Política


Parques de la discordia: críticas a contrato de la Alcaldía de Turbaco

El mandatario Guillermo Torres prometió, en sus palabras, que la construcción será entregada con puntualidad; no obstante, hay mucho ruido sobre la contratista.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

28 de septiembre de 2022 11:27 AM

Guillermo Torres Cueter es una personalidad política muy reconocida. El mandatario, elegido en 2019 como burgomaestre de Turbaco para el periodo 2020-2023 por el partido Colombia Humana – Unión Patriótica, es el primer exmiembro de las Farc en obtener un cargo de alcalde por voto popular. (Lea: Presuntos riesgos en un contrato entre la Alcaldía de Cartagena y Edurbe)

El año pasado el alcalde fue galardonado con el premio nacional de “Alcalde Más Comprometido”, otorgado por la Consejería Presidencial para la Niñez y Adolescencia y la Corporación Juego y Niñez, en Bogotá. La mención honorífica la recibió de manos de María Juliana Ruiz, esposa de Iván Duque y ex primera dama de la Nación.

Es por eso que a nadie sorprendió la firma de un contrato con amplios recursos para la construcción de varios parques en Turbaco que disfrutarán los niños y adolescentes de los barrios de San Pedro, La Conquista, Altos de Plan Parejo sector Puente Honda y un sendero biosaludable contiguo al Vivero Municipal, Moncho Merlano, ubicado en El Paraíso.

Sin embargo, el ruido alrededor de estos proyectos suena en torno a la entidad que se encargará de que los espacios de recreación sean una realidad, ojalá muy pronto. A saber: la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe).

La firma

El pasado 22 de septiembre, en una mesa vetusta rodeado de habitantes del barrio San Pedro, el alcalde Torres Cueter firmó el contrato de construcción de parques con la empresa Edurbe, a través del cual se construirá el primer grupo de parques de su municipio.

“Refrendando mi compromiso con el pueblo que me eligió hace más de dos años, en pocos días iniciarán las obras para construir los espacios. Antes estos dineros los pagaban los turbaqueros a una empresa que no hacía parques ni señalizaciones ni paraderos. Hoy, estamos saboreando las mieles de la libertad y de la dignidad. Este será el primer lote de parques que construiremos con los recursos que antes eran destinados a la empresa de Amoblamiento Urbano”, expresó el mandatario en medio de aplausos y sonrisas.

El valor del contrato es de 841 millones de pesos y tiene un tiempo de duración de 3 meses. “Hemos sido enfáticos con Edurbe, para que la empresa que ellos van a designar como contratista, en el marco de la constitución y de la ley, y la mano de obra que va a trabajar en estos proyectos, sean de Turbaco. Queremos construir además de obras, un sentimiento de pertenencia real con nuestra gente” aseveró Torres.

No obstante, desde hace un tiempo en Cartagena hay muchas voces que fruncirían el ceño al escuchar sobre la eficiencia, rapidez, puntualidad y responsabilidad que promete en la construcción de los parques.

Críticas a Edurbe

Funcicar, entidad sin ánimo de lucro que hace veeduría a la transparencia en lo público, lleva mucho tiempo alertando sobre los presuntos riesgos que una institución puede sufrir al contratar con Edurbe. “Suelen quedar mal”, es siempre su bandera roja.

Sus advertencias suelen ser expuestas cuando la Alcaldía de Cartagena contrata con Edurbe, más cuando “es preocupante que se le adjudiquen más procesos a una entidad que aún no ha terminado tres obras que tenían que estar listas el 31 de diciembre de 2021”, como develó Funcicar el mes pasado.

Para la veeduría hay muchos riesgos al contratar con Edurbe procesos que se pudieran celebrar mediante modalidades competitivas.

Por ejemplo, el 19 de octubre del año pasado se contrataron con Edurbe las obras de mantenimiento del mercado de Santa Rita, en Cartagena, por 351 millones de pesos. Pese a estar finalizado ese proceso, hay por lo menos tres que aún no han sido entregados: obras de mantenimiento, desmonte y limpieza manual de cauces pluviales ($1.450 millones); adecuaciones hidráulicas, sanitarias y de mejoramiento de viviendas de familias en extrema pobreza de la Localidad 3 ($869 millones); y la gerencia integral para contratar la construcción de muros en el mercado de Bazurto ($685 millones). Este último fue suspendido.

“Todos estos procesos se pudieron haber convocado en licitaciones públicas o selecciones abreviadas donde los oferentes pudieran presentar observaciones u ofertas. Funcicar de manera reiterada ha advertido que Edurbe subcontrata todos los procesos que se le asignan, provocando costos de intermediación que tan solo en el periodo 2021-2022 ascienden a $467 millones”, expusieron desde Funcicar.

Funcicar develó que al Edurbe subcontratar como acostumbra esto implica que los procesos solo sean ganados por contratistas de su banco de proveedores o quienes se postulen en convocatorias que solo se publican en su página web.

En 2018, la Procuraduría General de la Nación emitió un control de advertencia sobre la conveniencia de contratar con Edurbe, pues señaló “que tras un análisis profundo no es conveniente contratar con esta entidad, pues la Alcaldía de Cartagena contaba con una Unidad de Contratación y una Secretaría de Infraestructura que pueden hacer las mismas funciones que se le asignan a Edurbe”, subrayaron.

El Universal contactó desde hace días a la Alcaldía de Turbaco para conocer su posición al respecto de las eventuales inconveniencias de contratar con Edurbe; sin embargo, no fue posible recabar su justificación de elegir a esta entidad para construir los parques.

  NOTICIAS RECOMENDADAS