Tribunal admite demanda que acabaría con sillas vacías en el Concejo

19 de octubre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El Tribunal Administrativo de Bolívar admitió una demanda de nulidad simple, presentada por el exconcejal Germán Zapata y su apoderado legal, Édgar Piña Montero, contra la resolución 052 del 26 de marzo de 2018 del Concejo de Cartagena. El magistrado ponente de la demanda es Luis Miguel Villalobos Álvarez.

Esta resolución fue expedida por el actual presidente del Concejo, Wilson Toncel, quien declaró la vacancia temporal de las curules de varios concejales investigados por los delitos de cohecho y prevaricato, y declaró la silla vacía en la corporación en dichas curules.

La demanda busca demostrar que la silla vacía no es procedente y las curules deben ser ocupadas por quienes  siguen en el orden en las listas de los partidos que aspiraron al Concejo de Cartagena en las elecciones de octubre de 2015. Pero hasta el momento nadie puede ocupar esas curules.

En la actualidad están sesionando los concejales por el Partido Cambio Radical, Wilson Toncel (presidente) y Dagoberto Macías; por el Partido Conservador, Óscar Marín, Rodrigo Reyes, Rafael Meza y David Caballero; por el Partido de La U, César Pión; por el movimiento Cartagena Confirmas, Judith Díaz; por el Partido Opción Ciudadana, Lewis Montero; y por el Partido Liberal, Javier Curi.

Mientras tanto los concejales Erich Piña, del Partido Liberal; Américo Mendoza, de ASI; Luis Cassiani,  y Antonio Salim Guerra, de Cambio Radical; Édgar Mendoza Salame, conservador; William Pérez y Duvinia Torres Cohen, de La U; y Angélica Hodeg, de Alianza Verde, afrontan una medida de aseguramiento en casa por cárcel por la investigación que se les sigue, por presunto cohecho y prevaricato, en la elección de Nubia Fontalvo como contralora distrital en enero de 2016.

Por ese sonado caso fueron vinculados el exalcalde Manolo Duque, su primo hermano José Julián Vásquez y  el exconcejal Jorge Useche. Una curul más que quedó vacía fue la que dejó el exconcejal David Dáger, quien renunció al cargo.

La demanda
Pero para el exconcejal Germán Zapata, directivo del Partido ASI, y su abogado Piña, “esas curules vacías deben ser ocupadas”.

El abogado explicó a El Universal las pretensiones de la demanda. “Se trata de una demanda simple de interés general, amparando el derecho a la representación efectiva de la sociedad cartagenera”, dijo el jurídico.

De acuerdo al demandante básicamente se busca la nulidad de la resolución 052 de marzo, que declara la silla vacía en las curules.

“El planteamiento es que con esta resolución el Concejo está aplicando el Acto Legislativo 02 de 2015, pero hay que tener en cuenta que ese acto no tuvo control de constitucionalidad, ya que la Corte lo declaró inexequible; independientemente de que el presidente de la República lo haya sancionado es una ley especial, que va en contravía del artículo 2 de la Constitución, que habla de los derechos políticos, como elegir, ser elegido y ser representado, lo cual está dentro de los derechos universales”, explicó Piña Montero.

“Y lo más importante es  el derecho a ser representado, pero los congresistas que hicieron esta ley (Acto 02 de 2015), se les olvidó estudiar lo que dicen y ordenan los artículos 2, 3, 4 y 40 de la Constitución Política, que son derechos fundamentales que están por encima de cualquier reforma”.

Para este abogado, “la silla vacía no se puede dar en ninguna corporación, sea Asamblea, Concejo o JAL, porque el elector es el dueño de la representación efectiva, es decir, el constituyente primario que votó”.

A la pregunta  de por qué se dio la silla vacía en el Congreso durante el periodo de la parapolítica, el demandante dijo que cuando se dio el Acto Legislativo 02 de 2015, la rama judicial fue la primera que demandó su inconstitucionalidad, luego la silla vacía en Colombia no se puede aplicar, según este demandante, en ningún caso.

Germán Zapata, quien fue concejal, aspiró por el Partido ASI, y él mismo entraría a ocupar la curul que dejaría Américo Mendoza, investigado por el caso Fontalvo.

Medida cautelar
La demanda admitida reclama el control de constitucionalidad por la vía excepcional, esto quiere decir que si un artículo es incongruente con la Constitución debe anularse el acto administrativo (resolución) que otorgó la silla vacía.

El Tribunal dio traslado de la petición, por 30 días, a la Procuraduría y el Concejo de Cartagena, pero igualmente el demandante solicitó una medida cautelar especial “para suspender la fuerza de ley de la resolución 052”. Lo anterior quiere decir que de prosperar este mecanismo se acortarían los tiempos, ya que el Concejo y la Procuraduría tendrían cinco días para contestar la demanda. Y si el Tribunal otorga esta medida, los reemplazos en el Concejo que entrarían a ocupar las curules vacías serían más pronto de lo esperado.

Ante este panorama se espera un pronunciamiento de la mesa directiva del Concejo que preside el concejal Wilson Toncel, lo cual no se ha dado.

Tutelas no prosperaron

Las curules vacías en el Concejo por la investigación del ‘caso Fontalvo’ que se sigue a varios concejales detenidos en casa por cárcel, han sido reclamadas desde hace varios  meses por demandantes interesados en que otros aspirantes ocupen el cargo de concejal, pero el mismo Tribunal ha fallado en contra de esa pretensión.

El Universal conoció que los argumentos del Tribunal se soportan en fallos y sentencias del Consejo de Estado y las altas cortes. Sin embargo, la demanda actual es inédita ante las demandas presentadas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS