Ponentes y unidades de apoyo generan división en la plenaria del Concejo

Ponentes y unidades de apoyo generan división en la plenaria del Concejo
Bastante candente estuvo la sesión del viernes en el Concejo por la elección de unos ponentes y las unidades de apoyo.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El ambiente en el Concejo, que vivía una aparente calma durante la presidencia del concejal Wilson Toncel, y gran parte de la actual presidencia del concejal Óscar Marín, pareció romperse ayer, ante una proposición presentada por el concejal Américo Mendoza, del partido ASI.

Américo pidió cambiar a los ponentes de un proyecto de acuerdo presentado por el alcalde Pedrito Pereira, para hacer una serie de incorporaciones de recursos en varias dependencias. Marín asignó como coordinador de ponentes al concejal Lewis Montero.

Ni Américo, ni Duvinia Torres, como tampoco William Pérez, entre otros estaban de acuerdo con la denominación de esos ponentes y pidieron cambiarla, aludiendo al poder de la plenaria sobre el del presidente de la Corporación.

Marín a su turno se mantuvo en que no sometería a votación la proposición de Américo, dado que la decisión estaba ajustada al código o nuevo reglamento interno de la Corporación.

Lewis Montero, a su vez pidió compostura porque ese tipo de discusiones “nunca se han hecho en la plenaria, porque son temas técnicos o de procedimiento”.

Montero advirtió que la designación de ponentes en un proyecto es del resorte del presidente. Agregó que “cualquier concejal que desee hacer parte del estudio del proyecto, puede hacerlo”.

Montero sugirió que las comisiones económicas y del plan hagan un trabajo conjunto. “Yo no sé por qué la concejal Duvinia Torres se ríe, esto no es de risa, creo que somos adultos ya, lo que es de risa es lo que se está dando en esta plenaria, esta discusión; ahora reitero la decisión de nombrar ponentes es potestativo del presidente”, expresó Montero.

Américo Mendoza quien hace parte del grupo de concejales que recientemente se reintegró a al Concejo, y que encontraron a Marín como presidente y muchas decisiones tomadas, presentó una segunda proposición.

Al parecer el grupo de concejales que reingresaron, luego de la medida de casa por cárcel que los mantuvo más de un año fuera de la Corporación, no está de acuerdo con muchas de las decisiones que encontraron.

A este grupo de concejales se les investiga por la elección presuntamente irregular de Nubia Fontalvo en 2016 como contralora.

La nueva proposición de Américo iba encaminada a que se les nombraran a los asesores en sus unidades de apoyo, ya que era necesario para analizar y estudiar varios de los proyectos que llegan a la Corporación.

El presidente Marín se negó nuevamente a someter a votación de la plenaria esa proposición del concejal Américo, ya que sostuvo que: “se trata de un trámite administrativo que ya está en curso, y no es necesario tratarlo en plenaria, y ya se les están pidiendo las hojas de vida para nombrar a sus asesores”.

De otro lado el concejal Rodrigo Reyes, defendió su preparación académica y dijo estar apto para abordar cualquier tema. “Soy ingeniero de alimentos y abogado, conozco el deporte y me siento capacitado para abordar o ser ponente en cualquier tema”, dijo Reyes. El concejal César Pión llamó a la calma y propuso una reunión al término de la sesión para tratar todos esos temas. Sin embargo el rifirrafe dejo entrever una clara división entre los concejales que estaban y los que llegaron.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS