Política


“Soy blanco de un sicariato judicial desde la Fiscalía”: Camilo Romero

Camilo Romero, precandidato presidencial del partido Alianza Verde, se refirió a la investigación que lleva el ente acusador en su contra.

REDACCIÓN POLÍTICA

25 de agosto de 2021 12:05 PM

El precandidato presidencial Camilo Romero se fue lanza en ristre contra la Fiscalía, señalando que sería blanco de un “sicariato judicial” por parte del ente acusador en el proceso que se lleva en su contra.

Se trata de un caso que empezó durante el periodo en que Néstor Humberto Martínez estuvo al frente de la Fiscalía, por presuntas inconsistencias en las condiciones para comercializar aguardiente en Nariño. Ese caso lo lleva hoy la Corte Suprema de Justicia. (Lea: Camilo Romero lanzó su precandidatura presidencial por el partido Alianza Verde)

En rueda de prensa, Romero habló de presuntas irregularidades de la Fiscalía en el tratamiento de pruebas, así como de presuntas inconsistencias en el trámite de negociación de los principios de oportunidad a personas vinculadas al caso y “el manejo con cálculo político que se le ha dado”.

Para Romero, la Fiscalía habría dilatado el proceso durante tres años para que coincida con la actual contienda electoral presidencial y así “obstruir pruebas que beneficiaban a la defensa”.

“La Fiscalía, que fue creada para combatir la criminalidad, es la misma que convirtió Néstor Humberto Martínez en un aparato criminal no solo para entrampar la paz, sino además para atentar contra la democracia con actuaciones como la del sicariato judicial en mi contra a fin de impedir un liderazgo alternativo y de cambio para el país”, expresó Romero.

Este recordó que su caso está relacionado con la venta de 80 mil cajas de aguardiente en 2016 cuando era gobernador de Nariño. Alega que se carece de elementos en su contra al enfatizar que no se perdió ni un centavo y que todo el dinero de la venta entró a la Gobernación, como lo certificó la Contraloría.

“La Fiscalía otorgó principios de oportunidad a dos personas vinculadas en el caso, pese a que las mismas habrían expresado no tener ninguna prueba en su contra -de Romero-. De igual forma, la Fiscalía usó un celular como supuesta prueba reina, para dilatar el proceso más de tres años aun contando con un peritazgo que precisaba que el móvil estaba descompuesto”, indicaron desde el equipo de Romero.

El precandidato presidencial pide a la Corte Suprema de Justicia que su proceso se revise y se reoriente.

El precandidato asevera que las supuestas violaciones al debido proceso se mantendrían de parte del fiscal primero delegado ante la Corte Suprema de Justicia, Jorge Hernán Díaz, indicando que este era funcionario de confianza de Néstor Humberto Martínez Neira.

Romero también denunció presuntos episodios violatorios en el despacho del magistrado ponente Ariel Augusto Torres, de la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema, por lo que pidió al alto tribunal que revise y reoriente el desarrollo del proceso, en busca de mayores garantías tanto en esta etapa preparatoria como en el juicio.

  NOTICIAS RECOMENDADAS