Política


Nueva controversia política en las filas del uribismo

La campaña presidencial se vive entre tensiones y coaliciones políticas. Al interior del partido Centro Democrático, un veto ético desató la polémica.

COLPRENSA

27 de septiembre de 2021 12:00 AM

La elección del candidato presidencial del partido, que irá en marzo a una consulta interpartidista con aspirantes de la derecha, comenzó con una polémica que no ha escapado a la molestia de Álvaro Uribe, jefe del partido y del presidente de la República, Iván Duque. (Lea: Ya son 300 mil las firmas recogidas por el candidato Alejandro Gaviria)

El detonante se dio con el anuncio de Nubia Stella Martínez, directora nacional del Centro Democrático, anunciando los participantes a los espacios programáticos en los cuales Paloma Valencia, María Fernanda Cabal, Rafael Nieto, Óscar Iván Zuluaga, Alirio Barrera y Edward Rodríguez, expondrían sus propuestas de gobierno.

Pero poco antes de que así sucediera en la noche del martes, el Comité de Ética lanzó la ‘bomba’ que llevaría poco después a suscitar una nueva división al interior del uribismo, la exclusión como precandidato presidencial de Edward Rodríguez, representante a la Cámara, por razones que no fueron expuestas pero que dejaban en evidencia que tras Rodríguez pesaba una seria duda ética.

El primer sorprendido fue el propio Edward Rodríguez, quien ya tenía listo el acto de lanzamiento de su candidatura con un grupo de jóvenes que le acompañarían desde el Parque Nacional a la sede del Centro Democrático.

El representante aún no entiende el por qué lo sacaron de la competencia electoral. En una carta al expresidente Álvaro Uribe, le expresó la sorpresa de la injusta decisión del Comité Ético, que pese a la compleja situación que desató en el uribismo, no han dado explicaciones al respecto.

“Respetado Presidente reciba mi saludo respetuoso. El día de ayer (martes) me fue entregado a la mano un documento aparentemente emitido por el Consejo de Ética, Disciplina y Transparencia del partido sin firmas aún. En dicho escrito dirigido a la directora nacional del partido, el comité manifiesta que el objetivo del comunicado es el de ‘expresar una opinión sobre las calidades y condiciones de los mismos (los precandidatos) para ejercer el cargo de Presidente de la República en nombre del Centro Democrático’ y establecen a mutuo propio unos criterios filtro. Al interior del documento que me entregaron no desarrollan los criterios que el comité estableció ni frente a su cumplimiento o incumplimiento. Sin embargo, dentro de la opinión final del comité, excluye mi nombre para que la dirección de el “aval” para participar dentro de los procesos electorales dirigidos a llevar un candidato único del partido”.

El ahora relegado aspirante presidencial, tiene una lectura clara de qué fue lo que pasó. El también precandidato Rafael Nieto, con quien tiene serias diferencias, es quien habría logrado que el comité ético tumbara a Rodríguez, en especial con el apoyo de uno de sus integrantes Marco Antonio Velilla.

Según trascendió, las motivaciones del Comité de Ética se fundamentan en un pronunciamiento del 2018 sobre la investigación que realizó el representante Rodríguez frente al cartel de la Toga, y su supuesta relación con el exfiscal Eduardo Montealegre.

Los señalamientos de Rodríguez además indican que Nieto estaría comprometido en la presunta recepción de información de chuzadas telefónicas a periodistas y opositores. Pero fue más allá al considerar que Nieto fue quien terminó con la aspiración presidencial de Óscar Iván Zuluaga en 2018, al manifestarle que el FBI lo iba a capturar por el escándalo de Odebrecht.

Ante la acusación de ser quien presionó la caída de Rodríguez, el exviceministro Nieto, quien es además uno de los uribistas más críticos del presidente Iván Duque, considera que las acusaciones del representante no son nada nuevas, que incluso las mismas son un reciclaje de un señalamiento que le hizo el senador Iván Cepeda.

La supuesta carta

Aunque el tribunal ético uribista no se ha pronunciado, se conoció una carta, al parecer firmada por sus miembros, en la cual se expondría las razones por las que sacaron a Rodríguez de la competencia, las cuales se basarían en tener cuestionamientos en su vida pública.

“No tener ningún cuestionamiento interno o externo acerca de su trayectoria en su vida personal y de servicio público, su forma o estilo de hacer política, que potencialmente y en algún momento pueda llegar a afectar la imagen del partido en la contienda electoral. Tener la prestancia y la credibilidad que le permitan convocar a una coalición con otros sectores políticos y sociales, así como que exista un consenso mínimo acerca de qué se está en presencia de uno de los mejores hombres, para hacer efectivo el derecho de la ciudadanía a una buena administración pública”, indica la carta que habría expedido la comisión y que envió al representante Rodríguez.

