Política


Lo que está en juego en las elecciones regionales del domingo

Más allá de elegir a los nuevos gobernadores, alcaldes, concejales, diputados y ediles del país, el domingo se definirá el nuevo mapa político con el que el presidente Iván Duque acabará su gobierno y se perfilarán líderes que podrían reemplazarlo en el 2022.

COLPRENSA

26 de octubre de 2019 02:00 PM

Llegó el momento. Atrás quedó la campaña, las encuestas, las alianzas, la campaña sucia, ahora sólo se espera que el domingo los 36,6 millones de colombianos aptos para votar lo hagan y así participen en diseñar el nuevo mapa de la política regional para los próximos cuatros años (2020-2023).

(Lea aquí: Votantes se quejan porque los cambiaron de puestos)

El censo electoral vigente indica que pueden votar 36.602.752 personas, de ellos 18.876.756 mujeres y 17.725.996 hombres. Serán cinco tipos de elección las que se harán. Se escogerán 32 gobernadores, entre 145 hombres y 20 mujeres; 1.101 alcaldes, entre 4.206 y 754 mujeres; 418 diputados, entre 2.222 hombres y 1.307 mujeres; 12.603 concejales, entre 58.780 hombres y 35.704 mujeres; 6.814 ediles, entre 5.847 mujeres y 7.446 hombres. En total se postularon 116.430, para proveer 20.428.

Frente a la logística electoral, la Registraduría Nacional ha dispuesto 11.590 puestos de votación, en donde hay abiertas a los electores 107.305 mesas de votación. Hasta el viernes 25, la autoridad electoral y el gobierno nacional no se había previsto la necesidad de cambiar ningún puesto de votación de ubicación y estaba garantizado que todo el material electoral o llamados kit llegaran a las regiones. Para esto se apoyaron de la Policía Nacional que acompañó los desplazamientos. Estas por ser elecciones regionales no habilitan la votación de colombianos residentes en el exterior.

POR QUÉ EL NUEVO MAPA

Se habla de mapa político regional porque el mismo permitirá ver cómo quedan en el país las distintas fuerzas políticas, cuáles serán los partidos fuertes, los dirigentes que más proyección tendrán, pero a la vez las fuerzas con las cuales el gobierno nacional, es decir el presidente Iván Duque, tendrá que relacionarse en las regiones.

En esta oportunidad estos cargos se escogerán luego de estar en marcha el proceso de paz con el cual las Farc dejaron las armas y se reincorporaron a la vida civil, pero el mismo se cumple bajo un gobierno que en la campaña fue crítico al mismo.

Sin embargo en esta ocasión se dio el fenómeno de que gran parte de los candidatos se presentaron en la figura de las coaliciones, lo que significa que no representan a un sólo partido sino a varios, incluso algunos se postularon por grupos significativos de ciudadanos y apoyo de partidos.

De acuerdo a un informe elaborado por la Corporación Excelencia en la Justicia, la amplia mayoría de candidatos “ya no son directamente por un partido y/o movimiento político con personería jurídica, sino mediante la modalidad de Coalición Partidista, entendida ésta como una especie de alianza temporal (y no necesariamente ideológica) entre dos o más organizaciones políticas, con miras a lograr alguna de las curules en competencia”.

Para el analista Luis Estrada, esto llevará a que el relacionamiento del presidente Iván Duque con los alcaldes y gobernadores pueda seguir igual a como lo es hoy, que va en el mismo sentido de como ha sido su relación con los partidos en el Congreso, de respetar su independencia.

“Esa diversidad de apoyos con los que llegarán los alcaldes y gobernadores pesará mucho es los asuntos de la política local más que en la nacional. No se puede desconocer que en esas alianzas que se han hecho entre partidos que son de gobierno y los independientes, incluso hasta con partidos de oposición”, expresó el analista.

El profesor Fernando Sanín sostiene que además se esperará conocer cuál sería la posición que tomen las federaciones que aglutinan a los alcaldes y gobernadores, en donde ha sido tradicional que las mismas apoyen de lleno al presidente que esté de turno, es decir seguirán trabajando de la mano con Iván Duque.

Hay expectativa además por saber cómo le irá a los candidatos postulados por grupos significativos de ciudadanos, para ver qué tanto terreno gana esta figura frente a los partidos políticos con personería jurídica. Estos grupos de ciudadanos pueden llegar a ser uniones efímeras y en caso de eventuales sanciones, renuncias o detenciones, a veces no es claro quién debe postular a los reemplazos.

