Política


“La polémica de Dau divierte, pero terminado el live las penurias siguen”

Óscar Marín, presidente del Concejo, considera que el divorcio entre Dau y su entidad representa una traba para el desarrollo, por lo que le invita al diálogo.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

27 de enero de 2022 01:00 PM

Con la detención de Gloria Estrada por presunto porte y tráfico de estupefacientes, comenzó un nuevo capítulo de discordia entre el alcalde William Dau y los concejales de Cartagena. Luego de ser enviada a detención domiciliaria, el mandatario aprovechó para criticar una actitud tibia y cómplice, según él, de la corporación con relación al suceso.

(Lea: Sede de campaña de una senadora perturba a un barrio en Cartagena)

Al perder la concejala su curul, Óscar Marín Villalba, pasó a ser el presidente del Concejo, hecho que provocó otra diatriba del burgomaestre.

El alcalde pone, en un tono irónico, a opinar a la ciudadanía sobre su nombramiento como presidente del Concejo. ¿Quién es usted y qué tiene por decirle a los cartageneros para que lo conozcan?

En aras de disipar todo tipo de tramas e imaginarios que buscan levantar de mí o de mis colegas desde el Palacio de la Aduana, mostrándonos como los monstruos a batir, discurso que no construye y puede llegar a ser hasta riesgoso para nuestra integridad, soy un abogado especialista con experiencia en el sector público de más de 15 años. Soy padre, esposo y abuelo. Para los ciudadanos que no me conocen, soy un cartagenero doliente de su ciudad que le preocupa la falta de desarrollo y de políticas públicas encaminadas a satisfacer las necesidades que tanto la agobian.

En reiteradas ocasiones ha invitado al alcalde Dau a trabajar juntos por Cartagena. ¿Estaría dispuesto a sentarse con él y su equipo para salvar juntos a la ciudad?, ¿ha extendido puentes y estos no han sido respondidos? O ¿piensa hacerlo en el corto plazo pese a la hostilidad?

Desde que soy concejal siempre he trabajado en pro del beneficio de mi ciudad. La invitación está abierta para cuando el alcalde lo decida. Canales se han intentado, incluso con la intervención de la iglesia. Lo importante para Cartagena es que la Alcaldía entienda que aquí hay un Concejo con disposición de trabajo. Trabajar de forma divorciada y sin sinergia nunca fluirá el desarrollo integral que tanto se quiere. La gente puede divertirse con la polémica, pero al cerrar las redes sociales, las penurias no son motivo de risa.

¿A qué se refiere con que la movilidad cartagenera está rendida ante las manos barranquilleras?

Hay muchas quejas con el director del Tránsito (Datt). Los viernes se va para su ciudad natal, Barranquilla, y regresa el lunes por la tarde a Cartagena, eso no es conveniente. La movilidad es 24/7. Además, ha buscado implementar estrategias que conoció cuando trabajó allá, acá en la ciudad; sin embargo, eso es incongruente ya que cada contexto es distinto. Tiene sus particularidades y propias necesidades, y por eso hoy hay tanto cartagenero protestando en las calles.

A los gremios los tiene preocupados las renuncias en el gabinete de Dau en menos de un mes, especialmente la del secretario de Planeación, con quien venía adelantada la conversación sobre el necesario y urgente POT. ¿Qué tiene por decir al respecto?

Esa es una preocupación general de todos los cartageneros. El POT es algo que se ha tratado de sacar adelante desde hace más de 15 años, pero desafortunadamente este reciente estudio fue uno contratado desde Bogotá, con unas discusiones en mesas que poco se sabe qué se decidió. Hecho agravado con la renuncia de alguien foráneo que no conocía la ciudad y sus necesidades, y que todo este tiempo fue de implementar sus ideas y de conocer las problemáticas. En estos momentos, no hay nada concreto y eso preocupa, porque quien llegue vendrá es a empaparse del cargo y así, fácilmente, se irán los dos años restantes de gobierno sin POT.

La directora del Dadis, Johana Bueno, le respondió a su señalamiento de que el Distrito adeuda pagos a prestadores públicos de salud. Ella mencionó que esta alcaldía “ha sido la única en la historia del sector salud que se ha puesto al día con las deudas históricas de la red pública”. ¿Qué precisión tiene al respecto?

Ella ni ha creado nada ni es la adalid del pago puntual a la salud pública en Cartagena. Eso es una política del Gobierno nacional, no de esta Alcaldía. Es una política nacional transaccional y de afiliaciones, parece que buscan distraer de tantas denuncias en su contra.

Por último, ¿cuál es el mensaje que quiere dejarle al lector y cómo pretende que sea el 2022 para el Concejo y su relación con la ciudad y el Distrito?

Ojalá este año sea una vigencia de inversión pública y privada. Una ciudad que se fortalezca por la unión de la Alcaldía, el Concejo y otras entidades gubernamentales y empresariales. Pero no deja de inquietar la viciada forma de contratar de esta administración. Todo “a dedo” sin hacer licitaciones públicas. No sigamos atrasando el desarrollo de Cartagena. Alcalde, sentémonos a proyectar la ciudad y permita nuestro acompañamiento en temas que de pronto desconoce, nosotros los concejales estamos prestos para trabajar de la mano por la ciudad. Es nuestro deber legal y nuestro anhelo, y ojalá tengan eco en el Distrito.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS