¿Para dónde va la popularidad de Manolo Duque?

26 de junio de 2016 10:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Pocos le creyeron a Manuel Vicente Duque cuando dijo que iba a ser alcalde Cartagena.

Nadie se imaginaba que un periodista deportivo con poco conocimiento de lo público y sin ningún antecedente en política tradicional lograra quedarse con la Alcaldía de la ciudad turística más importante de Colombia. Pero ‘Manolo’ lo logró, aprovechando su paso por el noticiero radial La Cariñosa donde era escuchado por más de 10.000 oyentes. Algo similar a lo ocurrido con el exalcalde Campo Elías Terán.

Pero desde que llegó al cargo su popularidad deja mucho qué pensar. A pocos días de cumplirse sus primeros seis meses de gestión, la encuesta Pulso País de Datexco reveló que la imagen del alcalde Duque obtuvo una favorabilidad del 49% en comparación con los 54 % de Dionisio Vélez el mismo mes del año pasado. La desfavorabilidad (mayo 2015 versus mayo 2016) pasó de 42% a 44%, cifras que evidencian que la figura popular y cercana del alcalde no está dando resultados, al menos en la percepción de los encuestados. Las cifras tampoco pintan bien con el manejo de la ciudad y sobre todo con la seguridad. (Lea aquí: Baja la favorabilidad de la imagen del alcalde “Manolo” Duque)

ElUniversal.com.co consultó a dos politólogos, un bogotano y un barranquillero, para analizar lo que han sido estos primeros meses de gestión desde su discurso y la forma como el mandatario se “vende” en redes sociales, algo que como se sabe, puede alterar la percepción ciudadana de las personas.

SE ACABÓ EL ENAMORAMIENTO

Carlos Arias, politólogo y profesor de la maestría en comunicación política de la Universidad Externado de Colombia, explica que los ciudadanos ya no sienten “enamoramiento”, etapa que regularmente llega hasta los tres primeros meses del trabajo de cada gobernante.

Según explica, después de esta etapa la gente empieza a observar y a pedir resultados. Ya no es lo que dejó el administrador pasado, la gente quiere ver qué tiene Manolo para ofrecer. Duque debe afrontar ahora las peticiones y quejas del pueblo cartagenero frente a los problemas de la ciudad. Y, según Arias, no ha sido mucho lo que ha hecho el alcalde en su primer semestre. 

“Esta gestión de Manolo Duque ha sido débil y mediática desde un ejercicio populista que está cargado de sofismas de distracción en los que sigue poniendo espejos retrovisores. Más allá de gestiones relacionadas con problemas duros, se vincula con los que son cosméticos. A pesar de su habilidad como comunicador y gran cercanía con colegas y medios no logra difundir cómo llegará a la solución de temas complejos como el empleo, la movilidad y en especial la seguridad”, asegura.

Por su parte, el director académico del Instituto de Desarrollo Político e Institucional (IDEPI) de la Universidad del Norte en Barranquilla, Ángel Tuirán, sostiene que hasta ahora la gestión de Duque Vásquez ha procurado pensar en favor de la ciudadanía en medio de grandes expectativas.

“Si bien seis meses es un término relativamente corto para evaluar la gestión de un mandatario local, la actual administración de Cartagena ya puede mostrar acciones en materia de seguridad, Transcaribe y entrega de viviendas a familias de escasos recursos. Su falta de experiencia en el manejo de los asuntos públicos podría estar constituyendo su “talón de Aquiles”, teniendo en cuenta la baja que ha registrado su popularidad durante la última medición”, afirma.

Básicamente Manolo ha aprovechado estos 180 días de mandato para hacer eventos cercanos a los habitantes, dejarse ver entre los ciudadanos más necesitados. Su programa “Encuentros con Mi gente” que ya cumple su tercera versión, ha sido bien recibido por la crítica. En los barrios donde ya se han realizado este tipo de encuentros, el alcalde se compromete a trabajar por las necesidades que requieren los residentes. Habrá que ver cómo le va cumpliendo esas promesas.

"Creo que van a haber soluciones para esta Unidad Comunera #4. Queremos que no nos dejen solos, que las Secretaría de Educación e Infraestructura, así como la Policía vengan por acá y nos sentemos a hablar", opinó un líder de Las Delicias tras la visita de Manolo al barrio. Como él, decenas de ciudadanos agradecen las promesas, pero esperan los resultados.

Un hecho que sí suma a su favor es la ampliación de rutas en el Sistema Integrado de Transporte Masivo Transcaribe. Aunque Manolo encontró los articulados rodando, la determinación de seguir adelante con el proyecto ha sido bien recibida entre los cartageneros. Hoy el SITM circula en barrios como El Pozón y se ampliaron rutas hacia la pretroncal de Ternera y el sector turístico de Bocagrande. (Lea aquí:Variante y Bocagrande, las dos nuevas rutas alimentadoras de Transcaribe)

"Hay que recordar que la puesta en marcha ciento por ciento de Transcaribe está planificada para tres años, por lo que en ese tiempo van a haber áreas de la ciudad sin cubrir, por eso pedimos comprensión y paciencia. No podemos salirnos del plan porque está sujeto, además, al proceso de chatarrización para no colapsar las vías de la ciudad”, indicó Humberto Ripoll, gerente de Transcaribe y cuya elección estuvo respaldada también por el mandatario distrital, de hecho fue su gran carta ante la Junta Directiva. Pero, ¿de dónde vienen las decisiones sobre Transcaribe, de la Alcaldía o del Ministerio? Harina de otro costal.