Al respecto, el informe de Corporación Excelencia en la Justicia, “resulta bastante reveladora la participación de los denominados Grupos Significativos de Ciudadanos (GSC), o también conocidos como movimientos por firmas, los cuales se han venido convirtiendo paulatinamente en una especie de respuesta de la ciudadanía, frente a la desconfianza que, de un tiempo para acá, generan los partidos políticos en particular”.

POR QUÉ SON CLAVES

Pero si bien el presidente Duque no hizo el guiño para apoyar algunos candidatos, sí espera tener unos socios regionales de peso, es decir que los principales alcaldes y gobernadores sean cercanos a su gobierno y con los cuales pueda trabajar.

El analista Luis Estrada asegura que “será fundamental para el presidente Duque que en las grandes capitales ganen los candidatos que sean más de centro derecha. No se puede desconocer que tanto en la capital del país como en la segunda ciudad de importancia, Medellín, hay posibilidades que las mismas queden en manos de dirigentes que han sido opositores suyos y que representan más a la izquierda”.

En los 14 meses que lleva de su gobierno, Duque se le ha visto muy cercano a los alcaldes y gobernadores, lo que se ha expresado en los Talleres Construyendo País. Precisamente el lunes de esta semana luego de la última sesión de la comisión de seguimiento electoral, el mandatario insistió que seguirá trabajando de forma imparcial y sin interés alguno con los gobiernos locales y regionales.

SEGURIDAD REGIONAL

Sin embargo hay algo que a nivel local llevaría a que el presidente Duque no trabaje con los alcaldes y eventualmente con algún gobernador, que los mismos sean elegidos con dineros del narcotráfico, que tiene el objetivo de seguir operando para delinquir.

Precisamente en agosto pasado el mandatario al asistir a la firma del pacto ético entre los partidos para la campaña que ya termina, sostuvo: “no nos digamos mentiras, en muchas regiones el narcotráfico quiere poner alcaldes, gobernadores, concejales y diputados”

Incluso planteó que “estas prácticas, que hoy estamos censurando de cara al debate que se abre sobre la verdad en los procesos electorales, tienen mucho que ver con esas alianzas macabras, oscuras y por debajo la mesa”.

La situación es de alta preocupación para el gobierno. El analista Fernando Sanín incluso recuerda que hace menos de un mes la vicepresidente de la República, Marta Lucía Ramírez, también prendió las alarmas sobre la posibilidad real de que los narcotraficantes estén metiendo dinero en las campañas para ganar alcaldías y gobernaciones.

Esta semana incluso el tema generó una dura controversia entre el expresidente y jefe del Partido Liberal, César Gaviria, y el procurador Fernando Carrillo. Gaviria reclamó a Carrillo que en vez de suspender a alcaldes por una supuesta participación en política, mejor investigue las denuncias de que dinero del narcotráfico está corriendo en algunas campañas en el Eje Cafetero.

La Fundación Paz y Reconciliación, que ha hecho seguimiento permanente a esta campaña ha advertido que esa presencia del narcotráfico se estaría viendo con los narcos mexicanos, “Los carteles mexicanos están ahora en todo, están no solo en la violencia y el trafico de droga, sino que empiezan a influir en la política local también”, dijo León Valencia, director de Pares, cuando presentó un informe en tal sentido.

Los municipios que según Pares son los que está permeados por esos grupos de narcos son Cáceres, Caucasia y Tarazá, en la región del Bajo Cauca antioqueño, y en la del pacífico nariñense, Tumaco, Magüí Payán, Barbacoas y La Tola.

EL PARTIDOR PRESIDENCIAL

Aunque podría ser muy prematuro, las elecciones del domingo también podrán significar la apertura del partidor de las posibles candidatos que aspirarán a reemplazar Iván Duque en agosto de 2022. Con apuestas claras va el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien con su partido Cambio Radical ha presentado candidatos a gobernaciones y alcaldías claves, como en el Atlántico, Cundinamarca y Cesar.

Uno más que tiene candidatos es el senador Gustavo Petro, a quien si bien las apuesta no le muestran como posible ganador, sí presentó candidatos de su entraña: Hollman Morris para la Alcaldía de Bogotá y su hijo, Nicolás Petro, para la gobernación del Atlántico. Aunque Jorge Iván Ospina, candidato a la Alcaldía de Cali, no es de su partido, también es visto como alguien muy cercano a él.

Otro de los presidenciables, el excandidato Sergio Fajardo, a diferencia de los dos anteriores, no tiene candidatos de especial relievancia, pero sí ha estado cercano a varios como Claudia López para la Alcaldía de Bogotá y Beatriz Rave, aspirante a la Alcaldía de Medellín.