Política


“La corrupción no teme a la Fiscalía, pero sí a la tecnología”: David Luna

David Luna, aspirante al Senado por Cambio Radical, quiere transformar desde su propio partido hasta los principales problemas de Colombia, a través de la tecnología y un cambio de paradigma.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

17 de enero de 2022 12:00 AM

El abogado David Luna Sánchez, exministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia, ex alto consejero presidencial para las Regiones y la Participación Ciudadana; periodista, entre otros cargos, recorre el país socializando la manera cómo considera puede salir Colombia de ciertos atolladeros: inseguridad, desempleo y corrupción son tres lastres, que considera, se pueden mitigar por medio de la tecnología.

¿Cuáles son los ejes de su campaña?

Creo que a la política y al Congreso hay que regresarles la dignidad, hay que fomentar la confianza ciudadana en las instituciones. Creo que eso se logra partiendo desde tres principios: carácter, humildad y resultados. Son esas las pautas con las que regreso a la política electoral, ya que siento que se pueden resolver muchos problemas de la ciudadanía desde el Congreso, pensando en ellos y no en polarización y líos entre políticos y partidos.

La seguridad urbana es una situación muy compleja en el país, por ende, fomentaremos el debate para fortalecer una ley que castigue la reincidencia. Sabemos que en todas las ciudades los bandidos son capturados y a las horas son puestos en libertad con mucha facilidad. Esas puertas giratorias en las cárceles deben acabarse con trabajo duro y serio.

Además, como una solución integral del problema, también debemos trabajar en soluciones macro, equilibrando los presupuestos públicos para impactar todas las aristas de la sociedad. Por ejemplo, fortalecer de forma equilibrada campos como la cultura, el deporte, así como la defensa nacional.

Y, obviamente, el tema de tecnología del que llevo décadas inmerso desde todos los sectores posibles para propiciar una evolución en Colombia en ese ámbito. La tecnología debe estar al servicio de la ciudadanía como un aliado cotidiano y que mejore su calidad de vida. La tecnología logra beneficios para la gente y productividad para el país.

Acaba de regresar a la política electoral, ¿qué representa con relación a la transformación de un partido que muchos ven debilitado?

Yo soy el cambio dentro de Cambio Radical. En la política no solo el fondo es importante, la forma también es vital. Yo quiero ser un senador que rinde cuentas, que construye sobre lo construido, un congresista que no polarice para ganar adeptos sin resolver los problemas de los ciudadanos. Quiero ser reconocido por sus resultados, además por su hoja de vida intachable en el servicio público por 20 años, algo que cualquiera puede verificar en Google.

La política necesita un recambio generacional, así que llegó el momento de una generación que piensa las cosas desde otra perspectiva. Propiciar la vanguardia de hacer política desde los barrios y de la mano de la gente, y no desde un despacho. Debe acabarse ese político que piensa que por ser elegido ahora es una especie de escultura digna de homenajes. No, acá de por medio está el ejercicio de cómo atender las preocupaciones de la ciudadanía, y como vengo del mundo de la tecnología, considero que a través de ella se pueden tramitar las necesidades de la ciudadanía.

David Luna es sinónimo de tecnología, ¿cómo reinventar un modelo de seguridad a través de esta?

La inseguridad urbana se salió de control porque no hemos aprovechado la tecnología. Es muy sencillo poner en práctica acciones concretas que ayuden a controlar el delito. Por ejemplo, la integración de cámaras de seguridad públicas y privadas; la utilización de bases de datos para controlar la reincidencia; la instalación de pequeños sensores, aprovechando el internet de las casas, para identificar zonas que puedan ser más proclives a la delincuencia.

La tecnología va mucho más rápido que la legislación, por ende, debemos verla como un aliado. Y en este momento ciudades como Cartagena merecen la posibilidad de controlar el victimario y proteger al ciudadano, porque estos delincuentes se creen intocables por la facilidad con la que pueden desligarse de una pena. Entonces ahí debemos trabajar fuertemente, poner la tecnología como plato principal en el menú de soluciones.

Bajo esa misma línea, ¿cómo potenciar el empleo, el turismo y la agroindustria?

Esas son tres apuestas que no solo Cartagena tiene, sino todo el país. La agroindustria, el ecoturismo y, por supuesto, el empleo, tienen mucho que ver con tecnología. La forma de trabajar ha venido cambiando y la pandemia potenció ese paradigma. Entonces acá tenemos que ver cómo ponemos la tecnología al servicio de eso.

blockchain

Muchos analistas afirman que la corrupción es la principal traba del desarrollo del país. David Luna propone una solución: el blockchain. ¿Qué es esto?

“La corrupción no le tiene temor a la Fiscalía, pero le tiene pavor a la tecnología. El blockchain es una tecnología que evitará que los políticos corruptos suplanten o manipulen información. Es una herramienta para que a través de información con algunos parámetros usted no pueda modificar el historial o la conducta, por ejemplo de un contrato”, explicó Luna.

Y agregó: “De esa manera nadie podrá alterar precios, horas de trabajo y otros elementos que se modifican en los desfalcos. De esta manera se podrá tener un mayor y mejor control de cómo se ejecutan los recursos públicos de Colombia. Lo que hemos venido diciendo es: pongamos estas herramientas al servicio del Estado para que ellas mismas luchen contra la corrupción y verán cómo nos ahorramos todo el presupuesto que pueden llegar a tener los órganos de control. Tecnología investigando aquellos procesos que ahora están haciendo miles de empleados públicos”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS