Política


“Restricción de parrillero no disminuyó delitos cometidos en motos”: Alcaldía de Cartagena

Eso dijo la Alcaldía tras la petición de varios miembros del Concejo Distrital y de la Asamblea de Bolívar de revocar el decreto que permite el parrillero mujer en ocho barrios de Cartagena.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

12 de febrero de 2020 12:00 AM

Varios concejales le pidieron el lunes al alcalde William Dau Chamatt que revoque el decreto que permite la circulación de motos con parrillero mujer en ocho barrios (firmado el 31 de enero), en los que antes no se permitía ningún tipo de parrillero como una medida para mejorar la seguridad en estas zonas.

Ahora, a la petición se sumaron miembros de la Asamblea Departamental. El diputado Víctor Mendoza Saleme hizo una proposición, firmada por otros siete miembros de la corporación, en la que insta al alcalde Dau a analizar el decreto y considerar que se vuelva a implementar la restricción de parrillero hombre y mujer en los ocho barrios donde se implementaba.

“El acto administrativo en mención estaba trayendo resultados positivos con lo que tiene que ver con la reducción de atracos con armas de fuego y material cortopunzante. Esto deja en entredicho que el señor William Dau no analizó estas cifras y expidió un nuevo decreto que lo que ha traído es una ola de atracos, generando pánico en los habitantes de estos sectores. Con la presente proposición queremos dejar constancia los miembros de esta corporación que cualquier afectación en la integridad de los ciudadanos, y en especial de los niños, podría estar en cabeza del alcalde distrital, por no expedir los actos administrativos tendientes a garantizar la seguridad”, indicó el diputado Mendoza Saleme, teniendo en cuenta también que la Policía había solicitado al Distrito que la restricción de parrilleros, tanto hombre como mujer, siguiera en los ocho barrios y se extendiera otros dos más.

Se basó en estudio
del Cosed

Sin embargo, otra cosa es lo que dice la Alcaldía de Cartagena, quien señaló que para tomar la decisión se basaron en un estudio del Centro de Observación y Seguimiento al Delito (Cosed), que indica “que la sola medida no implica un mejoramiento sustancial con relación a la seguridad en las zonas donde aplica este tipo de restricciones”, añadiendo que no se puede medir la efectividad o no del nuevo decreto por lo que se publica en redes sociales, sino por estudios concretos.

Esta decisión se adoptó con base en el informe del Cosed, no fue una decisión apresurada sino basada en un estudio serio. Desde el principio se pensó esta como una medida transitoria de cinco meses, hasta el 30 de julio del año en curso. Para la administración es importante hacer un análisis de la medida a través de estudios que indiquen la efectividad del decreto, que no debería ser medida por temas de percepción en redes sociales y demás medios de comunicación, ya que ello podría llevar a un análisis que no necesariamente se corresponde a la veracidad de los hechos. Se hace necesario comparar las cifras del número de asaltos en lo barrios relacionados, antes de la expedición del mismo y cuyo medio de transporte fue la motocicleta, con cifras que se han generado luego de la expedición de dicho acto. Así mismo, el número de delitos de la naturaleza en los cuales tuvo participación una mujer, antes y después de la expedición del Decreto 174 del 31 de enero del 2020”, indicó la Alcaldía de Cartagena en un oficio que envió al Concejo Distrital.

De igual forma, en la misiva señala lo siguiente: “Entendemos la preocupación de la comunidad cartagenera de estos sectores y de toda la ciudad, y creemos necesario señalar ante sus preocupaciones que la situación que ha llevado a varios ciudadanos a pedir la revocatoria está fundada en un tema de percepción de inseguridad, mas que un tema real y concreto. Lo demuestra un estudio del Cosed, que en uno de sus apartes concluye que la aplicación de este tipo de restricciones por sí solas no implican un mejoramiento sustantivo de las condiciones de seguridad en las zonas donde se ejecutan. Lo anterior supone que la aplicación del decreto de restricción de uso de parrillero, fuera hombre o mujer, en el pasado no representó un mejoramiento de las condiciones de seguridad en dichas zonas, que se viera representado en disminución de delitos cometidos en motos”.

Así, son muchos los mototaxistas que celebran esta medida de la Alcaldía. “Ahora tenemos más opciones, más clientes, porque es mucha la gente que trabaja en los barrios donde no se permitía el parrillero, como Manga, que tenía dificultades para llegar allá. Muchos de nuestros clientes comentan cuando los llevamos que esto ha sido lo mejor porque llegan más rápido”, indicó un mototaxista.

Sin embargo, residentes de los barrios donde se empezó a permitir que mujeres vayan de parrilleras se quejan y dicen sentirse inseguros por atracos recientes en estos sectores de la ciudad.