Política


“El apoyo del pueblo ha sido mi bálsamo”: un año de la elección de Dau

Hoy se cumple un año de la elección de William Dau como alcalde de Cartagena. El mandatario cuenta cuál ha sido su mayor dificultad y lo que lo reconforta.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

27 de octubre de 2020 11:29 AM

“Muchos dijeron que no duraba un mes en la Alcaldía, decían que me iban a sacar. Pero aquí voy, llevo diez meses luchando contra todos los malandrines que han querido afectar a mi administración y a mis funcionarios. Esto es duro, no ha sido fácil, pero sé que con nuestro trabajo honesto y con el apoyo del pueblo vamos a cumplir los cuatro años de mandato, trabajando duro por los cartageneros”, dice William Dau Chamatt.

Y es que hoy 27 de octubre se cumple un año de que el veedor y activista, contra todo pronóstico, resultase elegido como el primer mandatario de los cartageneros en las pasadas elecciones regionales.

Se trata de un hecho histórico por donde se le mire. El activista anticorrupción le ganó el paso a las maquinarias políticas tradicionales y lo hizo con una campaña revolucionaria: a través de las redes sociales.

Los mensajes en sus videos en Facebook e Instagram, a través de las cuentas de su movimiento anticorrupción Salvemos a Cartagena, le hicieron ganar miles de adeptos, calando sobre todo en los jóvenes.

Así lo reconoció Dau en la noche de ese 27 de octubre en la Plaza de La Aduana, en el Centro Histórico, luego de que decenas de jóvenes lo alzaran en brazos para celebrar su triunfo, a quienes después se dirigió con un discurso desde el palco de una antigua casona. Reconoció que muchos de esos jóvenes que salieron a votar por él y en contra de la corrupción, invitaron a sus padres y familiares mayores a hacer lo mismo.

Así como fue la campaña de Dau ha sido su administración. Las denuncias contra hechos no corrupción no han cesado, terminando compiladas en su llamado “libro blanco”.

Como se esperaba, también ha mantenido una fuerte confrontación con algunos miembros del Concejo Distrital, corporación a la que señala de ser corresponsable de algunas situaciones difíciles en la ciudad, como los problemas en la salud.

Dau recuerda que hace mucho tiempo, cuando empezó su labor como activista, no imaginó que sería alcalde de Cartagena. Sin embargo, cuenta que hace algunos años, cuando se marchó a Estados Unidos debido a amenazas de muerte por su labor anticorrupción, se prometió que iba a regresar a Cartagena para “dar la pelea”. El año pasado logró su acometido.

William Dau contó qué ha sido lo más difícil en estos diez meses de mandato que lleva.

“Lo más difícil ha sido gobernar esta ciudad mientras me toca defenderme de todas las fuerzas oscuras que quieren sacarnos del poder a mí y a toda mi administración, haciéndonos la vida imposible. Pero lo que más me motiva para seguir adelante y seguir peleando a pesar de todo, es el apoyo de la ciudadanía. Yo voy a cualquier barrio y me aplauden, me gritan. El apoyo del pueblo ha sido mi bálsamo, porque gracias a ese apoyo es que no nos van a sacar los malandrines”, explicó.

Así mismo, destaca todo el esfuerzo que ha realizado junto a los miembros de su administración en la lucha contra el COVID-19, con la repartición de ayudas humanitarias, las acciones para contener el virus, los esfuerzos fiscales y los planes para alcanzar esa anhelada reactivación económica.