Reclaman controles a obras en el Centro y mejor atención de emergencias

16 de enero de 2020 10:13 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La caída de un balcón en el Centro Histórico, accidente en el que un taxista resultó herido, pudo tener consecuencias más graves y por ello hay que ver qué controles se están haciendo a las obras en este y otros sectores de la ciudad, y tomar medidas para evitar desgracias.

Ese fue el centro de la discusión en la sesión de ayer en el Concejo Distrital de Cartagena, en donde también se habló de la capacidad de reacción ante emergencias, luego que el Distrito le diera 48 horas a todas las edificaciones con problemas o advertencias sobre su infraestructura exterior para que iniciaran los trabajos pertinentes a su mantenimiento.

Así, la discusión la empezó el concejal Sergio Mendoza, quien propuso que se cite a una sesión a los jefes de las secretarías de Planeación, Infraestructura, el Instituto de Patrimonio y Cultura (IPCC), entre otros, para que den informes sobre el estado de edificaciones antiguas en el Centro Histórico, pidiendo que se establezcan acciones de prevención para casos como el del balcón desplomado.

El concejal Laureano Curi fue más allá y señaló que estaba frente a la Alcaldía cuando ocurrió el suceso del balcón. “Me llamó la atención que la Alcaldía debe tener paramédicos las 24 horas y nunca hicieron presencia ayer -martes-. Nunca hizo acto de presencia una ambulancia en esa tragedia. Tuvimos que pedirle el favor a otro taxista que nos ayudara a llevar al herido al hospital de Bocagrande. El taxista se fue con las puertas abiertas porque tuvimos que montar en una tabla al afectado. Eso me preocupa... ¿qué está pasando con las ambulancias de la ciudad? El CRUE aún no presta sus servicios”, indicó Curi.

Por su parte, la concejala Liliana Suárez señaló que habría pocos funcionarios en el IPCC para atender estas situaciones relacionadas con obras en el Centro. “En el IPCC hay solo 11 personas de planta y un solo arquitecto. Me pregunto cómo podrán ser eficientes las acciones de esta entidad si solo están 11 personas allí”, comentó Suárez.

Las ambulancias

Así mismo, el cabildante Luis Cassiani Valiente señaló que hay muchos aspectos por mejorar en el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) y que hay que empezar a estudiar las problemáticas de fondo.

“Trabajé allí cinco años (...) Una de las formas como se contrata al personal y la forma como se contrata a los radio-operadores es por OPS y hoy el Distrito no ha empezado con la contratación (...) Llegó la hora de que nosotros como corporación empecemos a revisar el problema del CRUE, que tiene bastantes falencias, y una de estas es el personal, y revisar el tema de ambulancias que prestan servicios a entidades públicas y privadas; que muchas no cumplen con los requisitos mínimos, revisar al personal que labora en esas ambulancias. Hay que reglamentar el CRUE. Quiero proponer que hagamos ese ejercicio de citar al director del Dadis y al coordinar del CRUE para mirar problemáticas en el tema de ambulancias”, dijo Cassiani.

Respecto a esto, la concejala Katya Mendoza dijo que el último accidente que ocurrió en Playa Blanca (Barú), no pudo ser atendido por el CRUE. “Hubo emergencia el fin de semana en la cárcel de mujeres y tuvo que ser mandada a Turbaco porque no se pudo concurrir. Hoy hay que sentar precedentes. Es un tema al que hay que prestarle atención porque sé lo grave que es y la falta en que puede incurrir el Distrito por esta situación”, dijo.

A su turno, el concejal Lúder Ariza amplió el panorama y dijo que el riesgo no solo es con las obras en el Centro. “Hay que tener en cuenta los edificios de carácter estatal en Cartagena, como el caso del edificio de la Lotería de Bolívar, en la plazoleta de Telecom. Ese edificio hay que intervenirlo, ahí va a haber un desastre. Este recinto no esta preparado para un desastre y la ciudad menos. Si vemos el video de ayer, ahí se violaron muchas normas. Hay que hablar con Gestión del Riesgo porque la ciudad necesita ser orientada. No hay en la ciudad establecidos cuáles son los puntos de encuentro en un desastre. Hay que establecer cuál es el plan de emergencia y evacuación en la ciudad”, acotó.

Por su parte, el cabildante César Pión dijo que “Gestión del Riesgo se ha convertido en una caja para poder cumplir compromisos, pero no para prevenir situaciones en la ciudad”.

Afecta al turismo

En la sesión también habló el concejal Fernando Niño, quien dijo que el accidente del balcón iba más allá y que afecta el turismo. “Cualquier persona que camine por los andenes del Centro sentirá miedo. Cuando vengan los próximos cruceros, turistas caminarán por las calles porque no se atreven a caminar por los andenes. Me pregunto cómo se ve afectado el tránsito y el comercio, hasta que no se hagan las intervenciones en los inmuebles. Eso ocurrió al frente de la Alcaldía. El director de Comité de Patrimonio ve enseguida la obra. La pregunta es por qué no cerraron las obras, si vieron que no hay andamios, no tiene cerramiento, no están los mecanismos de protección, que no tiene licencia de construcción.

“Se ve que el edificio no tenía el balcón, pero, por qué se le autoriza, pues porque no tenemos una norma legal ni un plan de manejo especial del Centro; entonces a través de resoluciones se les hacen intervenciones a las casas del Centro; por eso hemos visto que crecen las terrazas, las piscinas en las terrazas, jardines y también se hacen ampliaciones en las alturas. La mayoría de casas han hecho estas intervenciones sin tener una norma que las regule, sino por seguimiento y directrices del Comité de Patrimonio. Hemos dejado la voluntad y reglamentación de los cartageneros en un comité que no tiene la facultad ni las competencias para sacar todas las norma y determinar el futuro del Centro”, expresó Niño, reclamando por qué el Distrito retiró el PEMP del Centro presentado al Ministerio de Cultura.

Por último, el concejal Carlos Barrios pidió más acciones de la oficina de Patrimonio del IPCC. “La citación va dirigida al IPCC, pero debe ir a la oficina de Patrimonio, que la maneja Alfonso Cabrera. Nunca he visto una casa del Centro que haya sido sancionada por la oficina de Patrimonio. Y hay una reglamentación, la 388 del 97, y la misma creación del IPCC, que establece cuáles son las funciones de la oficina de Patrimonio; entonces a qué juega esa oficina. El señor Cabrera no necesita empalme ni conocer, porque tiene ahí ocho años; desde que lo sacaron de la administración de Judith Pinedo y él demandó y lo reintegraron en el 2012. A mí no me van a decir que es que la oficina de patrimonio no conoce, porque su función es la de control urbano en el Centro de Cartagena. Creo que en la proposición hay que traer a la oficina de Patrimonio y que nos diga cuáles son las visitas técnicas a los inmuebles en el Centro que están en estado de deterioro (...) La vez pasada lo citamos en el Concejo y no pudo dar reporte de cuántas visitas hacen, cuáles son los cierres de obra. A esa oficina hay que ponerle la lupa y mirar el informe, porque ahí trabajan personas que vienen de hace tiempo en el IPCC y deben tener caracterización de los inmuebles del Centro para saber cómo se hace el control”, concluyó Barrios.

Quejas por permisos

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS