtenido acatando los requisitos legales. También explicó que una vez tenga el informe final de la auditoría exprés lo remitirá a la Fiscalía, para que, si así lo considera, lo incorpore como prueba al proceso penal.