Atlántico


A través del emprendimiento fortalecen proyecto de vida a jóvenes barranquilleros

En este tercer año de estar funcionando en el barrio Las Nieves, Coca-Cola Femsa y Vive Bailando, han implementado un módulo de emprendimiento que prepara a los jóvenes para volver realidad su proyecto.

Coca-Cola Femsa y Vive Bailando llevan a cabo un proyecto para promover el desarrollo de los jóvenes del barrio Las Nieves de Barranquilla, donde desde el 2017 han trabajado de la mano para la formación de ellos en habilidades transversales y en el fortalecimiento de capacidades para convertirlos en agentes de cambio.

En este tercer año de ejecución, se fortalece el programa con la implementación de un módulo de emprendimiento que prepara a los jóvenes para volver realidad su proyecto de vida, a través de la promoción de competencias empresariales.

Con este fin se vinculó al proyecto MacondoLab, el Centro de Crecimiento Empresarial de la Universidad Simón Bolívar, reconocido como el principal acelerador de negocios de Colombia, quien creó especialmente para estos jóvenes, una metodología que les permita alcanzar sus sueños.

Silvia Barrero, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola Femsa, resaltó que “este proyecto se enmarca en el propósito de nuestra entidad de transformar positivamente las comunidades vecinas de nuestros centros de trabajo. Por medio de la inclusión de conocimientos en emprendimiento estamos fortaleciendo el trabajo que ya se ha adelantado con el arte y la danza y generamos otras perspectivas de desarrollo para los jóvenes barranquilleros de la comunidad del barrio Las Nieves”.

Lorenzo Zanello, miembro de MacondoLab, sostiene que este nuevo módulo de aprendizaje, que complementa las capacidades que los participantes han desarrollado en relación a proyecto de vida y convivencia y paz, “tiene como objetivo que los veinte jóvenes integrantes del Grupo Élite de Vive Bailando en Las Nieves desarrollen habilidades en temas relacionados con el emprendimiento, convirtiendo sus sueños en realidad y transformando sus vidas”.

Zanello explica que el módulo está constituido por ocho temáticas a desarrollar:

Reconocimiento de sueños, Identificación de problemáticas, Transformación de las problemáticas en oportunidades de negocio, Diseño de solución y propuesta de valor, Proceso de validación de la solución, Diseño de modelo de negocio, Estrategia de producción y comercialización y Capacitación en comunicación.

En este proceso los jóvenes construirán su proyecto a partir de sus sueños y pasiones, identificarán problemáticas de sus comunidades, propondrán alternativas de negocio que puedan dar respuesta a estas situaciones y posteriormente pasarán a la construcción de una propuesta de valor que validarán a través de comentarios de sus posibles clientes y de la comunidad que quieren impactar.

El proceso continúa con el diseño de un modelo de negocio y su marca. Los jóvenes definirán aspectos como mecanismos de producción y comercialización, bien sea de un producto o un servicio, y finalmente recibirán una capacitación en comunicación asertiva para que puedan presentar de manera efectiva su emprendimiento. Esta iniciativa finalizará en los primeros días de diciembre de 2019 con una presentación de los emprendimientos de los jóvenes ante el ecosistema empresarial de Barranquilla.

Clemencia Vargas, directora Ejecutiva de Vive Bailando, resalta que “este módulo se hace con el objetivo de que los jóvenes adquieran habilidades prácticas que les permitan identificar problemas en sus entornos y proponer soluciones viables desde el emprendimiento, que desde el proyecto les aportemos las herramientas reales que necesitan para alcanzar sus sueños y volver realidad su proyecto de vida”.

Santiago Mogollón y Julián Fruto, son dos de los jóvenes que hacen parte del Grupo Élite de Vive Bailando Las Nieves, apoyado por Coca-Cola Femsa, y que actualmente están cursando este módulo de emprendimiento.

“En este proyecto con MacondoLab, Vive Bailando y Coca-Cola Femsa hacen mucha referencia a los sueños y yo nunca me había puesto a pensar en esto. Mis sueños los descubrí en este espacio”, resalta Santiago, de 18 años, amante de la lectura, las matemáticas, el voleibol y apasionado por el baile.

Julián tiene 19 años y además del baile, se ha enfocado en la producción audiovisual y comunicación. “Pienso estudiar comunicación audiovisual” dice, y destaca que con el módulo de emprendimiento ha aprendido que, “si uno quiere generar una empresa, uno tiene que proyectarse, tener un cronograma, una planificación, hay que organizarse y buscar la manera en que se pueda sostener con su mismo dinero o con capital, y poder buscar personas que les guste aquello en lo que tú quieres emprender”.

Ambos coinciden en que con el avance en las clases quieren hacer reales y sostenibles sus proyectos. El objetivo de Santiago apunta a la moda sostenible, “a partir de las clases he pensado mucho en que me gustaría crear una tienda de ropa para personas de bajos recursos, para que no tengan que gastar tanto”.

Por su parte, Julián quiere seguir enfocado a la producción audiovisual, que es su pasión “en cinco años pienso tener mi empresa, parte de mi proyecto de vida es tener mi propio estudio audiovisual, con equipos como cámara, micrófono y computador”. Actualmente, Julián lidera el grupo de reporteros, que se dedica a realizar contenidos audiovisuales del proyecto.

Con esta iniciativa de Vive Bailando con Coca-Cola Femsa, se promueven espacios para que los jóvenes que pertenecen al programa alcancen sus sueños, no solo fortaleciendo sus estilos de vida activos y saludables, capacidades de liderazgo y comunicación a través del baile, sino también generando alternativas estructuradas para sus proyectos de vida, termina diciendo Clemencia Vargas.

Hay que resaltar que el emprendimiento en Colombia ha tomado fuerza en los últimos años, el 90% de los colombianos consultados en el más reciente Reporte Global de Emprendimiento, publicado por Portafolio, afirman estar dispuestos a invertir su tiempo libre en trabajar en su idea de negocio, pues esta actividad se ha convertido en un motor de desarrollo empresarial, humano y social, que emplea la innovación como herramienta para la construcción de proyectos de vida, especialmente de los jóvenes. El abrir espacios de acompañamiento para que esta población reconozca en el emprendimiento un método para el desarrollo de sus planes de vida, se vuelve cada vez más primordial.

  NOTICIAS RECOMENDADAS