Otra de las banderas del alcalde ha sido la lucha contra la inseguridad, aunque hasta ahora todo muy en términos de ‘planes para el futuro’. A Manuel Duque se le ha visto en reuniones con jóvenes en riesgo y analizando estrategias con la Policía Nacional. Sin embargo, los hechos de violencia aumentan y muchas personas se sienten inseguras en sus calles. El balance de asesinatos que dejó el quinto mes del 2016 no fue bueno en Cartagena ni en sus municipios más cercanos: aumento del 50% de los casos de sicariato y de riñas. (Lea aquí:En mayo asesinaron a más personas que en abril en Cartagena)

MANOLO MEDIÁTICO

El alcalde de Cartagena le apuesta a la interacción con los ciudadanos desde sus redes sociales, aunque sus posteos no son particularmente creativos. La cuenta oficial del alcalde en Facebook es una plataforma que todos los días es actualizada con fotografías del día a día de su agenda pública, lo mismo sucede con su cuenta de Twitter y su Instagram. Nunca, o casi nunca, publica videos o piezas creativas que llamen a la interacción con el ciudadano.

“La gran fortaleza de Manolo ha sido ser mediático, fue una de sus mejores destrezas como candidato. Su comunicación política es de oportunidad y de corto plazo. Su interacción en redes sociales evidencia su discurso cargado de vacíos en lo técnico, en donde se ocupa como EPS, de problemas de forma y no de fondo”, explica el analista Carlos Arias. 

“A través de redes y demás herramientas comunica su agenda a los más de 11 mil seguidores por Facebook y 3 mil en twitter. Sin embargo, el  desacierto en algunos de sus comentarios, lo han envuelto en una serie de polémicas innecesarias”, añade el politólogo Ángel Tuirán.

Durante los eventos que desde la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía se programaron con motivo del cumpleaños de Cartagena, hubo un concurso lanzado a través de sus redes sociales que consistía en invitar a las personas a tomarse una foto creativa con la bandera, esto con el fin de “generar sentido de pertenencia por los símbolos patrios”. La convocatoria, que tuvo gran acogida, causó polémica tras conocerse el resultado de la fotografía ganadora que muchos cartageneros tildaron la imagen de "sexista" y “falseada”.(Lea aquí:Tildan de “sexista” fotografía ganadora del Concurso Fotos con mi Bandera)

El Alcalde también se ha caracterizado por el uso de un lenguaje informal, de la jerga popular que es común en los barrios de la ciudad. Desde su consigna “Manolo Va” y frases como “Transcaribe está pegado” o “No vamos a permitir recocha con el patrimonio”, Manolo Duque construye un estilo propio que difiere mucho de otros mandatarios de la Costa Caribe. (Lea aquí:Alcalde levantó a “mona” una construcción que violaba el patrimonio)

Al respecto, el analista político Ángel Tuirán señala que “la estrategia de comunicación del actual alcalde busca posicionarlo como un alcalde cercano al pueblo, a la Cartagena periférica, que por tantos años ha padecido por la pobreza y marginalidad. No obstante, gobernar requiere de recursos técnicos, de acciones concretas y de cercanía no solo con un sector en particular, sino con toda la comunidad”.

MÁS PLANEACIÓN Y MENOS DISCURSO

Los analistas consultados por este medio coinciden que la Administración de Manuel Vicente Duque necesita ponerse ya a hablar menos y hacer más, para solucionar problemas de fondo en una ciudad que ha estado marcada por gobiernos ausentes y corrupción.

“La gran fortaleza de Manolo ha sido ser mediático, fue una de sus mejores destrezas como candidato. Pero las ciudades requieren funcionarios expertos en la ejecución y planeación de lo público y Manolo está evidenciando eso como debilidad (…)  Es importante mostrar que sabe cómo hacer las cosas y establezca compromisos y ejercicios de seguimiento, veeduría ciudadana y de órganos de control de lo que le aprobó el Concejo. Manolo recibió una Alcaldía que según la última encuesta de Ipsos tenía al alcalde con mejor favorabilidad del país, por encima de Medellín y Barranquilla y hoy está en los últimos lugares. Debe demostrar que Cartagena sigue en el buen camino”, expone Arias.

Para Tuirán, Duque debe prepararse para exponer resultados de forma concreta pero demostrando su conocimiento “El reto está en re-conquistar esa confianza perdida, por medio de la gestión y real resolución de los principales problemas que afectan a todos los habitantes de la ciudad”.

CARTAGENEROS OPINAN

[bitsontherun 2yrvye6R]

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS