Política


Los temas y proyectos que trabajará el Concejo Distrital en 2021

Transcaribe, POT, peajes y vacunación son algunos temas que los concejales priorizarán en el primer periodo de sesiones ordinarias, que está por empezar. Coinciden en que hay que trabajar unidos.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

23 de febrero de 2021 12:00 AM

El próximo primero de marzo el Concejo Distrital empieza el primer periodo de sesiones ordinarias del 2021, en el cual se discutirán temas prioritarios para Cartagena. Por eso desde ya los cabildantes se preparan para presentar diferentes proyectos de acuerdo y seguir ejerciendo el control político que llevaron a cabo durante todo el 2020, aunque lamentaron que el alcalde William Dau no haya convocado a sesiones extraordinarias en enero.

Temas a trabajar

El presidente de la corporación, Wilson Toncel, expresó que este año tiene como meta modificar y actualizar el Reglamento Interno del Concejo, el cual si bien fue objeto de cambios en 2018, durante estos tres últimos años se han expedidos normas que requieren ser acogidas para el buen funcionamiento.

“Queremos dejar establecido el reglamento del desarrollo de sesiones virtuales; acoger la Ley 2075 de 2021, en cuanto al trámite de pagos de seguridad social y honorarios de concejales; acoger el estatuto de la oposición de manera clara; establecer con claridad dentro del reglamento el funcionamiento de la Comisión de la Equidad de Género y de la Mujer, entre muchos otros puntos que nos servirán para hacer un mejor trabajo”.

Por otra parte, para el concejal Sergio Mendoza hay muchos temas que no dan espera, como revisar el cumplimiento de los procesos de vacunación contra la COVID-19 en la ciudad y el déficit financiero que atraviesa Transcaribe.

“Hay unos temas de incorporaciones presupuestales que se deben revisar. Desde la corporación siempre tenemos toda la disposición de brindar las herramientas a la administración para que podamos solucionarle los problemas a la gente y garantizar la inversión pública”, dijo.

Agregó que en este periodo, y a lo largo del 2021, será importante ser muy sagaz con los ejercicios de control político.

“Desde el primero de marzo todos los secretarios y directores deben pasar por el Concejo a rendir cuentas, a presentar un informe de la gestión del año pasado y cuáles son las proyecciones para este año, cómo invertirán los recursos. Esa es la forma de recordarle a los cartageneros que hemos cumplido con la ciudad, que hemos aprobado prácticamente todo y que estamos llamados a realizar control político en los diferentes temas”.

Paralelamente, el cabildante David Caballero expresó que entre los temas claves está que el Plan de Ordenamiento Territorial sea una realidad, “porque la ciudad está estancada en su crecimiento”.

“Concejo y Hacienda deben trabajar para robustecer las finanzas del Distrito, con un nuevo estatuto tributario que acabe con el obsoleto y deficitario que actualmente existe y riñe con la realidad financiera de la ciudad”, señaló el concejal.

Proyectos de acuerdo

Además de hacer control y debatir sobre los temas antes mencionados, los representantes del segundo poder de Cartagena también deberán promover proyectos que permitan mejorar las condiciones e indicadores de la ciudad.

En ese sentido el concejal Óscar Marín está alistando un proyecto de acuerdo que por su naturaleza le correspondería presentarlo a la administración, ya que el presupuesto depende del alcalde.

“Se trata de crear un departamento administrativo con una unidad del Cuerpo de Bomberos, con el fin de independizarlo de la Secretaría del Interior, entendiendo que hoy no contamos con la atención necesaria en materia bomberil; la ciudad ha crecido y se requiere mucho más personal, con más equipos e infraestructura”.

Agregó que la sobretasa bomberil asciende al 7% de lo que se recauda por ingresos del impuesto de Industria y Comercio, lo que constituye una fuente de financiación.

“Este recaudo debería manejarlo directamente el Cuerpo de Bomberos. A duras penas el año anterior, de más de $5 mil millones, solo se adjudicaron $24 millones, eso no se justifica”.

Puntualizó en que confía en la buena fe del Distrito y continuará estructurando el proyecto para socializarlo con la comunidad, entendiendo que es una necesidad inminente y que deben participar todos los actores, incluyendo los gremios y las empresas.

Por otra parte, el concejal Javier Julio contó que estará impulsando “proyectos de acuerdo para el empleo joven, prácticas laborales remuneradas, prevención de la pérdida de alimentos en el Distrito, y otras iniciativas de orden social y ambiental”.

En el caso de Wilson Toncel, dijo que continuará trabajando con algunos representantes del gremio turístico y Corpoturismo “para apoyar a la administración en la construcción de un acuerdo que le permita adoptar medidas que incentiven la reactivación económica, y apoye a los hoteles, restaurantes, bares y agencias de viaje de la ciudad ante el impacto de la pandemia”.

Finalmente, el concejal Sergio Mendoza indicó que está terminando de formular varios proyectos enfocados en la población juvenil.

“Uno de ellos consiste en ayudar a los estudiantes con alto rendimiento académico para que puedan, a través del Distrito, acceder a becas en el exterior; también estamos buscando fortalecer las casas de juventudes y seguir insistiendo en que se termine la política pública para esta población”.

Otro de los proyectos busca el fortalecimiento del arte urbano a través de una reglamentación para que muchos jóvenes que son grafiteros tengan mejores condiciones y disminuya la estigmatización.

“Tenemos otros proyectos como revisar la sobretasa ambiental para fortalecer el sector, la política pública de economía circular para dar cumplimiento a resoluciones que están aprobadas y no se han reglamentado en cuanto a reciclaje, y revisar cómo está el presupuesto de protección animal, a quién le compete y mirar unos desacatos en este tema”.

Llamado a la administración

Un punto en el que coincidieron los concejales es que el 2021 debe ser el año de la unidad, en donde la administración y el Concejo trabajen juntos por el bien de la ciudad.

“Lo más importante en este periodo es doblegar egos e intereses de todos los actores sociales. Solicitar al alcalde y a la hacienda pública la fórmula económica para que, con prestamos y otros, se pueda cumplir con el Plan de Desarrollo e invertir en macroproyectos que generen, al mejor modelo keynesiano, el reemplazo de la mano de obra disminuida en el turismo”, aseveró César Pion.

En ese mismo sentido, el cabildante Sergio Mendoza indicó que “el llamado es a dejar de lado cualquier tipo de actitud que distraiga la razón fundamental de nuestro quehacer político. Nosotros como concejales y administración estamos llamados a resolverle las necesidades a la gente y nuestra ciudad hoy más que nunca necesita unas autoridades que tengan los ojos puestos en sacar a la ciudad adelante”.

Agregó que deben cesar las confrontaciones y los shows mediáticos. “La administración distrital está a tiempo de tomar el camino correcto para trabajar por esta ciudad y resolver los problemas de infraestructura, salud, educación, movilidad, tantos temas que la ciudad padece y se deben ejecutar. Este debe ser el año de la ejecución y de la consecución de recursos ante el Gobierno nacional para empezar a dar resultados”, expresó.