La accidentada relación entre el alcalde Dau y el Concejo

09 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La denuncia, la misma que ejerció como veedor en Cartagena, fue la carta de presentación del alcalde William Dau Chamatt antes y después de las elecciones regionales del pasado 27 de octubre, en las que obtuvo más de 112 mil votos.

Por ello, tras investigaciones contra concejales y con tantos líos en administraciones anteriores por supuestos hechos de corrupción, que lograron que pasaran por el Palacio de La Aduana once alcaldes en los últimos ocho años (antes de Dau), muchos comentaban que las relaciones entre William Dau y el Concejo de Cartagena serían una “novela”. Y no se equivocaron.

El 2 de enero, en la instalación del primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo, Dau Chamatt dejó varios mensajes a los cabildantes. El más importante fue pedirles que trabajaran de la mano con el Distrito para sacar proyectos que beneficien a la ciudad. Pero otro fue más allá, pues el burgomaestre indicó que tuvieran en cuenta que entre los aspirantes a personero (a) estaba Carmen Elena De Caro, señalando que esta se encontraba “a la sombra de quien había sido dueño de Cardique en los últimos años”, y que escogerla era como una declaratoria de guerra.

Solo ocho días después, el 10 de enero, el Concejo ratificó a De Caro como personera Distrital, tras sacar los puntajes más altos en las pruebas.

Desde entonces, han ocurrido una serie de enfrentamientos, alguno de alto calibre. El 16 de enero, por ejemplo, los concejales sacaron del salón de sesiones al abogado que Dau escogió como enlace, para que recogiera todos los inconformismos y recomendaciones de los concejales hacia el Distrito. Alegaron que el abogado no debía estar allí porque aún no había firmado contrato con la administración distrital.

Los ataques mutuos se desataron aún más cuando Dau, con el estilo de su estrategia de campaña, publicó en sus redes sociales un letrero donde ponía un hipotético caso sobre concejales que invertirían millonarias sumas de dinero en sus campañas y que sus ingresos como cabildantes no daban para recuperarlas.

Y a finales de febrero tomó un tono mayor cuando el secretario de Participación, Armando Córdoba, señaló que concejales estarían tras ataques contra su nombramiento porque no les dio OPS, aunque luego este se retractó y señaló que eso era falso, pidiendo disculpas. Y el 21 de febrero las confrontaciones se atizaron cuando Dau señaló que “los concejales andaban jodiendo a la administración porque no les había dado OPS”.

Desde el concejo no se quedaron atrás los contrataques, donde incluso el concejal Óscar Marín señaló que Dau estaba dando “mermelada”.

Sumado a ello, fueron varios concejales los que a finales de febrero señalaron presuntas irregularidades en los nombramientos de la asesora anticorrupción de Dau, Lidy Ramírez, y Cynthia Amador, la primera dama del Distrito.

De Lidy dijeron que no cumplía los requisitos para estar en el cargo y la semana pasada Dau terminó por revocar el nombramiento.

Panorama similar en otras ciudades

Pero además de las confrontaciones, han sido muchas las críticas desde el Concejo hacia la administración. Y una de ellas, reiterativas en las últimas sesiones del primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo, que finalizó hace un par de semanas, fue que el alcalde Dau no presentó ningún proyecto de acuerdo ante la corporación.

Ante esa crítica, El Universal se puso en la tarea de analizar cómo les ha ido a las administraciones de otras ciudades con relación a este tema, y encontramos que el panorama no ha sido muy diferente.

Por ejemplo, en Barranquilla, la ciudad más próxima y que ha tenido un gran desarrollo en los últimos años, su administración, en cabeza de Jaime Pumarejo, no presentó proyectos en el primer periodo de sesiones ordinarias ante el Concejo de esa ciudad.

En otra ciudad próxima, Sincelejo, la situación fue la misma de Barranquilla y Cartagena, pues su alcalde tampoco presentó proyectos ante el Concejo Municipal, aunque anunció que la administración presentará varios proyectos en el próximo periodo de sesiones ordinarias.

Y respecto a las grande urbes, la situación es parecida. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, no presentó proyectos de acuerdo ante el Concejo de ese Distrito en el primer periodo de sesiones.

Mientras tanto, la Alcaldía de Medellín solo ha radicado un proyecto de acuerdo, (Secretaría de Salud), el 26 de febrero, “por medio del cual se institucionaliza la política pública de salud mental y adicciones del municipio de Medellín, se derogan los acuerdos 64 de 2005 y 5 de 2011 y se dictan otras disposiciones”, según confirmó la presidencia del Concejo de esa ciudad.

Así mismo, la Alcaldía de Cali presentó dos proyectos ante su Concejo: el llamado “papayazo” (exención tributaria) y el que busca declarar de utilidad pública bienes inmuebles.

Hay que apuntar que en la clausura de las sesiones ordinarias del Concejo de Cartagena la secretaria General del Distrito, Diana Martínez Berrocal, reconoció los distintos traspiés en las relaciones del Concejo y el Distrito, aunque hizo un llamado a la unión y a trabajar juntos por el bienestar de la ciudad, igual que el presidente del Concejo, el conservador David Caballero.

Martínez Berrocal acotó que el Distrito presentará proyectos en las próximas sesiones del Concejo, dejando ver que llamarán a extraordinarias.

Entre esos proyectos que podrían ser presentados están un empréstito de $20 mil millones para la chatarrización de buses del Transporte Público Colectivo (TPC), para así lograr la ampliación de Transcaribe. Esto será todo un reto, pues este mismo proyecto fue presentado por administraciones anteriores en cuatro oportunidades al Concejo y este lo rechazó.

Otro proyecto que seguramente será presentado es el Plan de Desarrollo Salvemos Juntos a Cartagena, con el que el Distrito ha mostrado una amplia socialización en las comunidades y distintos grupos, y con los mismos concejales. Conocedores del tema señalan que en caso de que este sea rechazado por el Concejo, el alcalde Dau tendría la opción de sacarlo por decreto.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS