Política


Podría darse empate en segunda vuelta electoral

COLPRENSA

07 de mayo de 2014 03:50 PM

A pocas semanas de efectuarse la primera vuelta de las elecciones presidenciales, se pronostica que habrá una segunda vuelta entre el candidato presidente, Juan Manuel Santos y el candidato por el Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga y en esa segunda vuelta los candidatos quedarían en empate técnico.

Así lo reveló la empresa Cifras y Conceptos en su última encuesta Polimétrica sobre la próxima elección presidencial.

Según los resultados el presidente-candidato Juan Manuel Santos logra un 27% de intención de voto para las elecciones del 25 de mayo, seguido del aspirante por el uribismo, Óscar Iván Zuluaga, con 19%.

Con estos resultados, Enrique Peñalosa, que había estado ascendiendo en los sondeos anteriores, queda relegado al cuarto lugar, incluso por debajo del voto en blanco (17%) y con la misma intención de voto (10%) obtenida por candidata del Polo Democrático, Clara López.

ANÁLISIS

Un ambiente de polarización, más que de discusión de propuestas concretas parece ser el que se respira en el ambiente de los comicios electorales. “Nos guste o no la realidad es que el país está dividido entre uribistas y antiuribistas, por lo tanto no se están discutiendo proyectos de gobierno concretos, sino preferencias políticas y eso es lo que se va a traducir en las urnas en las próximas elecciones”, explicó a LaTarde, el abogado Alfonso Gutiérrez, experto y columnista político.

Respecto al voto en blanco, Gutiérrez, lo describió como un fenómeno interesante pero impredecible, en el sentido de que en las encuestas este voto siempre suele repuntar con cifras muy elevadas pero la realidad en las urnas, en diferentes elecciones anteriores, es que el voto en blanco rara vez supera el 5%.

Por otra parte, el jefe del departamento de Gobierno y Ciencias Políticas de la Universidad Eafit, Santiago Leyva Botero, también consultado por LaTarde explicó que las elecciones se encuentran en una situación binaria que no ha dado paso a profundizar en otras propuestas.

“Hay claramente una situación de elección binaria entre el santismo y el uribismo, y la estrategia de Peñalosa no aparece con tanta fuerza por la falta de diferenciación con una posición clara ante esas dos figuras de la política tradicional”.