Las excepciones del código electoral

03 de abril de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para algunas personas, este tipo de casos demuestra la falta de coherencia del sistema electoral colombiano y la necesidad de una reforma. El código electoral colombiano que rige desde 1985, se ofrece para situaciones que podrían parecer injustas. Y eso se debe a que no ha habido una reforma de fondo que eviten ese tipo de circunstancias insólitas. Es el caso de lo sucedido con el ex concejal Alberto Bernal Jiménez, quien renunció al Concejo Distrital para aspirar a una curul en la Cámara de Representantes por el Partido de la U. Lo de Bernal resulta llamativo, toda vez que tras obtener la cuarta votación más alta en Bolívar, se queda sin curul en la Cámara por este Departamento. Así quedó establecido en el último boletín oficial (número 39) del preconteo de votos, emitido por la Registraduría Nacional, donde le daban 24.571 sufragios con el 93,47% de las mesas informadas. LOS QUE LOGRAN CURUL Lo contradictorio es que candidatos con menor número de votos consiguen curul. Según la misma información (boletín número 39 de la Registraduría), estarían en el Congreso el Conservador Pedrito Pereira, con 23.957 votos; el candidato del Partido de Integración Nacional, Javid Benavides, con 23.856, y el de Cambio Radical, Germán Ordosgoitia, con 13.581 votos. Hay que destacar que estas cifras son preliminares, ya que todavía no se tiene el consolidado de la votación. Sin embargo, según Alberto Bernal, las cifras que se han conocido en su campaña por parte de los testigos de votación, excluyendo los datos de Magangué que todavía faltan por escrutar, llega aproximadamente a los 27 mil votos. Dice que según datos del escrutinio en Cartagena, llega en esta ciudad a los 11.725 sufragios, lo que –asegura– le da el segundo lugar después del representante Conservador, Pedrito Pereira. “Uno conoce las reglas de juego, pero nuestros votantes quedan resentidos cuando es el mismo sistema quien lo saca a uno, aunque la democracia me premia con esa cantidad de votos. Sin embargo, con esas reglas nos inscribimos”. LA RAZÓN Esta situación es propiciada por la cifra repartidora, que busca garantizar la representación equitativa de los partidos y movimientos políticos y grupos significativos de ciudadanos. Así, las curules se distribuirán mediante este sistema entre las listas de candidatos que superen un mínimo de votos, que no podrá ser inferior al 50 por ciento del cuociente electoral en el caso de la Cámara, según lo establece la Constitución y la Ley. Con la información obtenida en el preconteo, la cifra repartidora debe estar cercana a los 50 mil votos, razón por la cual el Partido de la U sólo alcanzó dos curules con Sandra Villadiego y Elías Raad, dejando por fuera a Alberto Bernal. Para alcanzar las tres curules, debieron sacar más de 150 mil votos. Si Bernal hubiera optado por otro partido, hubiera tenido mayor probabilidad. Esa es la razón para que algunos candidatos analicen detenidamente qué colectividad les brinda mejores condiciones para su aspiración. LAS OPCIONES Ante estas reglas que entrega el código electoral, Bernal reconoce que la votación alcanzada lo deja con opciones de ingresar en algún caso especial. “Queda demostrada nuestra fortaleza para ser candidato por el Partido de la U a cualquier corporación, y a la vez con la seguridad de contar con el apoyo de la colectividad”. Pasadas las elecciones, Alberto Bernal sostiene que ahora su prioridad es apoyar la candidatura de Juan Manuel Santos a la Presidencia de la República. “Hay que garantizar que la U salga bien en las elecciones a la Presidencia de la República”, expresa Alberto Bernal.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS