Política


“El Eln debe tener decisión política y gestos unilaterales de paz”: Juan Fernando Cristo

Esto dijo el líder político Juan Fernando Cristo respecto a la posición de este grupo frente a un camino que conlleve a un acuerdo de paz. Cristo estuvo en Cartagena y habló del panorama político de la ciudad.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

17 de febrero de 2020 12:00 AM

Tras abandonar el partido Liberal, del que fue militante por muchos años, el líder político Juan Fernando Cristo ahora recorre el país impulsando el movimiento ciudadano al que pertenece y lidera, llamado “En Marcha”.

No esconde una posible candidatura a la presidencia, pero Cristo dice que lo importante ahora es la construcción de una opción política a futuro, en vez de una obsesión de una candidatura presidencial, señalando que en su momento se tomarán las decisiones.

Asegura que este movimiento ciudadano busca abrir camino para unas opciones políticas distintas en Colombia. Ahora, con otros miembros del movimiento, recorre el país y escucha a jóvenes, ciudadanos libres y líderes sociales con miras a construir propuestas concretas.

La semana pasada estuvo en Cartagena y dijo que quieren promover nuevos liderazgos, buscar candidaturas al Congreso de gente nueva, con base en los principios del movimiento.

Respecto a por qué renunció al partido Liberal, Cristo señaló: “Estamos en un proceso que se inició con la renuncia al partido Liberal, con la construcción de un movimiento disidente del liberalismo desde que pasaron las elecciones presidenciales y el director del partido tomó la decisión, sin consultar las bases ni directorios, de respaldar la candidatura de Iván Duque. No tenía ni tiene ninguna coherencia que un partido que defendió la paz durante ocho años tomara la decisión en la misma noche de la primera vuelta presidencial de pasar a respaldar al candidato que se estaba oponiendo sistemáticamente al Acuerdo de Paz, del cual el liberalismo fue el protagonista fundamental”, dijo.

Expresó que este movimiento tiene como ejes fundamentales la defensa del Acuerdo de Paz y la necesidad de su implementación de forma eficaz, así como las garantías y libertades de derechos, y buscar para el país un modelo económico y social sostenible ambientalmente.

Acuerdo de Paz

Cristo fue nombrado en el 2014 como ministro del Interior por el entonces presidente Juan Manuel Santos, quien logró sacar adelante los Acuerdos de Paz con las Farc. Conociendo de primera mano el proceso, Cristo señala que hubo equivocaciones de parte y parte.

“Hubo equivocaciones puntuales de lado y lado, tal vez en la fase de la implementación. Equivocaciones que costaron mucho a la consolidación de la paz y a las elecciones del 2018. La primera fue la decisión de Juan Manuel Santos de ternar a Néstor Humberto Martínez para la Fiscalía; es un cargo muy poderoso que tenía mucho que ver con la aplicación del Sistema de Justicia Transicional y que allí debía estar una persona comprometida con los Acuerdos de Paz, y Martínez nunca lo fue. Además, las Farc demoró de manera innecesaria la firma definitiva del acuerdo y esta demora hizo que se cruzara el acuerdo con el periodo electoral, lo que llevó a partidos como Cambio Radical a que por la coyuntura política comenzara a tomar distancia del Gobierno en el acuerdo”.

Así mismo, frente a la situación que enfrenta el Gobierno nacional con el Eln, indicó que no va a ser posible una negociación con este grupo en tanto este no entienda que el tiempo de la violencia pasó en Colombia. “Mientras no tenga una decisión clara, que en su momento tuvieron las Farc, de dejar las armas y la violencia, es difícil avanzar en cualquier proceso de paz. El Eln debe tener decisión política y gestos unilaterales de paz, que le permitan a los colombianos entender que sí tienen una voluntad de paz”, dijo.

Por último, destacó los vuelcos en los panoramas políticos de muchos municipios de Colombia, que eligieron a gobiernos alternativos en las pasadas elecciones regionales.

“Creo que la gente salió a votar de manera independiente, protestando en el caso de Cartagena y muchos otros sitios por un manejo politiquero y plagado de corrupción. Se están viviendo unos cambios muy profundos que se van a consolidar y que en el caso de Cartagena es evidente el hastío de la gente por la manera como se venía manejando la ciudad. Me gusta cómo conformó su equipo el alcalde de Cartagena, un buen equipo, y creo que hay que darle un compás de espera para que este cambio de actitud signifique una buena administración para Cartagena y sobre todo que haya una estabilidad”, concluyó.