Sobre el tema el ahora exprecandidato, respondió a un señalamiento del exviceministro Nieto, quien puso en duda el origen de los dineros con los cuales él compró una vivienda. “Sobre mi apartamento, aquí está cuánto debo de mi apartamento, que es el 80% y me siento orgulloso que pago con mi sueldo ese apartamento porque además vale la pena ser honesto en Colombia, yo creo que cuando uno trabaja y lucha contra la corrupción, uno tiene todo el derecho a defender su honradez”, indicó.

Una duda más, que según Rodríguez, pesa sobre él es el origen de la financiación de la campaña en 2014, “le he pedido al Consejo Nacional Electoral que me certifique si esas cuentas fueron auditadas o no y también quiero decirles que me siento orgulloso de combatir la corrupción en todo, porque quiero decirles que soy el autor de la ley que crea los delitos electorales”.

Respaldos a Rodríguez

En medio de la controversia que se gestó al interior de las filas del uribismo, Edward Rodríguez, empezó a tener muchos respaldos. El principal vino propiamente de la casa Uribe. Lo hizo su hijo, Tomás Uribe, quien destacó la trayectoria transparente del representante Rodíguez, quien ha sido el encargado de liderar leyes contra la corrupción.

En un mensaje de Twitter, Uribe señaló que: “Edward Rodríguez fue el autor de la ley de delitos electorales que penalizó con cárcel la compra de votos. Antes de esta ley la compra de votos no daba cárcel. Cualquier veto ético a alguien que ha construido por 20 años el Centro Democrático debe tener un sustento objetivo que sea público”.

Por el lado de los otros precandidatos presidenciales la prudencia al parecer ha sido la característica, de ahí que muy poco se hayan referido al tema. Quien sí lo hizo fue el exgobernador del Casanare, Alirio Barrera, quien fue el último en entrar en la competencia presidencial, y criticado por algunos sectores del partido por su origen campesino.

(Conózcalo: Exgobernador del Casanare quiere ser el candidato del Centro Democrático)

Según Barrera “a mi como precandidato me han brindado todas las garantías dentro del partido. Es necesario que a Edward Rodríguez, también se le adelante el debido proceso y se le den todas las garantías para que haya claridad en esos temas. Acá tenemos que ganar es con ideas, es ganándonos el cariño de los afines al partido y el corazón de los colombianos, pero es necesario que se aclare este tema. No es justo competir en desigualdad de condiciones, que haya igualdad para todos y así se tendrá un proceso transparente”.

Para el representante a la Cámara, Ricardo Ferro, lo vivido por Rodríguez es una incongruencia que se vive en el partido porque mientras se expresa que es muy democrático, por otro lado se le cercena el derecho a que se defienda.
¿Golpe al presidente?

Iván Duque, según analistas, ve en Rodríguez a uno de sus principales defensores en el Congreso nacional. Muchos lo ven como su candidato, hecho aunado con las diferencias, originadas en la consulta interna del uribismo en 2017, entre el presiente y el precandidato presidencial Rafael Nieto, uno de los críticos del mandatario nacional y quien presuntamente está detrás del traspiés político a Edward Rodríguez.

¿Cuál es el futuro de la controversia?

Aunque se había anunciado una reunión extraordinaria de la dirección nacional para abordar el caso Rodríguez, la misma se aplazó hasta la otra semana, a la espera de que haya una reunión de la bancada de congresistas, esto ante el malestar que hay en varios de ellos en relación a la polémica.

De la misma forma se espera que haya otro encuentro entre congresistas y directivos, pero en cabeza del expresidente Álvaro Uribe Vélez, para que se dé claridad sobre la situación y, ante todo, calmar los ánimos caldeados al interior del partido político.

Es claro además que se espera, en la próxima semana, una declaración pública de la comisión de ética, la cual deberá decir si acepta o no la apelación del congresista expulsado de su aspiración presidencial. De no aceptarla queda en vigencia la salida del precandidato de la competencia.

Aunque se había anunciado una reunión extraordinaria de la dirección nacional para abordar el caso Rodríguez, la misma se aplazó hasta la otra semana, esperando que haya una reunión de la bancada de congresistas, esto ante el malestar que hay en varios de ellos con respecto a la polémica decisión del Comité de Ética del Centro Democrático.

De la misma forma se espera que haya otro encuentro entre congresistas y directivos, pero en cabeza del expresidente Álvaro Uribe Vélez, para que se dé claridad sobre la situación y, ante todo, calmar los ánimos caldeados al interior del partido político.

Es claro además que se espera, en la próxima semana, una declaración pública de la comisión de ética, la cual deberá decir si acepta o no la apelación del congresista expulsado de su aspiración presidencial. De no aceptarla queda en vigencia la salida del precandidato de la competencia.

¿Qué se viene al respecto?
  NOTICIAS RECOMENDADAS