Atlántico


A gremios del Atlántico les urge conocer efecto del Plan Maestro de Salamina y El Piñón

Los empresarios quieren saber de qué manera se afecta la Zona Portuaria de Barranquilla con el dragado por agitación en el sector de la isla Tamarindo de por lo menos 1.607.280 metros cúbicos de sedimentos.

EL UNIVERSAL

15 de enero de 2022 08:29 AM

Los gerentes y presidentes de las diferentes agremiaciones empresariales del Atlántico, manifestaron, de manera urgente, conocer los efectos que tendrá ell Plan Maestro de Salamina y El Piñón en canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla.

Efraín Cepeda T., presidente ejecutivo Intergremial Atlántico; Héctor Carbonell, director ejecutivo, CCI Norte; Lucas Ariza, director ejecutivo Asoportuaria; Manuel Fernández, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Barranquilla; Alberto Vives, gerente ANDI Atlántico y Magdalena, e Ismael Quintero, presidente de la Sociedad de Ingenieros Atlántico, solicitaron a expertos de la Universidad de Cartagena y el Magdalena, sobre la incidencia que tendrá el dragado en la isla Tamarindo.

“Sea lo primero manifestar nuestra solidaridad con los habitantes de Salamina y El Piñón por las afectaciones que han sufrido desde el año 2018 debido a la erosión en la ribera derecha del río Magdalena, la cual amenaza permanentemente con provocar su desbordamiento y que ha ocasionado daños en la estación del ferry y en la vía que comunica con esos municipios. Esta región necesita y merece una solución de fondo a esta problemática”, dice en primera instancia el pronunciamiento.

Lea aquí: Dimar pide a bañistas acoger recomendaciones de las autoridades

Agrega que “sin embargo, vemos con preocupación que el Plan Maestro de Salamina y El Piñón contempla un dragado por agitación en el sector de la isla Tamarindo de por lo menos 1.607.280 metros cúbicos de sedimentos. Al ser un dragado por agitación, el transporte de sedimentos no es controlado y es incierto el rumbo que estos tomen, pudiendo afectar todavía más las condiciones del canal navegable de la Zona Portuaria de Barranquilla”.

“Así mismo, se ha manifestado por parte de los diseñadores de las obras que se prevé una erosión inducida de la Isla Tamarindo, como efecto de la ejecución de las obras propuestas. Esta erosión tendría también un efecto de millones de metros cúbicos que ineludiblemente serán transportados hacia la desembocadura, con unos posibles efectos que no se han cuantificado”, anota.

Recomienda que “antes de realizar una intervención de tal magnitud e importancia, las entidades a cargo deben estudiar, analizar, modelar y soportar los efectos acumulativos de estos sedimentos removidos aguas abajo y garantizar que esto no genere mayor sedimentación en los sistemas activos aguas abajo, específicamente en el canal navegable de Barranquilla y sus zonas aledañas”.

“Es pertinente recordar que, en octubre de 2020 y en medio de las advertencias que el gremio portuario elevó en su momento, se realizó un dragado inducido de cerca de 500.000 metros cúbicos en Salamina, en donde gran parte de este volumen fue vertido nuevamente al río Magdalena, para que un mes después se registrara una sedimentación calificada por Cormagdalena como atípica, especialmente en el kilómetro 11, un sector que históricamente poco se sedimentaba”, sostienen los empresarios.

Terminan diciendo que “debido a lo anterior, solicitamos a Cormagdalena, al INVÍAS, a la Unidad de Gestión Del Riesgo, a la Universidad del Magdalena, a la Universidad de Cartagena y demás instituciones involucradas con la formulación y futura ejecución del Plan Maestro de Salamina y El Piñón, que antes de realizar cualquier intervención sobre el Río Magdalena, se realicen los estudios de impacto ambiental y sedimentológico para evitar trasladar la problemática aguas abajo. En ese mismo sentido, solicitamos la realización de una mesa técnica a fin de analizar las observaciones a que hubiere lugar”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS