Política


Movimiento SOS: la salud pasa de la crítica a la acción política

Cansados de quejarse y hacer recomendaciones a lo lejos de cómo mejorar la salud en Colombia, un colectivo de empleados de la salud se organizó para llegar al Congreso.

REDACCIÓN POLÍTICA

17 de enero de 2022 04:42 PM

Con la máxima de participar en la política tomando distancia de métodos tradicionales de ejercerla, un grupo de trabajadores de la salud logró que la Registraduría Nacional los avalara como un movimiento independiente para llegar al Congreso. “Logramos eso sin ningún político o apoyo de partidos políticos tradicionales”, afirmó Matías Rodolfo Robayo Márquez, miembro del movimiento SOS Colombia.

(Lea: Presentan queja contra Claudia López por presunta participación política)

¿Qué significan las siglas SOS?

“Significan Sector Organizado de la Salud por Colombia. Un movimiento integrado por profesionales de la enfermería, medicina, bacteriología, psicología, auxiliares médicos, camilleros, terapeutas, entre otros campos de la salud. ¿Nuestro objetivo? Trabajar y gestionar políticas para mejorar y hacer más eficiente la salud pública desde los centros médicos hasta los hospitales”, explicó Robayo, cartagenero y aspirante al Senado.

¿Entre ese grupo usted a qué se dedica y qué lo caracteriza del resto?

Soy médico especialista en pediatría de la universidad de Cartagena. El eje de mi campaña es fomentar el cumplimiento de las múltiples leyes y convenios con las personas en condición de discapacidad para que no se sientan discriminados y sean un aporte importante para la sociedad. Además, ubicar a las EPS como administradoras del dinero de la salud, pero que el dinero ingrese a las cuentas del Estado.

¿Cómo pretenden cambiar el sistema de salud desde la política?

A través de una lista cerrada al Senado de la República, con aspirantes en más de 20 departamentos del país que buscamos consolidar una apuesta para lograr cambios profundos en el sistema de salud colombiano. El grupo nació hace ya 4 años aquí en la Costa Caribe y recientemente se presentó ante la Registraduría Nacional del Estado Civil con más de 300.000 firmas como un movimiento significativo de ciudadanos, mismas firmas que fueron avaladas.

Gustavo Rojano, médico especialista en cuidados intensivos y otro aspirante al Senado del movimiento, aseguró que con la aspiración buscan servir a los colombianos: “todos los que estamos inmersos en el sistema sanitario lo que hacemos es servir a las personas. Y en ese sentido, somos conscientes que el sistema de salud es deficiente y esa situación cada vez empeora más, tanto en la prestación del servicio a nuestros pacientes, como en lo correspondiente a la estabilidad laboral de todo el personal sanitario. Por eso lo que estamos buscando es poder cambiar el sistema actual por uno que realmente sea de calidad”.

Pero, ¿es necesaria la política?

“Si queremos generar un verdadero cambio, debemos estar en donde estos deben ser generados, que en este caso es el Congreso de la República”, precisó Rojano.

En la misma lógica se suscribe Deisy López, otra aspirante a una curul en el Congreso. “Vi muy de cerca las problemáticas no solo de los usuarios sino también de los familiares acompañantes. Un ejemplo es lo que sucede con el trabajo social, yo considero que cuando un paciente no tiene EPS, lo que se supone que debe hacer un trabajo social no es descontar un suma de la cuenta, sino que cuando el paciente salga de centro asistencial lo haga ya estando afiliado a una EPS, para poder hacer un seguimiento oportuno y en ese sentido quiero trabajar”.

Posición frente a eventos masivos como el Carnaval de Barranquilla

Finalmente y con relación a un tema que en los últimos días ha generado comentarios divididos en el país, como lo es la realización del Carnaval de Barranquilla, el médico Gustavo Rojano señaló: ”si tenemos en cuenta lo ocurrido en Cali, que la tasa de infección realmente sobrepasó cualquier pronóstico y si tenemos además en cuenta lo que sucedió en Brasil, creo que el Estado debe considerar si nos beneficia realizar el Carnaval de Barranquilla, y lo más probable y sano será encontrar estrategias encaminadas a la virtualidad, además apoyando a los gremios que hacen realidad esta fiesta. Pero celebrar el Carnaval como estamos acostumbrados, puede ser contraproducente para la salud de muchos”, concluyó.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS