Política


"El 25 de julio o antes entregáremos firmas para la revocatoria": organizadores

EL UNIVERSAL

28 de junio de 2017 11:45 AM

"Hemos seguido trabajando con las uñas", dice Roberto Pérez Liñán, líder del comité revocador del mandato del alcalde Manolo Duque cuando se le pregunta cómo va la recolección de firmas para cumplir su propósito de sacar al Alcalde Mayor de Cartagena del Palacio de la Aduana.

Según Pérez las 38.232 firmas que exige la Registraduría para avalar el siguiente paso del proceso contra Duque lo obtuvieron a los pocos días que empezó la recolección, pero el comité decidió tomarse todo el período legal (seis meses) para seguir recolectando firmas a fin de asegurarse de ir a la fija y superar cualquier obstáculo.

El líder explicó a Eluniversal.com.co que han tomado correctivos para evitar que las firmas sean rechazadas por la Registraduría. Se aseguran por ejemplo, que quien firme haga parte del censo electoral y lo haga tal como aparece su firma en la cédula.

“Hemos hecho un pequeño filtro entre las firmas recogidas y tenemos un margen de error aproximado del 18%, por eso quisimos tomarnos todos los seis meses que nos dio la Registraduría para hacer la tarea lo mejor posible”, dijo Pérez.
 

INCONVENIENTES

El vocero del comité revocador “Porque la Ciudad Manda” explicó que han tenido muchos inconvenientes que han torpedeado la labor, lo que también los han obligado a usar los seis meses completos que les dio la Registraduría.

Asegura que un “chisme de esquina” que da supuesta cuenta de la Administración los arregló con un contrato de $100 millones les ha hecho bastante daño, restándole credibilidad ante la ciudadanía.

“Hubo quienes inventaron que detrás de nosotros habían dos políticos a los que la Administración arregló con un contrato millonario; cosa que no es cierta, pero que nos ha restado credibilidad. Nos ha tocado hacer una labor de convencimiento a la ciudadanía; de explicarle que detrás nuestro no hay nadie, que no somos políticos y que lo que hay en juego aquí es nuestra palabra empeñada con la gente que ha creído en nuestra iniciativa, la cual tiene como propuesta crear posteriormente a la revocatoria un frente ciudadano donde se reciban hojas de vida para hacer una baraja de candidatos y que sean los mismos ciudadanos que los evalúe”.

Comenta, además, que se han visto precisados a hacer un trabajo más personal con la gente, incluso de puerta a puerta, debido a que han sido maltratados en algunos sitios donde han instalado las mesas de recolección de firmas.

“Hemos tratado de ser más discretos para evitar inconvenientes porque se han presentado amenazas y la mayoría de gente que nos apoya son jóvenes voluntarios por los que hay que responder por su seguridad”, manifestó.

“Porque la Ciudad Manda” fue reconocido como comité revocador por la Registraduría el 25 de enero de este 2017 por lo que el 25 de julio es la fecha tope para presentar las firmas ante este ente, y así planean hacerlo según ha manifestado Pérez Liñán.

“El comité revocador del alcalde Bogotá se gastó solo tres meses porque tenían todos los aditamentos para hacer el trabajo, pero nosotros estamos trabajando con esfuerzo propio, por eso nos ha costado más tiempo. Aunque ya tengamos el número exigido queremos asegurarnos de que cumplan con las condiciones exigidas por la Registraduría”, expresó.

EL RESTO DEL PROCESO

Una vez, el comité entregue las firmas a la Registraduría, esta tendrá de uno a dos meses para revisarlas y validar que sí se cumple con una representación válida del 30% de los 125 mil votos que el alcalde Manolo Duque obtuvo durante las elecciones de octubre de 2015.

Si este paso se surte, se procederá a convocar la revocatoria del mandato y ésta será aprobada solo si la mitad más uno de los ciudadanos que voten lo hacen a favor de que el actual alcalde abandone su cargo, siempre y cuando el número de sufragios no sea inferior al 40% de la votación válida registrada en la elección del mandatario. Es decir que en Cartagena deberán votar más de 120 mil personas.

UNA ADMINISTRACIÓN ACCIDENTADA
La inscripción del comité revocatorio fue el primer hecho concreto de inconformismo ciudadano manifestado en contra de la Administración de Manolo Duque.

Los líderes se basaron en una encuesta de favorabilidad realizada en noviembre de 2016 que situó a Duque en el último lugar del rankig, además de señalarlo de que supuestamente no estaba cumpliendo con su plan de desarrollo.

Luego del aval de la Registraduría, en el transcurso de la recolección de firmas, Manolo ha afrontado la suspensión de la Procuraduría tras el desplome del edificio Portal de Blas de Lezo II ocurrido el pasado 27 de abril, hecho que ha dejado al descubierto un carrusel de corrupción para expedir licencias falsas de construcción.

Aunque la suspensión fue levantada por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Bolívar y Duque se encuentra nuevamente ejerciendo como alcalde, a la sombra de una apelación de la Procuraduría, las críticas de la ciudadanía no cesan y las voces a favor y en contra de su gobierno siguen expectantes de todos los pasos que da.