Política


William Dau, la ‘sorpresa electoral’ que marcó a Cartagena en 2019

El nuevo alcalde es un activista de 67 años que planea conducir a Cartagena por el camino de la decencia y derrotar la corrupción. Su primera victoria fue en las urnas.

LIA MIRANDA BATISTA

26 de diciembre de 2019 08:00 AM

La jornada electoral del pasado 27 de octubre ya quedó grabada en la historia de Cartagena de Indias. Aquel domingo, pasadas las 5:30 de la tarde y tras el conteo de las mesas escrutadas, las votaciones nombraron ganador a William Jorge Dau Chamatt, el activista, el de las redes sociales, el desconocido, el independiente.

El triunfo resonó en cada sector de la cuidad. El asombro era total teniendo en cuenta que el principal contendor de Dau tenía no solo maquinaria política, sino el apoyo de varios partidos. Contra todo pronóstico Dau derrotó a 11 candidatos: William García Tirado, Yolanda Wong Baldiris, Fernando Araújo Perdomo, Sergio Londoño Zurek, Claudia Fadul, Nabil Báladi, Jaime Hernández, Minerva Romero, Rosmery Torres y Germán Viana.

Era tal su popularidad que no necesitó de enormes vallas publicitarias en las calles o cuñas radiales para dar a conocer su propuesta de gobierno. Su movimiento ‘Let’s Save Cartagena’ (Salvemos a Cartagena) se convirtió en su plataforma política. Desde ahí lanzaba dardos a sus contendores, relevaba ‘secretos’ ocultos de la política tradicional y expresaba sus deseos de convertirse en el nuevo mandatario de los cartageneros.

Al respecto, Carlos Arias, profesor de Comunicación Política de la Universidad Externado, explica que la forma como Dau Chamatt utilizó las redes sociales para construir una narrativa alrededor de la diferencia de hacer política desde la ciudadanía fue fundamental para diferenciarse de sus adversarios.

“El triunfo del candidato, hoy nuevo alcalde de Cartagena, a través de su página Salvemos a Cartagena, confirma que la comunicación política moderna está en los bolsillos de los ciudadanos a través de sus dispositivos móviles. También confirma que cada vez más la indignación en redes sociales se convierte en participación política, y que ese fenómeno no es exclusivo de las grandes capitales o del Pareto electoral”.

Para Arias, con su página ‘Salvemos a Cartagena’, Dau logró multiplicar la indignación que representaba. “Dau logró multiplicar su discurso haciendo que cada vez más los voluntarios se convirtieran en activistas y los mejores mensajeros persuasivos para llamar al voto de los indecisos”, sostuvo.

Su discurso “anti- malandrines”

El activista anticorrupción logró lo impensable: consolidar una campaña política a través de las plataformas digitales y convertirse en el nuevo líder que representará no solo su hastío y distancia con las castas políticas tradicionales, sino también el de la ciudadanía.

Sus frases típicas como “abajo los malandrines”, y “pellízcate, Cartagena” se consolidan como su lema de gobierno, y aunque recibió criticas por tener un programa de gobierno de tres páginas, expresó que “nada está por sentado”.

“El alcalde no es un especialista en derecho, contabilidad, finanzas y cuanta rama existe de la ingeniería para poder decidir unilateralmente y antes de asumir el cargo cuáles son las medidas concretas para solucionar los problemas de ciudad. Lo contrario, trae es incertidumbre e improvisación que termina en ‘chambonería’, como todos los planes de gobierno presentados por candidatos desde que tenemos uso de la memoria”, dijo.

Su equipo de gobierno

“La estoy botando de jonrón”, dijo William Dau emocionado durante la presentación del informe del empalme.

Desde que abrió convocatoria publica para más de 18 cargos de importantes secretarias y dependencias del Distrito, el alcalde electo ha presentado uno por uno a los profesionales que lo acompañarán durante su periodo 2020- 2023.

Hasta ahora ha recibido elogios por parte de la ciudadanía. Entre los profesionales a destacar de su gabinete figura un exconcejal del Polo Democrático, David Múnera Cavadía; una rectora de un colegio público y el director del Observatorio Laboral de Cartagena.

A pocos días de su posesión, Dau sigue moviendo masas y alentando a la ciudadanía a rodearlo, porque como ha expresado en varias oportunidades, “no será fácil empezar”, pero “ya se rompieron las cadenas”.