Política


Nubarrones entre el alcalde William Dau y su ex primera dama

Aunque Cynthia Pérez dice que el pago del supuesto detrimento por su contrato se hizo “a sus espaldas”, el alcalde William Dau asegura que se le consultó.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

19 de diciembre de 2020 09:10 AM

Entre nubarrones se encuentran las relaciones entre el alcalde William Dau y Cynthia Pérez Amador, quien fuere su mano derecha en su campaña a la Alcaldía de Cartagena y su enlace con los sectores populares de la ciudad.

Todo debido al proceso que la Contraloría Distrital abrió contra la hoy ex primera dama por un presunto detrimento debido a sus honorarios, y otra serie de señalamientos que terminaron por lograr que el alcalde apartara a Cynthia de la administración, reconociendo que era un duro golpe para él por ser esta una de las personas en las que más confiaba.

Sin embargo, hoy chocan sus posiciones respecto al pago que se hizo a nombre de Cynthia por el presunto detrimento que se habrían generado por el contrato que tuvo con la administración.

El Distrito confirmó que, el miércoles pasado, mediante un esfuerzo conjunto, se pagaron $42 millones 200 mil. Ello haría que la Contraloría cierre ese proceso y que Diana Martínez, quien está suspendida, regrese a la Secretaría General, teniendo en cuenta que es una de las cuatro personas que están vinculadas a este caso. Las otras dos son Mónica Fadul, exgerente de ciudad de Dau; y Martha Carvajal, exjefa de la oficina de Talento Humano del Distrito.

Sin embargo, Cynthia señala que no está de acuerdo y, contrario a lo que dice el alcalde, asegura que no le consultaron para hacer el pago.

“Ese pago se hizo a mis espaldas, el alcalde quiere que Diana Martínez regrese, pero estamos estudiando con mis abogados la forma de que ese pago no me siga perjudicando como me ha perjudicado todo este proceso. He sido víctima y ya el tiempo y la justicia se dará cuenta que soy víctima, porque a mí me está juzgando la Contraloría por unos estudios previos que yo no hice, por un contrato que yo no hice y que solo lo firmé por mi nula experiencia en el sector público, porque esa fue mi primera experiencia en el sector público. Yo confié en la buena fe de las personas que hicieron ese contrato”, dijo Pérez Amador.

Sin embargo, el alcalde Dau dijo que siempre ha buscado la forma de apoyar a Cynthia y cree que ha sido mal asesorada en todo este proceso.

Explicó que para pagar el supuesto detrimento por su contrato y para evitar que este proceso siga de largo y afecte a todos los implicados, se decidió hacer una colecta para pagarlo y así lograr que se cierre.

“Cynthia estuvo de acuerdo en eso, a ella se le dijo. Se hizo una colecta entre varias personas, amigos de la administración, personas de afuera y también colaboraron mucho personas del sector privado. Así se consiguió ese dinero y se pagó. A Cynthia la he estado respaldando en todo lo que he podido. Cuando ayer -miércoles- se iba pagar, la llamé a pedirle que firmara el documento diciéndole al funcionario de la Contraloría: ‘mire aquí está el pago y no hay detrimento’, y se cierra el caso.

Yo sí quiero que regrese Diana, porque lo de Diana es una locura lo que le hicieron, es una perrada. Pero esto también se hizo por Cynthia, para ir matando de una vez esta culebra y que se cierre ese caso. A ella le convenía también para cerrar el proceso, pero no sé quién la está asesorando”, explicó Dau.

El alcalde también dijo que la ley permite que otras personas puedan pagar el dinero por Cynthia, reconociendo además que ella ha manifestado que no tiene ese monto.

“Nadie tiene que pedir permiso para ir a apagar ese dinero, eso lo permite la ley. Además, el proceso no es solo contra Cynthia, hay tres personas más, pues también están Mónica Fadul y Martha Carvajal. ¿Entonces si Cynthia no quiere pagar las otras también tendrían que recibir una condena? Ellas también tienen derecho”, concluyó el burgomaestre.

El caso
La Contraloría, en su momento, señaló que el contrato de Cynthia habría causado un detrimento al Distrito por unos $33 millones, pues alega que sus honorarios mensuales eran de $7 millones y que por sus estudios debía ganar solo $2 millones 200 mil. Tras una colecta, varias personas pagaron el supuesto detrimento esta semana. Fue un monto total de $43 millones 200 mil. Esto bastaría para cerrar el proceso en la Contraloría, siempre y cuando los procesados lo soliciten.