Divorcio entre Pedrito y el Concejo ¿a qué se debe y qué implicaciones tiene?

05 de noviembre de 2019 02:45 PM
Divorcio entre Pedrito y el Concejo ¿a qué se debe y qué implicaciones tiene?
Pedrito Pereira y su relación con el Concejo. En la imagen los concejales Rafael Meza, César Pión y Rodrigo Reyes.//El Universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las opiniones al interior del Concejo de Cartagena respecto a la gestión y las relaciones con el alcalde encargado Pedrito Pereira se muestran divididas. Todo indica que el punto de quiebre estuvo en el último proceso de escogencia de la terna que presentó el partido Conservador al presidente Iván Duque y que este rechazó para ratificar en el encargo a Pereira.

Asimismo el ambiente electoral, que culminó con las pasadas elecciones locales, rearmó el ajedrez político al interior de esta corporación, marcando un divorcio entre el grueso de los cabildantes y el primer mandatario de los cartageneros, que se nota en los constantes “no” que ha recibido Pereira como, por ejemplo, el Plan Maestro de Educación, por considerar que las fuentes de financiación no estaban claras.

Sin embargo fueron aprobados acuerdos por unanimidad del Concejo como la iniciativa que permitió la incorporación de $310 mil millones al presupuesto del Distrito en la que 17 concejales votaron a favor.

El proyecto adicionó recursos a las distintas dependencias de la administración y los aseguró para el PAE, vigilancia en colegios, infraestructura vial, educación, Juegos Nacionales, salud, pobreza, entre otros.

¿Qué hubo detrás de las facultades derogadas?

Pero el pulso más reciente, y que dejó al descubierto las diferencias entre el Ejecutivo y la Corporación se dio con la supresión de las facultades para que el alcalde Pereira diera vía libre a la construcción del mega proyecto Quinta Avenida de Manga y nuevo corredor portuario.

Doce concejales votaron positivamente para derogarle las facultades al alcalde Pereira para avalar la Alianza Público Privada (APP) del proyecto. Solo cuatro concejales votaron en contra.

(Lea aquí: Alcalde (e) dice que revisarán legalidad de acuerdo que le prohibe firmar APP)

“Si las facultades están vencidas, entonces había que renovarlas por eso no se debía aprobar el proyecto de acuerdo para suprimir las facultades”, consideró el concejal de la bancada conservadora Rodrigo Reyes. En el mismo sentido se pronunciaron los concejales David Caballero y César Pión.

De acuerdo a la iniciativa, que fue presentada por la bancada de Cambio Radical, de la mano del concejal Carlos Barrios, “el alcalde no socializó la firma del contrato de APP para el proyecto quinta avenida de Manga, que está sujeta a la implementación de peajes por 30 años para la financiación de la obra”. Asimismo el concejal Javier Curi sostuvo que el acto administrativo era ineficiente y que era mejor dejarlo para el nuevo gobierno.

(Lea aquí Concejo aprueba incorporación por $310 mil millones para el Distrito)

Paradójicamente, esta corporación, que afrontó el peor de sus años en 2017 por las investigaciones jurídicas a varios concejales, en 2018, durante la administración Pereira, vivió una época de calma. ¿Pero qué pasó?

“Las malquerencias no empañarán mi gestión”: Pereira

Al parecer en esta fractura, tiene mucho que ver la contienda electoral, y los cambios que ya se dieron tras los resultados tanto en el Ejecutivo como en la Corporación. El mismo alcalde, quien considera que su gestión ha sido y sigue siendo conciliadora, opinó al respecto.

“Al igual que la Alcaldía, el Concejo afrontó en este período una de sus mayores crisis como corporación, que incidió en su capacidad funcional y en pérdida de confianza ciudadana. Unas de las primeras acciones que cumplimos desde el ejecutivo fue devolver a la corporación el cumplimiento de los compromisos misionales que en la práctica habían perdido”, sostuvo el alcalde Pereira consultado por El Universal.

Reiteró que “las relaciones de la administración con el Concejo Distrital se han enmarcado en el respeto y autonomía institucional”.

“Apoyamos el desarrollo de sus actividades; presentamos el mayor número de proyectos que fueron aprobados y con su respaldo logramos impulsar grandes, medianos y pequeños proyectos que estaban estancados, en beneficio de la ciudad”, explicó Pereira.

Pero advirtió: “A pesar de lo anterior, la reciente contienda electoral y la resistencia de algunos concejales al estilo del gobierno, generó desavenencias políticas. Inicialmente algunos sectores se propusieron sacarme del encargo, pero la reacción y respaldo de la ciudadanía a la gestión, lograron la ratificación por parte del Gobierno nacional”.

“Soy consciente de las actitudes hostiles de algunos concejales pretendiendo afectarme y ahora intentan desconocer algunos la gestión. No puedo hacer algo diferente a ignorarlas al ser irrespetuosas algunas y arrogantes. Las malquerencias y resentimientos personales de muy pocos no lograrán empañar una gestión que Cartagena y el país humildemente ha reconocido”, puntualizó el mandatario.

Voces en contra y a favor

El primer concejal en opinar sobre las relaciones con Pedrito Pereira, fue el conservador y actual presidente del Concejo, Rafael Meza. A pesar de ser del mismo partido del alcalde, Meza expresó que: “Las relaciones con Pereira no han sido las mejores. Con relación a las facultades de la APP quinta avenida de Manga, consideramos que ese tema mejor que lo haga el alcalde entrante, William Dau, que sí fue elegido por el pueblo, mientras que Pedrito no”.

Sobre la gestión del alcalde, Meza considera que su gobierno por encargo “fue regular, no le deja una sola obra importante a la ciudad, puras calles cortas pavimentadas”.

A su turno el concejal César Pión terció: “No he tenido en lo personal ningún inconveniente con Pedrito Pereira, es una persona que ha manejado con transparencia el ejercicio público; las diferencias políticas son de otra connotación y no se le puede exigir más a un gobernante encargado; creería yo que con Pereira la ciudad ganó”.

“Para mí Pereira ha sido un buen alcalde; hay que diferenciar lo administrativo, lo ejecutivo, y lo político. Lógicamente hay sectores políticos que no pueden digerir algunas acciones porque no tenían ninguna connotación de compromisos de espacios que pudieran hacerse”, sostuvo Pión.

A su turno el concejal Rodrigo Reyes, también conservador, consideró que “en un inicio venían bien las relaciones, los proyectos de acuerdo todos fueron evacuados por el Concejo; pero cuando vino el caso de la terna, una de las debilidades que se tienen cuando el alcalde es encargado, y cuando el Partido Conservador no lo incluyó (a Pedrito) creo que se polarizaron las relaciones”.

“No hay que desconocer que algunos concejales dependen de otros grupos políticos, y eso ayudó a deteriorar las relaciones; por mi parte considero que Pereira ha hecho un buen trabajo y como prueba están todos los proyectos de acuerdo aprobados, que han sido mayoría; lo que pasa es que en algunos han existido diferencia como los últimos rechazados”, explicó Reyes.

Proyectos pendientes

Así las cosas el gobierno de Pereira se acaba el 31 de diciembre, cuando también la actual composición del Concejo le dé pasó a la próxima que entre el 1 de enero, pero entretanto hay varios proyectos de acuerdo que deben quedar listos como el proyecto de presupuesto por $1.9 billones, y que deben caminar de la mano con la actual administración y esta junta directiva.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS