El Distrito de Cartagena, con ganas de recuperar su gobernabilidad

08 de marzo de 2019 08:30 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No todo ha sido malo en ocho años en Cartagena, aunque por el Palacio de la Aduana hayan pasado en ese periodo once alcaldes hasta el actual encargado Pedrito Pereira.

Pero esa interinidad permanente, que para muchos sectores ha estancado el desarrollo social y económico de La Heroica, le ha dado la lección más dura: la necesidad de una estabilidad administrativa para poder construir la ciudad soñada.

Ese aspecto podría considerarse como lo bueno. La crisis continua ha permitido que sectores con diversas ópticas se hayan sentado y coincidido en que a la ciudad hay que sacarla del atolladero. Sobre todo de cara a las elecciones del 27 de octubre en que los cartageneros deberán elegir a un nuevo alcalde o alcaldesa, un nuevo Concejo, y 27 nuevos miembros de las Juntas Administradoras Locales.

En los 71 años del periódico local, El Universal hace un repaso a esas duras pruebas que ha soportado la ciudad, que a pesar de todo no se rinde.

1.

Desde Campo Elías hasta Carlos Otero

Cartagena ha tenido muchas crisis administrativas, pero la más marcada se aproxima ya a una década.

En octubre de 2011 el popular locutor Campo Elías Terán ganó las elecciones con una arrolladora votación de 160 mil votos, que no ha sido superada. Lo normal era que Terán, cumplido su cuatrienio, hubiera sido reemplazado por el alcalde elegido en octubre de 2015, su colega y también locutor Manuel Vicente Duque, quien ganó la alcaldía por 125 mil votos, y que este a su vez le entregara el cargo a quien resulte elegido el próximo 27 de octubre.

Pero la historia reciente de Cartagena tenía muchos otros capítulos que contar, marcados por hechos de corrupción e intereses políticos.

Nadie imaginó que un escándalo por presunta corrupción en un contrato de aseo abierto por la Contraloría General, sería el comienzo de una seguidilla de escándalos en la ciudad, que aceleraron la caída de Terán, y que los cartageneros verían el ocaso de su ídolo de radio, con su posterior y lamentable muerte a causa de un cáncer de colon.

Campo Elías fue suspendido en noviembre de 2012, por un proceso de responsabilidad fiscal por el presunto detrimento patrimonial por supuestos hechos fraudulentos que detectó la Contraloría en un contrato de aseo con la firma Chemical Products, por $5.893 millones. Sin embargo en 2015 el caso fue fallado a su favor, cuando ya el alcalde había fallecido. Muchos sectores consideraron que aquella fue una jugada política más del entramado del poder.

En ese periodo, llegaron a la alcaldía cuatro alcaldes interinos, asumieron como encargados Felipe Merlano y Óscar Brieva por decisión distrital; y posteriormente el expresidente Juan Manuel Santos nombró a Bruce Mac Master y a Carlos Otero Gerdts (quién murió de cáncer posteriormente).

2.

El periodo de Dionisio Vélez

Ante todos estos acontecimientos hubo voces que se atrevieron a decir que sobre la alcaldía recaía una maldición. Tras declararse la vacancia absoluta con la renuncia de Campo Elías antes de morir, la ciudad fue convocada a elecciones atípicas, el 15 de julio de 2013. Dionisio Vélez Trujillo, con 41 años, fue elegido alcalde, cargo que dejó en diciembre de 2015. Dos años y medio de una especie de estabilidad administrativa.

3.

Desde Manolo hasta Londoño

Pero la aparente calma en la gobernabilidad no duraría mucho. La campaña de 2015, empezó cargada de mucho ruido y ataques entre campañas y el más opcionado, el comunicador social Manolo Duque, se impuso sobre sus principales oponentes, los exconcejales Andrés Betancourt y Antonio Quinto Guerra. Duque ganó ese año por 125 mil votos inscrito por el movimiento “Primero la Gente”, de cuyo nombre solo queda, curiosamente, el plan de desarrollo que ejecuta el Distrito actualmente.

Los rumores sobre que quien mandaba en la alcaldía era el primo de Manolo, el abogado experto en contratación pública José Julián Vásquez, cogieron fuerza.

A eso se sumó una serie de desaciertos administrativos e intervenciones erráticas a la prensa por parte de Duque, que generaron mucho ruido sobre la forma cómo llevaba su alcaldía en el primer año.

Pero un hecho fatal del destino marcó su debacle. El 27 de abril de 2017, el edificio portales de Blas de Lezo II, construido por el clan de constructores ilegales de los hermanos Quiroz colapsó dejando a 21 obreros muertos y muchos heridos. El hecho destapó una olla podrida en el manejo de control urbano en la ciudad, por lo que la Procuraduría terminó suspendiendo a Duque.

Ante la vacancia fue encargado en mayo de 2017 el exasesor presidencial de Santos, Sergio Londoño Zurek.

Pero otro escándalo sobrevino sobre Manolo. En septiembre de 2017 estalló el escándalo del exconcejal Jorge Useche por presuntas irregularidades en la elección de la excontralora Nubia Fontalvo.

La Fiscalía capturó a Useche, Manolo Duque, su primo JJ, y la propia excontralora, y los mantuvo en la cárcel por cerca de un año. Aunque hoy están libres por vencimiento de términos, el caso sigue hacia su juicio. El escándalo salpicó a otros 8 concejales, de los cuales 7 aún están en casa por cárcel por estos hechos.

4.

Desde Quinto y Wong hasta Pereira

El gobierno dilató la convocatoria a otro periodo de elecciones atípicas, pero el exconcejal Antonio Quinto Guerra, del Partido Conservador, fue elegido como alcalde en las elecciones atípicas del 6 de mayo de 2018. Sin embargo una investigación disciplinaria, por haber suscrito dos contratos con el Ministerio de Vivienda, para el Distrito, según la Procuraduría General lo inhabilitan para el cargo y por eso lo suspendió provisionalmente mientras el Consejo de Estado define su caso.

Santos designó entonces a Yolanda Wong como alcaldesa encargada, mientras el nuevo presidente, Iván Duque, nombraba a un nuevo alcalde encargado designado de una terna.

5.

Los seis meses de Pedrito Pereira

El escogido fue el exrepresentante a la Cámara Pedrito Pereira Caballero, quien asumió como alcalde encargado por Duque el 18 de septiembre de 2018 y ya completa un semestre en el poder. Con dos alcaldes, uno en el encargo y otro suspendido (Quinto), la ciudad avanza hacia la elección del alcalde o alcaldesa 12, en octubre.

6.
Las recomendaciones de la sociedad civil
La lectura que han hecho varias organizaciones sociales en lo local y en el plano nacional sobre los escándalos de corrupción en Cartagena, que han llevado a la ciudad a una inestabilidad administrativa y por ende a una especie de estancamiento, han generado toda una cruzada para lanzar un salvavidas a Cartagena. La Misión de Observación Electoral (MOE) ha recomendado que haya una especial atención al proceso electoral en la ciudad, para que la financiación desproporcionada, la trashumancia electoral, la violencia política y otros hechos de corrupción no se presenten de cara a las elecciones de octubre 27. Asimismo asociaciones como Funcicar, a través de su programa Vigila Cartagena, veedurías y organizaciones sociales, con el respaldo de los entes de control y la oficina de Transparencia de la Presidencia de la República, han cerrado filas para que los electores ejerzan un voto libre e informado en las elecciones.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS