Política


"Se acabaron las excusas para no acudir al Concejo": Manolo Duque

A la sede del Concejo de Cartagena parece que algunos funcionarios distritales le han cogido fobia, dada la poca asistencia de estos a los debates de control político.

Como un llamado de atención fueron asumidas las palabras del alcalde Manolo Duque a directores y secretarios de despacho que, en los últimos días, le han sacado el cuerpo a debates de control político en el Concejo de Cartagena.

El “tirón de orejas” se conoció, luego que el alcalde y los concejales se reunieron para tratar el tema, y estos le manifestaran su preocupación por las reiteradas faltas de funcionarios citados a la plenaria.

En una reciente jornada de debates de control político a todos los secretarios, los grandes ausentes fueron los titulares de Educación, Germán Sierra; Infraestructura, José Carrasquilla; y el director del DATT, Edilberto Mendoza, todos con excusas de última hora.

En el caso de Mendoza, ya había dejado plantados a los concejales el pasado 21 de marzo cuando se realizaría un debate al pico y placa para vehículos particulares; el secretario de Infraestructura, y la secretaria de Planeación Distrital, Luz Elena Paternina se excusaron. Mendoza dijo que debía cumplir una cita inaplazable en la Fiscalía.
Pero a la lista de ausencias y excusas se sumó recientemente hasta el gerente de Transcaribe, Humberto Ripoll, quien era considerado un funcionario cumplido.

La segunda parte de un debate sobre las finanzas de Transcaribe no pudo cumplirse porque Ripoll también se excusó, aduciendo razones médicas. Ante esto el concejal César Pión pidió que se aplazara el debate, una vez más, por la  falta del titular.

Lewis Montero, presidente del Concejo consideró que es importante que los funcionarios cumplan o de lo contrario se atenta contra el curso de las sesiones plenarias, lo que dilata y entorpece las gestiones coadministrativas del Concejo.

Moción de observación
Fue el concejal Américo Mendoza quien propuso que en estos casos era pertinente aplicarle la moción de observación a los funcionarios, y en especial a Ripoll.

La moción de observación la aplican los concejos a los secretarios distritales, y es un acto en el que la corporación manifiesta una crítica pública y un reproche político al servidor público, aunque no deriva esencialmente en la separación del cargo.

El llamado de Manolo
El alcalde pidió a su equipo cumplirle al Concejo por sobre cualquier circunstancia.

“He dado instrucciones precisas, les dije a los secretarios que no hay nada más importante que la agenda del alcalde y también la de los concejales. Si son citados tienen la obligación de asistir, a menos que haya una causal mayor, que ellos sabrán entender, pero no podemos sacar excusas para no atender a los coadministradores de la ciudad”, dijo Manolo.

Recalcó que se les debe dar la importancia que merecen los concejales de Cartagena. “Creo que este Concejo ha trabajado de la mano con la administración por eso destaco la importancia de que los secretarios asistan a los llamados que les hace la junta coadministradora de la ciudad”, dijo Duque.

Reveló que los concejales le pidieron que les exigiera a los secretarios asistir a las sesiones a las que son citados. “En muchos casos no le dan la importancia debida a los concejales, con quienes me reuní y de buena forma me preguntaron qué pueden hacer porque quieren trabajar de la mano de la administración, pero muchos secretarios no colaboran”.

El alcalde aunque no dijo nombres, pero confía “en que todos los funcionarios asistan cuando sean requeridos por los coadministradores de Cartagena”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS