Política


Piden mayor atención a las comisarías de familia de Cartagena

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, cabildantes de la Comisión de la Equidad expusieron sus propuestas para frenar este flagelo.

Cada 25 de noviembre se conmemora en el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer y para esta oportunidad en el Concejo de Cartagena se llevó a cabo igualmente una sesión en la cual este tema fue prioridad.

En ella, se enfatizó sobre aspectos relacionados a las preocupantes estadísticas de violencia contra la mujer que hay en Cartagena y especialmente, por parte de la concejala Liliana Suárez, se hizo un llamado a mejorar la atención en las Comisarías de Familia del Distrito, teniendo en cuenta que son el primer sitio donde acuden las víctimas con el fin de denunciar y ser reparadas.

Para dar contexto a la sesión, se contó con la presencia de la representante de ONU Mujeres Carolina Tejada, quien expuso el contexto y la importancia de poner este día en la agenda de todos los gobiernos.

Resaltó Tejada que la violencia contra la mujer puede ser considerada como “la pandemia en la sombra”, y que los planes nacionales, regionales y distritales en respuesta al COVID-19 también deben incluir la prevención y la reparación de la violencia contra las mujeres y las niñas en este contexto, teniendo en cuenta que la cuarentena y el encierro fueron un factor determinante para que estos casos se multiplicaran durante el aislamiento.

De hecho, a nivel nacional las llamadas a la línea 155 de orientación a mujeres víctimas de violencia aumentaron en un 99,1% pasando de 11.915 en 2019 a 23.723 en lo que va corrido de 2020.

En ese sentido, Tejada indicó que desde 2008 hasta la fecha se sigue llevando a cabo la campaña ‘Únete’ liderada por el secretario general de la ONU que busca financiar, responder, prevenir y recopilar datos y registros relacionados a la violencia contra la mujer y su erradicación y que en ese sentido la invitación a los gobiernos es a unirse a esa lucha bajo políticas públicas encaminadas a ese fin. De la misma manera, exhortó al Concejo a pedir cuentas al Distrito sobre la inclusión del enfoque de género en el presupuesto de la ciudad, el cual debe ser una apuesta para el año 2021.

“Se trata de reconocer que la violencia no está en pausa y que las acciones tampoco pueden estarlo”, puntualizó.

El panorama en Cartagena

La concejala del partido ASI, Liliana Suárez, quien también hace parte de la Comisión de la Equidad de la Mujer conformada en el Concejo Distrital, expuso un panorama general con algunos indicadores que dan cuenta de la situación que atraviesa Cartagena en esta materia

Entre esos, expresó que a fecha de 26 de octubre de 2020 la ciudad contaba con 1.593 casos de violencia intrafamiliar de los cuales el 80,4% era hacia mujeres (1.282 casos) y en el 71,8% el agresor se trataba de la pareja o la expareja de la víctima.

Se registraron además 417 casos de violencia sexual de los que el 87,1% tiene como víctimas nuevamente a la población femenina.

Bajo este contexto, la concejala realizó un llamado a invertir en las comisarías de familia de la ciudad, las cuales indica que están en problemas desde administraciones pasadas y que han venido ‘cojeando’ en el ejercicio de sus funciones.

“Este es el primer sitio donde llega la víctima para ser escuchada y muchas veces ellas mismas no conocen sus derechos y este es el lugar donde pueden ser reconocidos”, dijo Suárez. (Le puede interesar: “El problema de las Comisarías de Familia en Cartagena es complejo)

La cabildante indicó que la función de las comisarías es prevenir, garantizar, restablecer y reparar los derechos de estas mujeres pero que incluso estas no cuentan un equipo interdisciplinario encargado de atenderlas.

Suárez añadió que tampoco existe una misión, visión o política de calidad en las comisarías y que el personal que labora tampoco tiene suficiente capacitación en el tema ya que normalmente cuando se les acaba el contrato entran a trabajar otras personas y se pierde el hilo de los procesos que se tienen.

Por su parte, la concejala del partido Mira, Claudia Arboleda, también se refirió al tema refiriéndose a que por lo menos el 70% de las mujeres a nivel mundial ha sufrido algún tipo de violencia en su vida y que para erradicar eso, al menos en la ciudad, hay que tener en cuenta factores determinantes como el desempleo y la falta de oportunidades hacia esta población. Expuso que en Cartagena, el 39,5% de las mujeres se dedican al trabajo no remunerado y que 4 de cada 10 son madres cabezas de hogar. De la misma manera, los niveles de informalidad en Cartagena son un 6% mayor en las mujeres.

En este sentido, la concejala instó a tomar acciones que permitan disminuir el índice de violencia y que en el mismo sentido les brinden oportunidades que aporten a la economía de la ciudad. “Hay que seguir trabajando en promover esa participación, capacitar a la mujer y darles acompañamiento para que se les puedan dar garantías en los escenarios políticos, trabajar en programas educativos y campañas de respeto a la mujer”.

Piden declaratoria de emergencia

Desde la Mesa del Movimiento Social de Mujeres de Cartagena y Bolívar, elevaron una petición al Gobierno para que se declare una emergencia nacional por los feminicidios en el país y por todas las violencias en contra de la mujer que se recrudecieron durante la fase de cuarentena obligatoria, según lo documentado por varias organizaciones y observatorios de la mujer.

“La agenda de las mujeres, de los cuerpos disidentes del orden normativo de género, los grupos étnicos y sectores periféricos, que enfrentamos la letalidad de la violencia heteropatriarcal, racista y clasista no debe ser marginalizada o vista como un asunto accesorio, debe ser central en nuestras demandas políticas”, indicaron. Además, rechazaron los 9 feminicidios que con corte a 11 de noviembre han ocurrido en la ciudad.

TEMAS

MULTIMEDIA