Política


Quieren conformar una mesa distrital para monitorear aire y ruido

Esto hace parte de una propuesta presentada ante el Concejo por los miembros de la bancada de la Alianza Verde.

REDACCIÓN POLÍTICA

25 de junio de 2020 04:26 PM

La bancada de la Alianza Verde en el Concejo, de la que hacen parte los cabildantes Lúder Ariza y Sergio Mendoza, presentó ante la plenaria un proyecto de acuerdo que pretende que se institucionalice una mesa técnica distrital de la calidad del aire y ruido urbano en Cartagena.

Lo que se busca es unir esfuerzos de distintos actores en una misma mesa, por medio de la cual se administre y oriente el ambiente y los recursos naturales renovables, y que propicie acciones que propendan por la conservación, restauración y desarrollo sostenible en la Ciudad Amurallada.

La bancada Verde indicó que la idea es que se garantice la participación de la comunidad y se tengan en cuenta los criterios de equidad y participación ciudadana.

También señaló que la problemática y degradación ambiental que genera la contaminación atmosférica ha tomado fuerza en los últimos años, lo que ha causado afectaciones a la salud de las personas y al medio ambiente.

Estas afectaciones, indicó la bancada, incluyen enfermedades como cáncer, asma, bronquitis crónica, desórdenes respiratorios y aumento de muertes prematuras, entre otras.

“El ambiente es un pilar fundamental del Plan de Desarrollo Salvemos Juntos a Cartagena y una de las banderas de nuestro partido Alianza Verde. Hoy, creemos que en este tiempo de confinamiento se hace imperativo tomar medidas de fondo que nos permitan de una vez por todas apuntarle al desarrollo sostenible de Cartagena; no podemos permitir que lleguemos a un punto de no retorno, necesitamos garantizar y medir efectivamente la calidad del ruido y del aire que respiramos en la ciudad, a través de una mesa técnica que lo garantice”, aseveró el concejal Sergio Mendoza.

Este explicó que la iniciativa está encaminada a controlar las principales fuentes de contaminación (fijas, móviles y/o áreas), entendiendo que una de las fuentes comunes de contaminación se encuentra en el consumo de combustibles fósiles.

“Debemos hacer un inventario del material particulado que surca nuestro cielo, conocer los niveles máximos permisibles de emisión de ruido y ruido ambiental, los tiempos de medida, ajustes a las mediciones, además de contar con los equipos de medida de las condiciones meteorológicas, informes técnicos, entre otros aspectos, así como la obligación de elaborar mapas de ruido y planes de descontaminación por ruido”, concluyó Mendoza.